RECLAMO ANTE EL TCA

Demandan a la IMM por acoso laboral; pareja denuncia reducción de horas e insultos

En el escrito los profesionales hicieron referencia a un supuesto insulto que recibió la contadora por parte de una superior. “Sos igual que tu hija Down”, dijo la jefa, según la demandante.

Intendencia de Montevideo. Foto: Nicolás Pereyra
Dos profesionales señalaron ante el TCA que se les redujo la carga laboral mediante “abuso de poder” y “hechos y actos irregulares”. Foto: Nicolás Pereyra

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una pareja de contadores alegó que sufrió un infierno en la Intendencia de Montevideo (IMM). A instancias de un gerente, la contadora y su pareja, con la misma profesión, vieron disminuida su carga laboral de seis a cuatro horas. En una de las conversaciones sobre el tema con una subcontadora municipal, también jerarca, esta le dijo: “Sos una down igual que tu hija”.

La denunciante salió llorando de la oficina de su superior y fue al baño. “Dos compañeras me encontraron allí y les conté lo sucedido”, dijo la denunciante a El País.

El insulto consta en informes elaborados por el Ministerio de Trabajo y en una carta que la profesional entregó en mano a mediados de 2018 al entonces intendente de Montevideo, Daniel Martínez, en la Junta Departamental.

El año pasado, la contadora y su esposo presentaron en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) un recurso de nulidad contra la decisión de la Intendencia de trasladarlos a otra sección y reducir su carga laboral. En la denuncia también se menciona un supuesto abuso laboral y malos tratos efectuados por el jerarca de una repartición municipal.

“Nuestra abogada presentó en el Tribunal de Cuentas la investigación del MTSS como prueba material. El Tribunal de Cuentas pidió los antecedentes del caso. Los insultos de la subcontadora hacia mí constan en la investigación que nosotros pedimos al Ministerio de Trabajo”, dijo la contadora municipal.

Acción de nulidad.

En la demanda ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, la contadora y su esposo solicitan una acción de nulidad por “hechos y actos irregulares” e “ilícitos” de la administración. El reclamo, al que accedió El País, sostiene que, como todo profesional que trabaja en la IMM, ambos tenían una carga horaria de cuatro horas, pero desde hace más de 10 años realizaban una extensión horaria trabajando seis.

Se nos excluyó del beneficio de la extensión horaria sin expresión de motivos como exige la legislación vigente”, dicen los demandantes. Y agregan que la reducción de la carga horaria se dio exclusivamente contra el matrimonio, no afectó a ninguno de los otros contadores o a funcionarios de ninguna de las áreas del departamento.

El documento ante el TCA sostiene que sus carreras se vieron perjudicadas por “desviación de poder” y por la violación de derechos, ya que la baja de la carga horaria les afecta tanto en su desempeño funcional como económicamente, porque ella les significa una rebaja salarial de casi un 50%.

Los dos profesionales pretenden una reparación por los supuestos daños y perjuicios sufridos.

Investigación interna.

En junio de 2018, la contadora denunciante concurrió a la Junta Departamental de Montevideo y le entregó un sobre al intendente Martínez, donde constaban las “injusticias” que debió enfrentar ella y su esposo en un departamento de la IMM.

En septiembre del año pasado, la administración Martínez dio trámite a una investigación interna sobre los supuestos abusos laborales e insultos sufridos por la contadora.

“Luego presenté nota ante el Ministerio de Trabajo y desde allí preguntaban a la Intendencia en qué estaba la investigación”, dijo la profesional.

La Intendencia tomó declaraciones a todos los funcionarios de la repartición para saber si alguno de ellos habían escuchado insultos de la subcontadora a la contadora denunciante. Todos negaron. Dos funcionarias dijeron que se encontraron con la demandante en el baño y que esta les dijo que la subcontadora la había comparado con su hija que sufre Síndrome de Down. En enero de 2019, la IMM cerró la investigación señalando que no había constatado que existieran insultos a una contadora.

Un director municipal dijo a El País que recibió a la contadora denunciante y a un edil del Partido de la Concertación en su despacho. Sin embargo, prefirió no efectuar declaraciones alegando que se trataba de un tema jurídico complejo y no sabía “cuánto de verdad y de mentira” había en el caso.

El País trató en vano de comunicarse ayer con el director de Jurídica de la IMM, Ernesto Beltrame.

“Hubo omisiones e irregularidades”

El reclamo presentado ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo señala que, en los procedimientos de traslado de los dos funcionarios por parte de la Intendencia de Montevideo, se produjeron “omisiones e irregularidades de tal magnitud” que derivan en la nulidad absoluta de las resoluciones dictadas.

El gerente de la sección, dice la acción de nulidad, con “ejercicio abusivo” de sus facultades y con argumentos que no condicen con los resultados de los concursos llevados a cabo por los demandantes, descarta “en forma descarada”, las calificaciones y evaluación de desempeño de los reclamantes.

Ello, dice el escrito presentando en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, “evidencia la animadversión” del jerarca hacia los demandantes y su “injustificada predilección” por funcionarios menos meritorios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)