Inseguridad

Delincuentes desalojaron por la fuerza 140 casas en zonas rojas

La Fiscalía investiga a tres grupos organizados que extorsionan a vecinos.

Cerro Norte, Casabó y Casavalle son algunos de los barrios donde operan las bandas. Foto: M. Bonjour
Cerro Norte, Casabó y Casavalle son algunos de los barrios donde operan las bandas. Foto: M. Bonjour

"Nos amenazaron con armas de fuego. Tenía que pagar o irme. Eran tres personas. Nos fuimos solo con lo puesto. Nosotros no éramos los propietarios de la casa; habíamos comprado los derechos posesorios por poca plata", dice una denuncia de una víctima de una banda de extorsionadores realizada a la Zona VI (Cerro y barrios aledaños) a principios de este año.

El denunciante vivía con su familia en un vivienda de "Los Palomares" de Cerro Norte.

En este momento, la Fiscalía y la Policía investigan a tres bandas que realizan extorsiones a vecinos en barrios de la periferia de Montevideo.

"Un grupo copia la modalidad del otro", dijo a El País una fuente de la investigación.

Las extorsiones a vecinos en barrios precarios de Montevideo datan desde hace muchos años. No obstante, recién ahora comenzaron las denuncias contra los delincuentes.

Cerro Norte.

Cinco fueron las denuncias de víctimas de extorsiones recibidas por efectivos de la Zona IV.

A algunas víctimas, los delincuentes les permitieron sacar algunos muebles y en otros casos fueron obligados a irse con lo puesto de sus viviendas. Poco después, los muebles fueron vendidos por integrantes de la banda.

Las informaciones proporcionadas por las víctimas motivaron un operativo de inteligencia coordinado por la fiscal Mónica Ferrero.

El líder de la banda, un joven de 19 años conocido como el "Bigote", fue capturado el 15 de mayo del 2018 y condenado un mes más tarde a una pena de siete años y seis meses de penitenciaría.

Fue acusado de cometer reiterados delitos de extorsión, dos rapiñas, lesiones graves y tráfico interno de armas de fuego y municiones.

Las familias perjudicadas por la banda del "Bigote" son hoy atendidas por la Unidad de Víctimas y se les resguarda la identidad, explicó la fuente.

En 2014 y principios de 2015, en "Los Palomares" operaba la banda liderada por "Vitito". La integraban su viejo amigo el "Negro Paolo" y el "Yorka". El Ministerio del Interior publicó la foto de los tres delincuentes prófugos y poco después fueron capturados por la Policía.

En 2016, cuatro juzgados investigaban delitos cometidos por la banda del "Vitito", entre ellos el homicidio del expreso Richard Luján Díaz. Vecinos denunciaron en esas sedes que la banda extorsionaba a pobladores y se había apoderado de viviendas, las que utilizaba como depósitos de armas y drogas.

Una fuente de la investigación estimó que ese grupo expulsó por los menos a 20 familias de sus casas a punta de pistola y amenazas verbales.

Zona III.

En asentamientos aledaños al barrio Mendoza, se constataron por lo menos 50 casos de extorsiones a vecinos en los últimos tres años, según la fuente que habló con El País.

Casavalle.

Una investigación realizada por el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, y la Dirección de Información Táctica (DIT) desarticuló la banda de "Los Chingas" que extorsionaban a vecinos en el barrio Casavalle.

El 20 de marzo de este año, en su escrito de acusación, el fiscal dijo que, en tan solo 15 días —entre el 15 de octubre y el 1° de noviembre de 2017— 77 personas y 25 apartamentos fueron desalojados por la fuerza por la banda.

Desde el 1° de diciembre de 2017 en adelante, las personas desalojadas superan las 110 y los apartamentos vaciados fueron unos 40.

Según el fiscal Rodríguez, fue de tal magnitud lo que ocurrió en Casavalle, que las escuelas públicas del barrio sufrieron la deserción masiva de estudiantes de hasta un 60% de los niños que dejaron de concurrir a clases. Y solo en el horario vespertino, la no asistencia llegó incluso al 83%.

Una investigación liderada por Ferrero detectó 23 casos de desalojos de vecinos por la fuerza en el barrio Casabó.

Vendían casas por $ 40.000

El fiscal Enrique Rodríguez señaló que quedó probado que ocho integrantes de la banda de “Los Chingas” se apoderaron por la fuerza de viviendas ubicadas en el barrio Casavalle. “Luego de ello y en poder de las fincas, procedían a comercializarlas en sumas que podían oscilar entre 40.000 y 80.000 pesos”, dijo el fiscal en su escrito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º