Violencia en vacaciones

Declara un uruguayo por dar brutal botellazo a un argentino

La agresión ocurrió en la zona portuaria de Punta del Este a fines de enero.

Zona bolichera: se encuentra a metros del Puerto de Punta del Este. Foto: R. Figueredo
Zona bolichera: se encuentra a metros del Puerto de Punta del Este. Foto: R. Figueredo

La fiscalía indagará mañana lunes al joven uruguayo acusado de haber herido de gravedad a un adolescente cordobés al que impactó con un botellazo en el rostro.

El incidente ocurrió en la madrugada del jueves 24 de enero en las puertas de uno de los boliches existentes en la rambla portuaria de Punta del Este. El procedimiento quedó a cargo de la fiscal Silvia Andrea Naupp quien luego de la indagatoria determinará si pide al juez la formalización del acusado.

El lugar, durante cada verano, es el hepicentro de la juventud en el este uruguayo y que, a medida que pasan las horas y llega la madrugada, es el escenario de enfrentamientos a golpes y botellazos entre algunos de los presentes.

En esa madrugada, el joven Juan Cruz Carballo Argañaraz, un cordobés de 16 años, se encontraba acompañado por un grupo de amigos divirtiéndose como ocurrió en cada noche del verano desde que llegó desde Córdoba.

Por causas no precisadas, Juan Cruz fue “violentamente agredido por otro joven”, según denunciaron sus padres en la noche de este sábado en una nota publicada en la red social Facebook.

Previo a la publicación del documento, los padres del joven Juan Cruz contrataron al abogado penalista Jorge Barrera quien defiende los intereses del herido en la investigación que lleva adelante la fiscalía.

“Sin ninguna causa o motivo le arrojaron brutalmente un botellazo de vidrio en la cara que le provocó una lesión en la ceja y un severo corte en el ojo izquierdo, concretamente en la córnea y el globo ocular lo que inmediatamente le quitó la visión por completo”, señala la denuncia.

“Herido y acompañado por otros jóvenes, Juan Cruz caminó como pudo hasta la Comisaría del Puerto donde lo asistieron y rápidamente lo trasladaron de urgencia al Sanatorio Cantegril. Allí recibió primeros auxilios y debió someterse a una intervención quirúrgica especial para evitar la pérdida del ojo o la ceguera, según explicaron los médicos. Luego de eso, internación durante 3 días, curaciones, visión severamente reducida y desgraciadas vacaciones”, afirmaron los padres.

“Hoy ya de regreso en Córdoba, nuestro hijo ha mejorado, pero sigue con la visión notablemente reducida, no puede llevar una vida normal, y está notablemente confundido y deprimido. El pronóstico de los médicos es que en caso de evolucionar bien, quedará con secuelas permanentes en la capacidad visual de su ojo izquierdo, y si Dios quiere, evitaremos tener que hacer un transplante de córnea para mejorar su calidad de vida a los apenas 16 años. Un joven deportista con toda una vida por delante, afectada por un brutal ataque sin causa”, señalaron.

Los padres saludaron la actuación policial a cargo del comisario Jhony Silva y al cirujano Álvaro Berruti quien con su equipo practicó la cirugía que le salvó el ojo a su hijo.

“Lamentablemente, del agresor (quien está identificado, está notificado y citado a declarar y vive en Punta del Este) aún no hemos tenido noticias”, aseveraron los padres.

“Ojalá, la Justicia uruguaya pueda hacer justicia con esto. Nadie le devolverá la vista excelente a nuestro hijo. Mucho menos la tranquilidad, la alegría y la confianza para divertirse como un adolescente sano. Esperamos que quien cometió semejante brutal acto de violencia, ahora sea capaz de hacerse cargo de sus actos”, afirman.

Otro joven cordobés agredido en el Puerto

Juan Cruz es el segundo joven cordobés herido de entidad durante una refriega en la zona portuaria de Punta del Este. El 21 de enero de 2018, Tomás Lacase, coterráneo de Juan, fue herido de entidad durante un incidente registrado en la madrugada de ese día en el mismo lugar.

Lacase fue herido por el abogado mendocino Bernardo Alconi quien había coincidido en el mismo boliche del lugar. A la salida, en la vereda de la comisaría, Alconi golpeó varias veces a Lacase quien terminó internado en el Centro de Tratamiento Intensivo del (CTI) Sanatorio Mautone de Maldonado.

Estuvo internado durante treinta días y luego enfrentó un largo proceso para recuperar, entre otras cosas, el mecanismo de la deglución, según informaron los médicos argentinos que lo asistieron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados