POLÉMICA

Caso María: cargan las tintas contra la Justicia española

La Cancillería uruguaya y los abogados de María insisten con lo mismo: nadie está “desacatando” la orden judicial, sino que se está “haciendo cumplir la Convención de Viena”.

Protesta frente a la embajada de España por el caso María. Foto: Darwin Borrelli
El caso María lleva tres años y se convirtió en emblema. Foto: Darwin Borrelli

La niña N. y su madre María llevan dos noches durmiendo en la oficina del consulado uruguayo en Barcelona. Del lado de afuera del apartamento, situado en la cuarta planta de un edificio vidriado, acampan seis policías. La jueza de Vielha, Cristina Marrero Pérez, les había pedido a los uniformados que certificasen si la menor está en la oficina. Pero, como es territorio diplomático, las autoridades uruguayas les negaron el ingreso.

La Cancillería uruguaya y los abogados de María insisten con lo mismo: nadie está “desacatando” la orden judicial, sino que se está “haciendo cumplir la Convención de Viena”. Este tratado, firmado en 1963, sienta las veces del relacionamiento consular. “Nadie pidió que se entregara a la niña en el Consulado, fue algo que estableció la juez. La Convención de Viena no permite este tipo de acciones, por tanto fue un error de la magistrada”, dijo Mario Guerrero, representante de la madre.

Según el subsecretario de Relaciones Exteriores, Ariel Bergamino, “la Cancillería uruguaya no tiene competencias ni se expide en el fondo del asunto, pero sí hace cumplir la soberanía consular que establece la Convención de Viena”.

La jueza Marrero Pérez había reconocido el “error” y postergó para el próximo miércoles la entrega de la niña (quien quedará bajo la tutela de su padre). Esa entrega se dará en un punto de encuentro nuevo, pero la defensa de María exige que no sea “traumático” para la niña.

“Nos han dicho que si la niña sale del consulado la tomará la Policía y se la entregarán al padre”, dijo la abogada Ester García. Por tanto, “la niña no saldrá hasta que se suspenda el fallo anterior y nos sea notificado”.

Eso, aclararon los abogados de la madre, no significa que haya un desacato. “En todo momento nuestra defendida cumplirá con lo que indique la Justicia española”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)