El reclamo era por casi US$ 1,5 millones

Corte falla a favor de Donald Trump

Juicio laboral por la torre que se construye en la parada 8 de la Brava, en Punta del Este.

Cuando Donald Trump fue electo presidente de EE.UU., el cartel de la torre cambió por otro con la imagen de su hijo Eric. Foto: R. Figueredo
Cuando Donald Trump fue electo presidente de EE.UU., el cartel de la torre cambió por otro con la imagen de su hijo Eric. Foto: Ricardo Figueredo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Suprema Corte de Justicia desestimó una demanda laboral radicada contra los propietarios de la Torre Trump de Punta del Este y contra Donald Trump y sus hijos Eric e Ivanka. El reclamo fue presentado por Betina Kronenberg contra las empresas Faroy S.A., Trump Marks Punta del Este y Aetos S.A., propietarias del edificio que actualmente se levanta en la parada 8 de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco. La demanda también involucró al hoy presidente de EE.UU. y a sus hijos Ivanna y Eric, estos de visita frecuente a Punta del Este en representación de los negocios inmobiliarios de su padre.

También el reclamo alcanzó a la firma inmobiliaria Fortune International Realty de Miami, uno de cuyos titulares es el empresario cordobés Edgardo de Fortuna. Los dueños de la torre y Fortuna acordaron la venta por parte del segundo de los apartamentos en régimen de exclusividad.

En la actualidad, la relación entre ambas partes está rota a tal extremo que Fortune International Realty reclama a los dueños de la torre más de US$ 3.500.000 por comisiones impagas. Este reclamo se tramita en otro expediente judicial.

Kronenberg dijo a la Justicia que mantuvo una relación de trabajo subordinado con los co-demandados durante dos períodos donde trabajó como vendedora y como encargada del showroom del complejo.

Entre el 1º de enero y el 27 de febrero de 2013 trabajó como vendedora en el show-room. Luego, entre el 27 de febrero y el 13 de noviembre de 2013 se desempeñó como gerenta comercial del showroom.

Una entrevista con El País

En el expediente, la parte actora agregó las entrevistas concedidas por los hijos del actual presidente a El País y a un medio argentino como forma de probar la relación de los mismos con el edificio. Ante la complicación generada porque uno de los demandados fue electo presidente de EE.UU., se desestimó la pretensión respecto “del codemandado Donald Trump”.

El reclamo.

A la hora del reclamo, Kronenberg pidió a los codemandados la suma total de US$ 546.085 por créditos salariales impagos e indemnización por despido, multa legal, intereses, daños y perjuicios preceptivos.

A la hora de hacer los números Kronenberg solicitó que se descontaran US$ 22.500 que recibió durante su relación laboral. En la demanda pidió que la firma Fortune International Realty le pagara US$ 171.820 por concepto de comisiones impagas por ventas realizadas en Venezuela. A los otros codemandados exigió el pago de US$ 742.870 por concepto de comisiones impagas por ventas realizadas por ella misma durante su actuación en el showroom y sus viajes a Venezuela. El total reclamado fue US$ 1.460.775, todo ajustado a valores presentes.

Proceso.

Kronenberg obtuvo un fallo parcial favorable a sus intereses de la jueza Ana Aberastegui, titular del juzgado civil de 7º turno de Maldonado. El 8 de noviembre de 2017, la jueza fernandina acogió de forma parcial la demanda y condenó a Fortune International Realty, Faroy S.A. y Aetos S.A. al pago de US$ 165.000 por concepto de licencia no gozada, salario vacacional, aguinaldo, salarios impagos, diferencias de salarios por diferencia de categoría, comisiones e indemnización por despido común, incluido un 10% por daños y perjuicios preceptivos e igual porcentaje por concepto de multa, más los intereses que se calcularán al momento del pago y desde la fecha de la exigibilidad de cada rubro.

Contra el fallo en primera instancia, los abogados Mariela Clavijo y Álvaro Villegas, interpusieron un recurso de apelación que envió el expediente al tribunal de apelaciones laboral de 3er turno. El 27 de agosto de 2018 los ministros anularon la sentencia de primera instancia y en su lugar desestimaron la demanda.

las “Claves”  del documento

Argumentos que expuso el tribuna

A juicio del tribunal de alzada, no existió una relación de trabajo subordinada como había afirmado la demandante. El tribunal entendió que la actora recibió tres mil dólares mensuales no como sueldo y sí como adelanto por las comisiones de venta que generaría en adelante. Además, dijo que el acuerdo estipulaba el pago de una comisión del 1% por cada venta concretada. Kronenberg interpuso un recurso de casación contra la decisión del tribunal de alzada. El expediente fue recibido el 10 de octubre siguiente.

La sentencia:

Sentencia by on Scribd

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)