ESPAÑA-URUGUAY

"Caso María": denuncian que la madre ve a la niña dos horas por semana y acusan a jueza de "parcial"

En octubre de 2019 los abogados de María apelaron la sentencia de la jueza de quitarle la tenencia y atribuírsela al padre pero "todavía no fue elevada a dicha instancia", según la familia de María. 

Protestas frente a la embajada de Uruguay en España por el caso María. Foto: AFP
Manifestación en la puerta del Consulado de Uruguay en Barcelona en octubre de 2019. Foto: AFP - Archivo

El llamado "caso María" sigue en los juzgados españoles. Aunque el 29 de octubre los abogados de María -una mujer uruguaya que lucha por la custodia de su hija y que asegura que el padre de la joven abusó sexualmente de la menor- interpusieron un recurso de apelación a la sentencia judicial que brindó la custodia al padre, no fue "elevada a dicha instancia por la jueza de primera instancia", denuncia un comunicado divulgado este miércoles por parte de la familia de María. Esto deja "en absoluta evidencia su parcialidad a la hora de actuar en el caso", afirma.  

El dictamen en cuestión es del 25 de setiembre de 2019 cuando la jueza actuante de España le quitó la custodia a la madre para dársela al padre.

Desde ese momento la madre ve dos horas por semana a su hija, expresa el comunicado. A su vez, denuncia que el padre lleva "a la niña entre 20 y 40 minutos tarde" y que, aunque faltó a la visita del sábado 28 de diciembre, su accionar no tuvo "consecuencias en la Justicia". Además, dice que el punto de encuentro asignado está a seis cuadras del hogar del progenitor y a cuatro horas de la casa materna.

En cuanto al vínculo telefónico entre la madre y la hija, explica que el padre lo impide. Luego, expresa que "la niña pasó las fiestas lejos de su madre y su progenitor" ya que "fue enviada durante 15 días" a Asturias, España, con sus abuelos paternos a los que no veía desde hacía tres años.

Por último, el comunicado realiza un "llamado a todas las instituciones que deben garantizar los derechos humanos de la niña y su madre a revertir esta situación de alarmante injusticia".

El caso. 

La madre de la menor, a quien públicamente se la conoce como María, llegó a Uruguay con su hija en abril de 2016, para pasar las vacaciones de Semana de Turismo con su familia. La mujer, según relató a El País en marzo de 2018, venía siendo víctima de violencia de género por parte de su pareja desde hacía un tiempo, y hacia diciembre de 2015 notó un comportamiento extraño por parte de su hija.

La mujer decidió quedarse con su hija en Uruguay. Cuando le comunicó al padre de la niña, de nacionalidad española, la decisión, él le exigió que regresara a España e inició un juicio internacional por sustracción de la menor.

Luego de eso, comenzó una disputa judicial por la tenencia de la niña que hoy tiene siete años. 

El 11 de octubre tras vivir una semana en el consulado de Uruguay en Barcelona, y con una resolución de la Justicia española mediante, María entregó a su hija a la Policía que se encontraba a la espera en la puerta del edificio donde se ubica la oficina consular.

El padre de la niña no asistió a la entrega y por lo tanto fueron los llamados Mossos d'Esquadra los que la recibieron para luego entregársela al hombre.

En octubre la ONU intervino en el “caso María” cuando le envió una carta al gobierno de España.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error