Justicia investiga fraude

Declaran 19 peritos del BSE por sobretasar autos chocados

Algunos presupuestos estaban “inflados” desde un 100% hasta un 200%.

El Banco de Seguros investigó maniobras de funcionarios con restos de vehículos. Foto: archivo El País
BSE investigó maniobras de funcionarios con restos de vehículos. Foto: archivo El País

La trama de corrupción era sencilla: los tasadores del Banco de Seguros del Estado (BSE) tasaban los daños del vehículo en una cifra muy superior en acuerdo con talleristas. Luego se repartían el dinero que pagaba el banco.

En abril de 2015, el Banco de Seguros detectó un incremento del costo siniestral, un indicador que la institución mide periódicamente y que si se distorsiona, es porque hay irregularidades. El Directorio decidió iniciar una investigación, primero interna y después externa, que reveló que había presupuestos de siniestros que estaban inflados entre 100% y 200%.

Posteriormente, el Banco de Seguros separó del cargo y sumarió a siete peritos, incluido al jefe del área.

En agosto de 2015, luego de finalizados los sumarios, el Banco de Seguros resolvió por unanimidad destituir y presentar denuncia penal contra los peritos tras confirmar la maniobra. Otro funcionario fue suspendido por 180 días y solamente dos quedaron por fuera de la trama de corrupción.

Un año más tarde, en setiembre de 2016, el Banco de Seguros inició un segundo sumario con separación de cargos de otros 11 tasadores y un perito, debido a la posibilidad de estar ante casos de sobrevaluación en la tasación de siniestros de automóviles. En total, los funcionarios investigados fueron 19, entre ellos un jefe.

Ahora, la jueza especializada en Crimen Organizado, Dolores Sánchez, y el fiscal de dicha materia, Luis Pacheco, citaron a partir del 4 de diciembre de 2018 a los 19 peritos del Banco de Seguros, acusados por el organismo de haber participado en las maniobras que generaron pérdidas millonarias a la institución estatal.

En su denuncia penal, el Banco de Seguros señaló que se detectaron "situaciones" que "podrían involucrar a otras personas", entre ellas talleristas.

Otra estafa.

El organismo estatal también inició un sumario para indagar un posible intento de fraude con un auto de alta gama enviado a restos.

Para que el BSE declare un vehículo como restos, debe tener un presupuesto de cuánto saldría repararlo. En función de ese monto la institución decide si es conveniente, para el propio banco y el socio, repararlo o, por el contrario, destruirlo.

En 2015, el BSE descubrió, por una inspección del coche con el presupuesto realizado por un perito y un tasador de la institución, que muchos repuestos que estaban en la lista se encontraban en óptimo estado en el vehículo. Al agregar repuestos de más subió el valor haciendo que fuera más conveniente enviarlo a restos que repararlo. Esta maniobra fue confirmada en el sumario y las dos personas que intervinieron fueron destituidas. El BSE ya había suspendido a los talleres involucrados. Es decir, no trabajan más con el banco.

En ese momento, una fuente del BSE expresó a El País que si esa maniobra hubiese prosperado, la institución pagaba el valor del auto al cliente, que estaba valuado en unos US$ 70.000, pero con unos US$ 10.000 lo arreglaba.

El director de la oposición en el BSE en representación del Partido Colorado, Fitzgerald Cantero, sostuvo en aquel instante que acompañó la decisión de la mayoría del directorio del banco de enviar el caso a la Justicia porque el sumario "estuvo muy bien hecho" por el área jurídica de la institución. Y agregó: "Fue una investigación con todas las garantías y está todo muy bien argumentado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)