NEGOCIACIÓN

Cientos de pericias atrasadas por largo conflicto entre psiquiatras y SCJ

En el Poder Judicial confían en acordar con los trabajadores; paran desde fines de julio tras cambios en sus condiciones laborales.

Expedientes judiciales. Foto: Archivo El País.
Expedientes judiciales. Foto: Archivo El País.

El conflicto entre los peritos psiquiatras del Instituto Técnico Forense (ITF) y la Suprema Corte de Justicia (SCJ) está en fase final de negociaciones, según informaron desde el Poder Judicial a El País. Los psiquiatras paran desde fines de julio tras cambios en sus condiciones laborales, impuestos en una resolución de la SCJ desde el 5 de noviembre de 2020. Según supo El País, actualmente habría alrededor de 900 solicitudes de pericias psiquiátricas en espera.

Uno de los cambios que establece la resolución es que “los peritos médicos psiquiatras deben cumplir 20 horas semanales presenciales”. Además, “cuando los peritos realicen visitas al Hospital Vilardebó o a domicilio se dejará constancia en el sistema de reloj biométrico y cuando comparezcan en audiencias se requerirá la correspondiente constancia”. El contrato previo estipulaba 30 horas semanales y, de esas, 12 debían ser en oficina.

En mayo, el Poder Judicial desestimó un recurso presentado por los médicos. En base a la relación estatutaria de los funcionarios públicos, el organismo consideró que con la resolución no se incumple normativa.

“El régimen de trabajo establecido en el acto administrativo que se impugna es un régimen de excepción (lo normal son los regímenes de 30 y 40 horas semanales), porque los médicos psiquiatras ven reducida su jornada a 20 horas presenciales semanales”, informaron desde la SCJ.

El conflicto, que se arrastra desde comienzos de este año, se profundizó cuando el Poder Judicial se negó a volver atrás, informó en agosto el semanario Búsqueda. “Nos agregan más horario presencial, pero no nos reducen las funciones que hacemos afuera”, explicó Paula Sarkissian, psiquiatra del ITF, a ese medio. La psiquiatra sostuvo que no fueron consultados para las nuevas condiciones de trabajo, y añadió: “Como el sueldo no subía, se mejoraba por otro lado”, en referencia a que con el cambio, la propuesta laboral del ITF no compite con ofertas privadas.

En un comunicado publicado en la página del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) en febrero, los psiquiatras denunciaron el “desconocimiento” de las autoridades y la negativa a abrirse al diálogo.

En una entrevista con El País tras asumir como presidenta del SMU, Zaida Arteta mencionó el conflicto como uno de los puntos heredados del período anterior. “Somos un gremio y por tanto la mayoría de la energía, el tiempo y los temas tienen que ver, en general, con la defensa de los derechos y las conquistas gremiales”, sostuvo. Arteta no quiso hablar para esta nota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error