POLÉMICA DEPORTIVA

Cuadros chicos dispuestos a parar el fútbol

Álvaro Chijane, dirigente de Fénix, expresó: “Si la Justicia toca a un club, toca a todos”.

Ayudante llevando pelotas de fútbol. Foto: Gerardo Pérez
Veintiseis clubes de 32 tienen deudas voluminosas con el BPS; entradas no dan ingresos. Foto: Gerardo Pérez

En 2017, el presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Heber Galli, se reunió con un grupo de dirigentes de cuadros chicos que adeudaban una suma considerable por aportes retenidos a jugadores. En ese momento, 26 de 32 clubes mantenían deudas con el BPS por US$ 5 millones. Hoy el incumplimiento trepó a más de US$ 10 millones, incluidos intereses por moras.

Durante el encuentro, el entonces presidente de Fénix, Álvaro Chijane, le dijo a Galli: “En cualquier momento, la Justicia va a procesar a un presidente de un club. El fútbol va a parar por esa causa y vos tendrás la culpa”.

Galli le replicó que no podía hacerlo responsable de eso.

Chijane dobló la apuesta: “Los clubes no ganan dinero. Y vos vas a tener que explicarle al presidente Vázquez por qué paró el fútbol”.

El diálogo, revelado por Chijane a El País, muestra la preocupación que tienen los dirigentes del fútbol con la enorme deuda que mantienen con el BPS y con la posibilidad de que deban desfilar por los juzgados penales. “El fútbol, en su momento, se movió para liquidar este tema. Es decir, nosotros entendemos que la plata (incautada al exvicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo) es del fútbol. No tiene por qué llevarse (el ministro de Economía, Danilo) Astori a Rentas Generales”, afirmó Chijane.

Figueredo fue condenado por un delito continuado de estafa en reiteración real con un delito de lavado de activos.

Tras un acuerdo en 2016 con el entonces fiscal especializado en Crimen Organizado, Juan Gómez, Figueredo entregó bienes y participaciones en sociedades valoradas en más de US$ 10 millones.

En aquel encuentro con Galli, los cinco presidentes de los clubes de fútbol -entre ellos se encontraba Juan Castillo como titular de Rampla Juniors- plantearon que el dinero proveniente del remate de los bienes de Figueredo fuera usado para pagar la deuda de los equipos con el BPS.

Galli les respondió que ello no era posible porque se necesitaba que el Parlamento votara una ley.

Posteriormente, los presidentes de los clubes se reunieron con jerarcas de la Asesoría Tributaria y Recaudación (ATYR) del BPS y plantearon lo mismo que a Galli: la plata de Figueredo es del fútbol.

Según el hoy prosecretario de Fénix, el club tiene un presupuesto anual de US$ 1.200.000 y brinda ingresos a 60 familias y solo recibe hoy ingresos por derechos televisivos por US$ 512.000 anuales.

“¿Quién pone la diferencia cuando no se venden jugadores? Antes, el contratista (Francisco) Casal vendía un avión completo de jugadores. Hoy se venden cuatro o cinco jugadores por año”, dijo.

La siguiente es un resumen de la entrevista con Chijane:

-Los uruguayos creen que el fútbol genera mucho dinero. Sin embargo, los clubes no pueden pagar el BPS. ¿Qué es lo que ocurre?

-La plata la hacen los que están satelitalmente afuera del fútbol. Los contratistas. No los clubes. En la vida, si tenemos que pagar una cuenta, liquidamos o mal vendemos una casa o un auto. Un año que un club no venda un jugador, le genera una deuda de US$ 600.000 o US$ 700.000. El fútbol, cuando vende, paga para atrás como decimos los dirigentes. Después tenemos los déficit por partidos. Que son promedio de US$ 10.000 todos los 15 de cada mes. Hoy un partido de fútbol en la cancha de Fénix cuesta US$ 9.000. Por ejemplo, si Fénix juega con Rampla, a la cancha vienen unos 400 hinchas de Rampla. Los de Fénix no pagan porque son locales. Entonces el club recauda apenas US$ 3.300. Con eso tiene que cubrir el espectáculo y no nos da. Y nos va a pasar lo mismo cuando nos enfrentemos con Wanderers.

-¿Y cómo el club cubre ese déficit?

-Rascando. Y gente que presta y que colabora. Es fácil cuando entra la plata y te quieran administrar. Pero no hay plata y el que quiere administrar no aparece. En Fénix tenemos la ayuda de Jorge Chijane, de mi hermano. Está en este negocio y tratar de vender a algún jugador de Fénix. Pero, a veces, hay que malvender. Fénix hoy está casi al día. Pero, ¿cómo lo bancábamos si no vendíamos a Leo Fernández? Ahora trataremos de vender a algún otro jugador.

-¿Por eso insisten en que el dinero incautado a Figueredo no debe ir al Estado?

-Sí. A nosotros (el fútbol uruguayo) nos está robando la plata el Estado. La plata de Figueredo no es para el Estado. El ministro de Economía (Danilo Astori), gran hincha de Nacional y asiduo a los estadios, tiene que buscar una solución. De 32 equipos de Primera División, 26 tienen deudas con el BPS. Y algunas superan el millón de dólares.

-¿Cuánto debe Fénix al BPS?

-Fénix adeuda en este momento en el entorno a los US$ 400.000. Nuestra idea es hacer como hizo Danubio: ponerse al día cuando venda un jugador. Todo se traslada a los clubes. En 2012, pagábamos al BPS un ficto de $ 3.600. Hoy alrededor de $ 9.000.

-El BPS ya reinició juicios a cuadros chicos. ¿Los clubes están dispuestos a reiterar la advertencia de parar como lo hicieron hace dos años?

-Hace más de dos años que vengo diciendo que al fútbol hay que pararlo por esta causa. Al fútbol no le sirve ningún gobierno: llámese hoy Frente Amplio y mañana blancos y colorados. Hay que buscar una solución de fondo con este tema. Aparte de pagar con la plata de Figueredo, Juan Castillo, cuando era presidente de Rampla, planteó que la AUF retenga un porcentaje de las entradas y que eso sea volcado para el BPS para no generar deuda. O se podría retener parte de lo que los clubes reciben por ingresos de la selección.

-¿Hay otros clubes que tienen la misma postura de Fénix de parar y buscar una solución al tema del BPS?

-Creo que sí. De 32 cuadros, 26 le deben al BPS, un día esto tiene que reventar. Y se tiene que parar el fútbol. Siempre hablamos de lo mismo: parche y desfile por juzgados. Lo que puedo decir es que donde manden preso a un presidente de un club, el fútbol se para. Hay varios equipos que están firmes. O sino que hagan un campeonato de cuatro clubes.

“Organismos de deportes no hicieron nada por los clubes”

El prosecretario de Fénix, Álvaro Chijane, se quejó que los organismos oficiales que atienden el tema del deporte poco aportaron para solucionar el problema de la deuda que los clubes mantienen con el Banco de Previsión Social (BPS).

“¿Para qué sirve la Comisión de Deportes de Diputados? Recibió al entonces presidente de la AUF (Wilmar Valdez) y a tres presidentes de clubes hace dos años y luego no hizo nada. Después de eso nunca más nos llamaron. No siguieron preocupados. Siguieron con otros temas y el de la deuda con el BPS quedó para atrás?, dijo. Y se preguntó: “¿Para qué sirve donde está (Alfredo) Echandi y (Fernando) Cáceres (Secretaria de Deportes)? ¿Están para entregar banderas de Uruguay a los conjuntos que van a competir en el exterior? Porque otra cosa no veo”, agregó.

Chijane dijo que el fútbol tiene que parar y sentarse con el empresario Francisco Casal para negociar los pagos que Tenfield realiza por concepto de televisación. Es decir, en lugar de recibir pagos cuatrimestrales que éstos pasen a ser mensuales porque los equipos pagan su salarios cada 30 días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)