JUSTICIA

Cuatro condenados por caso de Andrés Pereira, fallecido en campamento del Nuevo Partido Comunista en 2014

Los cuatro estaban procesados con prisión desde el año 2017, poco después de que fueran hallados los restos del joven. 

Una vez al año el Nuevo Partido Comunista organiza una salida campestre. Foto: archivo
Campamento del Nuevo Partido Comunista. Foto: Archivo. 

La Justicia condenó a cuatro personas por la causa que investiga la muerte del joven Andrés Pereira, ocurrida en 2014 en un campamento del Nuevo Partido Comunista en Punta Espinillo. Estas personas habían sido procesadas con prisión en 2017. Pese a esto, aún sigue sin identificarse al responsable de su fallecimiento.

Uno de ellos fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de lesiones graves a 24 meses de prisión; otro por un delito de violencia privada, a 22 meses de prisión; y a un hombre y una mujer por un delito de falso testimonio, a la pena de 20 meses de prisión, con descuento de las preventivas sufridas.

La sentencia fue dictada por la jueza en lo penal de 26° turno, Ana de Salterain, informó La Diaria este miércoles y confirmaron a El País desde la Suprema Corte de Justicia.

Allí se establece que el joven participó del campamento con el permiso de sus padres y que el último día de la actividad, cuando se disponían a irse, faltó dinero. Los organizadores propusieron revisar las mochilas de todos, pero Pereira se fue corriendo del lugar con la suya. Corrieron tras él y descubrieron que tenía el dinero.

“Cuando llegan otras personas que se meten en el tumulto, comienzan a pegarle piñazos, patadas el chico se cae o se tiró para que no le pegaran más y aun en el suelo le siguen pegando y pateando. Yo tuve la sensación que lo iban a matar y es por eso que llame al 911”, dijo una testigo en 2017, según la sentencia. Otra persona, que estaban en el lugar, vio a unas seis o siete personas que le pegaban al joven y también decidió llamar a la Policía.

Luego Pereira huyó del lugar y ante su ausencia, los organizadores del campamento “comisionan a dos personas para que fueran a buscarlo para entregarle plata y se fuera en ómnibus, no encontrándolo, regresando todos los integrantes del camping más tarde a sus domicilios en el transporte que los venía a buscar”.

Los padres debieron esperar 48 horas para realizar la denuncia de su desaparición, según les dijeron en la Policía y allí empezó el largo periplo que terminó en junio de 2017 cuando un vecino de Punta Espinillo encontró los restos de Andrés Pereira.

“La pericia antropológica determina que el cadáver estuvo años en el lugar y que la data de la muerte era compatible con la fecha de la desaparición, no pudiendo determinar en forma exacta la forma de la muerte atento al tiempo transcurrido, pero indicando que si fue de etiología violenta”, indica la sentencia. Hasta el momento, no se pudo individualizar al causante de la muerte del joven.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error