OPERACIÓN "MURMULLO"

Colonia: envían a prisión a 23 miembros de banda narco

La jueza penal de Rosario María Inés Nuñez los procesó ayer por tráfico de drogas y asociación para delinquir. Tras un juicio abreviado, 23 traficantes irán a la cárcel.

Policía capturó banda que cambiaba armas por drogas. Foto: Fernando Ponzetto
Policía capturó banda que cambiaba armas por drogas. Foto: Fernando Ponzetto

Llegó hace dos años a Nueva Helvecia con poco equipaje y escasos contactos. La experiencia que tenía era la de traficar drogas en una organización criminal montevideana. ¿Su cometido? Armar un “brazo” de la banda capitalina para comercializar al menudeo marihuana y cocaína en Colonia.

Con el correr de los meses el hombre se reunió con personas de Nueva Helvecia y Rosario para que comenzaran a vender los estupefacientes que recibía de Montevideo. Mediante ese procedimiento llegó a abastecer a siete “bocas” de drogas.

Para poder mantenerlas abiertas las 24 horas, se contactó con la banda “madre” de Montevideo, y consiguió un que le enviaran un grupo de personas. También utilizó a residentes de ambas localidades.

El dato sobre el accionar de ese individuo en ambas ciudades no demoró en llegar a oficiales de la Brigada Antidrogas Departamental de Colonia. La investigación comenzó en 2019. Cuando arribó a la Fiscalía de Rosario hace siete meses, la fiscal Sandra Fleitas le dio un fuerte impulso al caso. Así nació la “Operación Murmullo”.

A partir del lunes 23, oficiales de la Brigada Antidrogas coloniense comenzaron a ultimar con Fleitas los detalles de la captura de los delincuentes. En la mañana del miércoles 25 los policías detuvieron a 25 traficantes, entre ellos al líder del grupo, y allanaron varias viviendas, en las que se incautaron drogas y también armas.

Según una fuente de la investigación, las “bocas” de drogas recibían revólveres y pistolas de parte de adictos, a quienes a cambio les entregaban marihuana o cocaína.

Esas armas eran luego utilizadas para dar seguridad a las “bocas”. Sucede que los traficantes saben que en todo el país operan individuos conocidos como “mexicanos” que se dedican a asaltar casas donde se venden drogas al menudeo. Es que allí siempre hay dinero: la ganancia de una “boca” puede llegar a ser grande, dejando dividendos de un 300% del costo por la que esos narcos la consiguen. ¿Cómo se logra esto? Por ejemplo, la cocaína puede ser “estirada” con talco, lidocaína y tizas. Estos “mexicanos” además se ven seducidos por otra cosa: los dueños de las “bocas” no denuncian los robos a la Policía.

Sin embargo, claro, estos asaltos tienen sus riesgos: cada vez que un “mexicano” es atrapado por una organización paga su osadía con la muerte.

En una audiencia realizada en la tarde de ayer, la fiscal Fleitas solicitó a la jueza de Rosario, María Inés Nuñez, el procesamiento de los 25 detenidos por los delitos de tráfico de drogas agravado por la venta de cocaína y asociación para delinquir por tratarse de un grupo criminal con un objetivo ilícito.

Cinco abogados particulares y un defensor público, que actuaron en representación de los 25 detenidos, acordaron con la fiscal Fleitas pasar a un juicio abreviado donde los imputados reconocieron su culpabilidad a cambio de una reducción de pena. Posteriormente, la jueza Nuñez condenó a 23 de los procesados a cumplir una pena de penitenciaría por tres años por tráfico de drogas y asociación para delinquir. Los dos restantes enfrentarán un régimen de libertad y el otro de libertad a prueba (ellos no traficaron).

Operación San Miguel en Rocha

El sábado 21, la Policía de Rocha, en el marco de la “Operación San Miguel”, interceptó un auto en el barrio Belvedere de la capital del departamento. Minutos antes de la detención, dos pasajeros del vehículo trataron de descartarse de un pequeño paquete. El individuo que conducía llevaba marihuana, dos armas de fuego y una balanza de precisión. A poca distancia los policías encontraron también el paquete. Tenía cocaína y cogollos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados