POLÉMICA

Cantón tiró el cordero en José Ignacio: "Intenté hacer una broma y salió mal"

“Yo tiré el cordero. Intenté hacer una broma y salió mal”, confesó el empresario argentino ayer ante la Dirección Nacional de Aviación Civil (Dinacia).

Eduardo "Pacha" Cantón en 2008. Foto: Darwin Borrelli.
Eduardo "Pacha" Cantón en 2008. Foto: Darwin Borrelli.

El caso del cordero arrojado a una pileta desde un helicóptero tendría su capítulo final en los próximos días. En principio, el autor material del polémico “delivery”, Eduardo “Pacha” Cantón, declaró ayer ante la Dirección Nacional de Aviación Civil (Dinacia), y confirmó que fue él quien tiró el animal.

“Yo tiré el cordero. Intenté hacer una broma y salió mal”, confesó el empresario argentino. Cantón contó que el jueves 9 de enero arrojó en la pileta del creador de Etiqueta Negra, Federico Álvarez Castillo, un cordero criado en unos de sus campos. También, detalló que se subió a bordo de su helicóptero acompañado de un copiloto.

Sin embargo, un detalle no menor fue que Cantón ratificó ante el organismo que él ya le había anticipado a Álvarez Castillo que iba a tirar el cordero, y es por ese motivo que el acto fue grabado. Según pudo saber La Nación, de fuentes que siguen de cerca el caso, el empresario argentino Eduardo “Pacha” Cantón esperaría al final de feria judicial uruguaya para hacerse presente ante la Fiscalía que investiga el hecho.

“Pacha” Cantón llegó a Carmelo hace tres décadas y media. Cuando arrancaba la década de los 90, comenzó a trabajar en su proyecto Cantón Estate que, según su página web, “no es solo un emprendimiento inmobiliario” sino “una filosofía de vida”.

Lo primero que construyó fue su casa y el “Aeropuerto Internacional de Carmelo”, según lo llamó, que hace cuatro años pasó a ser nacional, recordó el diario El País. Lo que siguió fue el Club de Campo El Faro, a donde llegó más de una decena de veces Ernesto Clarens, el financista de la familia Kirchner.

Con los años, su presencia e injerencia en la zona fue creciendo. Además de Puerto Camacho y El Faro, el argentino es propietario de “La Toscanita”, una zona de casas con viñedos al estilo de la Toscana italiana; un complejo de 20 chacras llamado “Tierra de caballos”; y “Pinares del hotel”, ubicado alrededor del Carmelo Resort y Spa. Todos estos emprendimientos componen el Cantón Estate.

Su afición por el aire hizo que adquiriese aeronaves y construyera dos helipuertos en Uruguay.

Siniestro en el Delta de San Fernando.

En febrero de 2012, un yate que él manejaba embistió una canoa en la que viajaba una familia que navegaba el Delta de San Fernando. Una niña de dos años y su madre, de 26, murieron por el choque.

La familia de las fallecidas acusó a los tripulantes del yate por “no haberse mojado ni un dedo”.

“Miraban desde lejos y en ningún momento intentaron colaborar. Nunca quisieron reconocer su culpabilidad e intentaron escaparse, pero por suerte los detuvieron a tiempo”, afirmaron entonces a La Nación.

Cantón también es conocido por haber estado vinculado al exbanquero Marcos Gastaldi y a Alejandro Gravier, marido de la modelo Valeria Mazza, con quienes llevó a cabo varios proyectos inmobiliarios. Pero la sociedad terminó con acusaciones cruzadas. Además, el empresario fue relacionado con el exasesor de Carlos Menem Emir Yoma y con Laith Pharaon, hijo del magnate saudí Gaith Pharaon, constructor del Four Seasons, y señalado por delitos de “lavado de dinero” y “tráfico de armas”.

En diciembre de 2018, un helicóptero suyo participó del rescate en Carmelo de un grupo de vecinos de Costas las Vacas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados