Justicia

Cuatro años y 11 meses de prisión para "Cara de Sapo", último integrante de Los Chingas

En su declaración "Cara de Sapo" aceptó que formó parte de la banda Los Chingas durante ocho años y que participó de los desalojos mediante amenazas que realizaron a personas que vivían en las casas del barrio.

Demoliciones en "Los Palomares", en Casavalle. Foto: Fernando Ponzetto
Demoliciones en "Los Palomares", en Casavalle. Foto: Fernando Ponzetto

El fiscal Enrique Rodríguez logró este jueves una condena de cuatro años y 11 meses de prisión para el hombre conocido como “Cara de Sapo" -el último integrante de la banda Los Chingas que estaba prófugo- por un delito continuado de extorsión en reiteración real con un delito continuado de suministro oneroso de estupefacientes, en calidad de autor.

La detención del hombre, de 25 años, se realizó el miércoles de esta semana durante una serie de allanamientos en la zona de Los Palomares (Casavalle) solicitada por el fiscal Rodríguez.

El joven intentó escapar de la Policía y tiró un paquete y un celular al techo de una casa. En el paquete encontraron 352 gramos de cocaína y 128 gramos de marihuana "prontos para su venta", según el texto de acusación emitido por la Fiscalía.

“Esta banda criminal amenaza a vecinos que viven en este lugar, extorsionándolos, en cuanto a que si no abandonan sus domicilios los matarán o lesionarán, llegando inclusive a cumplir sus amenazas”, señala el documento y agrega que “los integrantes operan en grupo, fuertemente armados y las víctimas son obligadas a salir de sus domicilios prácticamente con lo puesto, dejando en sus viviendas la totalidad de sus pertenencias”, señala el documento.

Durante su declaración "Cara de Sapo" aceptó que formó parte de la banda Los Chingas durante ocho años y que participó de los desalojos mediante amenazas que realizaron a personas que vivían en las casas del barrio.

Según explicó, estas personas eran familiares de una banda rival, llamada “Los Camalas”. Ahora "Cara de Sapo" se dedicaba a la venta de estupefacientes "vendiendo a 30 pesos el chasqui de marihuana y a 50 pesos el de cocaína", de acuerdo a su relato. 

Por este ilícito obtenía una ganancia de entre $ 1.500 a $ 2.000 en la semana, vendiendo unos 100 gramos de marihuana y unos 20 o 30 gramos de cocaína.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)