ESTE LUNES

Condenaron a 29 años de cárcel a un hombre por crimen de tres infantes de marina en 2020

La Justicia también estableció entre uno y 9 años de medidas eliminativas, que se suman a la condena inicial una vez está cumplida, informó el director de Comunicación de Fiscalía, Javier Benech. 

Tres infantes de marina fueron asesinados por un excompañero a fines de mayo en un puesto de guardia de la Armada, en el Cerro de Montevideo. Foto: Francisco Flores
Tres infantes de marina fueron asesinados por un excompañero a fines de mayo en un puesto de guardia de la Armada, en el Cerro de Montevideo. Foto: Francisco Flores

La Justicia condenó a 29 años y seis meses de prisión a Jonathan Bragundi, que estaba detenido por el asesinato de tres marinos en el Cerro, informó este lunes el director de Comunicación de Fiscalía, Javier Benech.

Además, se le estableció entre uno y nueve años de medidas eliminativas, que se pueden sumar a la condena en caso de ser necesario, una vez que esta esté cumplida en su totalidad. Esto lo resuelve la Suprema Corte de Justicia (SCJ), señaló Benech.

Este tipo de medidas son excepcionales y se aplican en casos de elevada peligrosidad. Si al finalizar su condena se entiende que la persona sigue siendo peligrosa y que su reinserción en la sociedad no es lo aconsejable, se puede extender la pena impuesta por el plazo que haya sido dispuesto en la sentencia. En este caso, el máximo será de nueve años.

"El artículo 92 del Código Penal establece el régimen de las medidas de seguridad y al referir a las medidas eliminativas, preceptúa que se aplican "a los delincuentes homicidas que por la excepcional gravedad del hecho, derivada de la naturaleza de los móviles, de la forma de ejecución, de los antecedentes y demás circunstancias afines, denuncien una gran peligrosidad", dice la sentencia de la jueza María Noel Odriozola.

"Ha quedado con holgura demostrado la peligrosidad del imputado quien en forma fría asesinó a tres jóvenes que se encontraban en su lugar de trabajo y asesinándolos con el arma sustraída a uno de ellos habiendo abusado de la confianza que había entre ellos, sin ningún tipo de control de su conducta. La semióloga indica en su análisis "no demostró ninguna emoción, se lo veía como quien dirige una escena en un set televisivo", agrega el documento.

"Los hechos probados llevan a la suscrita a sostener que se ha acreditado los extremos necesarios para la imposición de las medidas, por el hecho que se trata de un homicida que la excepcional gravedad del hecho, forma en la que se ejecutó, conocedor de armas, denuncia una gran peligrosidad y justifica la imposición de las medidas de seguridad eliminativas", resume.

El crimen ocurrió en la noche del 31 de mayo de 2020. Bragundi ingresó al puesto de guardia de la Armada conocido como “La Antena” en el Cerro. En el lugar hay una antena de Antel y una cabaña donde se encontraban de guardia los infantes de marina Alan Rodríguez, Alex Guillenea y Juan Manuel Escobar.

Tras ejecutarlos con el arma de una de las víctimas, Bragundi se llevó tres pistolas Glock con sus cargadores.

El 18 de junio de 2020, declaró ante la fiscal de Homicidios, Mirta Morales, asistido por una defensora pública. En ningún momento mostró arrepentimiento por el triple homicidio. El ahora condenado dijo en su momento que no ingresó por la puerta, que no era amigo de los marinos ultimados y que el móvil de los crímenes fue el robo de las armas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados