NIÑOS INTOXICADOS

Caso Mulsiferol: fiscal pide procesar a química del Saint Bois

Error en hospital afectó a 233 niños en 2017.

La química del Saint Bois declaró que las compras deben hacerse por el principio activo del medicamento y no por su nombre. Foto: Fernando Ponzetto.
La química del Saint Bois declaró que las compras deben hacerse por el principio activo del medicamento y no por su nombre. Foto: Fernando Ponzetto.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una equivocación en la compra de Vitamina D en el Hospital Saint Bois tuvo efectos relevantes. En lugar de adquirir Viosterol -vitamina D3 para niños- la química farmacéutica de ese centro compró Mulsiferol -vitamina D3 para adultos. El fármaco para adultos se le suministró a 233 niños en 2017. Ello significa que los niños recibieron dosis más elevadas de Vitamina D que las indicadas.

Entre los afectados se encontraba Emma, una bebé de cuatro meses, a quien se le suministró por día una dosis de Vitamina D 3 superior a la normal. Esa equivocación en la dosis se repitió durante 53 días. Como consecuencia de ello, la bebé presentó desnutrición severa, anorexia, vómitos, hipertensión arterial y flacidez muscular, según el diagnóstico.

El martes 2, la fiscal Raquel González pidió a la jueza Ana de Salterain, el procesamiento sin prisión de la química farmacéutica del Saint Bois por un delito de lesiones graves culpables ocasionadas a Emma.

El abogado Nicolás Pereira, quien denunció el caso en representación de las familias afectadas, dijo a El País que estas, en principio, están conformes con el primer procesamiento pedido por la Fiscalía.

“Esperan que haya más procesamientos con la continuación del trámite judicial”, afirmó el jurista.

El penalista sostuvo que las familias afectadas no dudan que la jueza De Salterain acogerá “in totum” el dictamen fiscal.

Y recordó que otro denunciado en la causa fue el director del Saint Bois, Eduardo Ferrazzini, quien firmó las órdenes de compra del Mulsiferol.

Pereira solicitará nuevos peritajes porque el médico forense entiende que, con excepción de Emma, los demás niños evolucionaron positivamente, pero sus familiares entienden que aún sufren secuelas del caso.

El caso

En 2017, Pereira presentó cinco denuncias penales en representación de 15 familias de damnificados.

Según la Fiscalía, la investigación se inició por una denuncia formulada por Álvaro S. y Macarena M. en relación a las presuntas lesiones que habría padecido su hija menor, Bianca, de tan solo tres meses.

La denuncia expresa que existió error humano en la farmacia del Saint Bois que dispensó medicamentos para la niña, equivocación que fue advertida tardíamente por los jerarcas y ello generó un estado de salud aún más desfavorable.

El caso de Bianca y de otros niños no generó responsabilidad penal de la química farmacéutica. La bebé se recuperó rápidamente de la sobredosis de Vitamina D.

Con respecto a Emma, el pediatra forense reafirmó la pericia señalando que padeció lesiones graves por el elevado suministro de Mulsiferol.

La fiscal expresó que, de la reseña efectuada por el pediatra forense, puede concluirse que solo en un caso, el de la niña Emma, se detectaron distintas manifestaciones que se corresponden por lesiones graves culpables, teniendo en cuenta el diagnóstico de hipercalcemia y sobredosis de Vitamina D mencionada.

La encargada de compras de la farmacia del Hospital Saint Bois “habría adquirido” dosis de mayores en lugar de las de niño, pretendiendo según los denunciantes que la variación en la presentación del producto por parte del Laboratorio, llevó a confusión, dice la Fiscalía.

Cuando declaró en el Juzgado, la química farmacéutica y directora de las compras de farmacia del Saint Bois reconoció que se equivocó en la adquisición de Mulsiferol para adultos y situaciones de raquitismo y no compró el común que se administra en casos de situaciones normales de niños, “sin advertir” a otros funcionarios del centro asistencial de la distinción y el uso de cada uno.

Y consideró que la química farmacéutica actuó con “negligencia” e “imprudencia” cuando adquirió la Vitamina D sabiendo que actuaba dentro del marco de sus funciones y que las mismas guardan relación con la salud pública.

MÁS

Cambian rótulos de remedios para niños

El 9 de octubre de 2018, acompañados por el abogado Nicolás Pereira, familiares de niños afectados por el suministro elevado de Mulsiferol en el hospital Saint Bois concurrieron al Parlamento. Allí denunciaron que se les había prometido un seguimiento especializado a cada uno de los afectados, pero ello no ocurrió.

Tras varios meses de negociaciones, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la industria farmacéutica acordaron rotular aquellos remedios para niños que se suministren por vía oral y cuya forma farmacéutica sea líquida.

La idea es evitar confusiones entre el personal médico, el que no lo es y entre los integrantes de la propia familia de los pacientes. El entonces director nacional de la Salud, Jorge Quian, hoy subsecretario de la cartera, encabezó reuniones con representantes de la Asociación de Laboratorios Nacionales (ALN) y de la Cámara de Especialidades Farmacéuticas y Afines (CEFA).

En ambas instancias definieron los detalles que llevarán las cajas o envoltorios de los fármacos para niños. “Uso pediátrico o uso para niños”, ambas modalidades se ven desde mayo de 2018 en todas las cajas de los remedios pediátricos.

Según una ordenanza del MSP, se dispuso en noviembre de 2017 “la obligatoriedad de agregar a todos los envases de medicamentos cuya vía de administración sea oral y cuya forma farmacéutica sea líquida al momento de la administración las frases según corresponda”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados