JUSTICIA

Cuestionan el contrato de ALUR y Teyma

Directorio no trató cambios a obra de planta de etanol; los firmaron gerentes, dice expediente judicial.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Un informe del jefe del Departamento Jurídico Notarial de ALUR, Robert Miller, enviado al Juzgado Especializado en Crimen Organizado, advierte que las modificaciones al contrato con Teyma para construir la planta de etanol en Paysandú, pueden llegar a configurar "un vicio" en la postura de la empresa que "afecte todo el contrato original" aun cuando la obra se enmarque en una licitación.

ALUR contrató con Teyma-Abengoa la construcción de una planta de bioetanol bajo la modalidad llave en mano. El contrato entre ambas partes fue firmado en 2013. A lo largo del período de la construcción de la planta se firmaron seis modificaciones del contrato original, denominadas enmiendas.

El documento de ALUR enviado a la Justicia sostiene que, del análisis de los cambios del contrato original, actas técnicas de certificación y otros documentos, se desprende que durante el transcurso de la obra existieron importantes modificaciones a puntos relevantes de la propuesta original de Teyma. Dichos puntos modificativos, "fueron elementos relevantes" para la adjudicación a dicha empresa del contrato de construcción de la planta de bioetanol de la ciudad de Paysandú, agrega el informe.

Algunos de los cambios del contrato analizados objetivamente "no permiten apreciar" en un principio "el beneficio reportado para ALUR", dice el informe de la empresa enviado a la Justicia. Ello, sumado al hecho de que dichos cambios "no hayan sido considerados y aprobados por los órganos sociales de ALUR", permitiría llegar a "cuestionar la validez" del consentimiento de la empresa a las modificaciones por ausencia de causa y eventual actuación de los gerentes fuera de los límites de sus atribuciones, advierte el documento al que tuvo acceso El País.

El informe da cuenta a la Justicia que ALUR pagó "premios" a Teyma-Abengoa, los que "incrementan" el costo de la obra en varios millones. "Todas estas partidas adicionales a favor de Teyma, millonarias en dólares, son actos que notoriamente exceden al ámbito de actuación razonable de los apoderados sin contar con respaldo expreso de los mandantes (Directorio de ALUR), e incluso puede sostenerse que exceden el propio ámbito de actuación de los Directores de la empresa por tratarse de actos de administración extraordinaria", insiste el informe.

La jueza especializada en Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, y el fiscal de dicha materia, Luis Pacheco, investigan eventuales irregularidades en las modificaciones al contrato con Teyma. Pacheco ya solicitó el procesamiento del exgerente general de ALUR, Manuel González, por estafa. Además pidió que la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) se pronuncie sobre el uso de las tarjetas corporativas por parte del expresidente de ALUR, Leonardo de León, hoy senador de la Lista 711. La Fiscalía pidió el archivo de la denuncia del penalista Gustavo Salle sobre el pago de sobrecostos en la construcción de la planta.

Multa millonaria.

El documento expresa que, con las modificaciones del contrato con Teyma, ALUR en los hechos "renunció a una posible multa" por alrededor de US$ 8 millones porque la constructora no cumplió con el valor establecido en el contrato sobre el consumo eléctrico de la planta de etanol, más un millón de dólares adicional por pagar un premio que "no debía abonarse".

Sostiene que la modificación del contrato original elevó el consumo eléctrico máximo de la planta en casi un 50% a favor de Teyma (pasándolo de 0,28 a 0,41 KWh/l). Ello, advierte el informe de ALUR, genera un "sobrecosto que se estimó en cerca de US$ 8 millones. Es decir, estas modificaciones del contrato implicaron pérdidas por un total US$ 17 millones a ALUR.

En su respuesta a un pedido de la Larrieu, el gerente Miller dice que, tras relevar los archivos de la empresa, no ubicó los antecedentes relacionados con seis acuerdos modificatorios al contrato de construcción de la planta de producción de bio-etanol en Paysandú. En las actas del Directorio de ALUR "únicamente" se encontraron discusiones o comunicación de negociaciones con Teyma para la firma del sexto acuerdo modificatorio del contrato, "no habiéndose identificado" referencias a los restantes acuerdos.

Luz: US$ 1.100.000 por año de recargo

El informe de ALUR enviado a la Justicia Penal sostiene que el valor del consumo eléctrico es un elemento esencial para considerar la bondad o no de una propuesta para construir una planta de las características del edificio ubicado en Paysandú. Esto, debido a que cuanto menor sea el valor garantizado de consumo eléctrico de la planta, mayor es el ahorro de energía durante la vida útil de la misma. Por el contrario, si el valor garantizado de consumo es alto, más costosa será la operación de la planta para ALUR y esto constituye un elemento decisivo para la adjudicación a un proveedor u otro.

"Las consecuencias de que Teyma no cumpliese su obligación y entregase la planta con un consumo garantizado superior a 0,28 KWh/l eran muy graves", reza el documento.

Agrega que el contrato señalaba que el incumplimiento de Teyma en alcanzar dicho consumo equivalía a un 8% del valor del contrato (US$ 8 millones).

A esta consecuencia negativa debe sumarse el mayor costo energético que tendrá la planta.

El informe señala que el impacto para ALUR del sobrecosto de energía podría llegar a ser de hasta US$ 1.100.000 por año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)