ACCIDENTE FATAL

Cuatro años y 11 meses de prisión a conductor que atropelló a menor en la rambla

El hecho ocurrió el pasado mes de abril cuando volvía de bailar, con alcohol en sangre y por encima de la velocidad permitida.

Rambla de Pocitos. Foto: archivo El País
Rambla de Pocitos. Foto: archivo El País

La Justicia hizo lugar al pedido de la Fiscalía Penal de Montevideo de Homicidios de 1º turno, a cargo del fiscal Juan Gómez, y condenó a un hombre como autor de un delito de homicidio a título de dolo eventual por atropellar y matar a un peatón de 15 años en la madrugada del domingo 7 de abril, cuando conducía bajo los efectos del alcohol.

El imputado (de iniciales F.C.Y.) fue condenado a la pena de cuatro años y once meses de penitenciaría que se cumplirá en régimen de tres años de privación de libertad efectiva y un año y once meses de libertad vigilada intensiva, según informó Fiscalía.

F.C.Y., de 26 años, salió a bailar el pasado 7 de abril con varios amigos y según el relato de los hechos investigados por la Fiscalía, estuvo en los locales bailables “Volvé mi negra” y “Jackson”, donde aseguró haber tomado 2 o 3 litros de cerveza.

El hombre se retiró manejando del lugar sobre la madrugada. “Cuando empezó a avanzar conduciendo el vehículo, debió haber advertido el estado en que estaba, no pudo ignorarlo, tanto por la ingesta alcohólica como por el cansancio que adujo tener”, se detalla en la acusación adjuntada por Fiscalía.

Allí se relata que el conductor se quedó dormido con el auto encendido en los semáforos ubicados en Bulevar España y la rambla y que un chofer de Uber lo despertó “tras perder varios cambios de luz”. Cuando el chofer lo despertó, el joven “arrancó ingresando a la rambla en dirección al este, con luz roja”.

Ante esa situación el conductor de Uber dio cuenta al 911 ya que el joven zigzagueaba con el auto “hasta que se produjo el accidente”. F.C.Y. en su auto, a una velocidad estimada de 80 km, primero se dirigió al cantero del medio y luego hacia el otro lado, subiendo la vereda a la altura del cartel de Montevideo de la rambla y cruzó entre un tacho de basura, una columna y dos palmeras.

“N.M.F., un adolescente de 15 años, que esperaba un Uber con la finalidad de volver sin inconvenientes a su domicilio, fue así bruscamente embestido por el auto conducido por F.C.Y. El vehículo dejó marcas de neumáticos y marcas de arrastre sobre la acera Sur de la Rambla República del Perú que, según el informe pericial de la Policía Científica, dan cuenta de la zona de ascenso del rodado a la acera”, dice la sentencia. El joven de 15 años falleció en el lugar. Luego de embestir al joven el “vehículo retornó a la calle y fue detenido por el conductor de otro auto, en colaboración con otras personas cuando había ya transitado más de media cuadra”, agrega la sentencia.

El imputado indicó que se despertó cuando chocó contra “algo, sin saber de qué se trataba, hasta que le dijeron que había atropellado a una persona”. El control de espirometría realizado dio positivo en el conductor (1.57 gramos de alcohol por litro de sangre) y además se determinó que transitaba a una velocidad mayor a la permitida (60 km/h) en esa zona de Montevideo.

“A través del informe pericial de la Dirección Nacional de Policía Científica, resultó acreditado que pocos metros antes del lugar del atropello, hay una señal de tránsito, vertical, de tipo reglamentario -circular, blanco con borde rojo y letras o símbolos en su interior-, que indica el límite de velocidad. En este lugar, 60 km/h”, detalla la acusación. Por otra parte, en el informe técnico del accidente de tránsito, se estableció que “la calzada estaba en buen estado de circulación”. Además, “no había obstáculos a la visibilidad, el tiempo era claro y el embestimiento se produjo al amanecer, aproximadamente a las 05.30 horas”.

El accidente fatal ocurrió en el mismo punto donde fue atropellado y perdió la vida, en septiembre de 2018, un joven de 19 años que intentó cruzar y fue embestido por un auto que corría picadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados