Mejores herramientas a la Policía

Bonomi en el foco del Senado por los cambios al Código

La inseguridad y los reproches con el fiscal Jorge Díaz tensaron el debate.

Números: el CPP dispone pasar las estadísticas de delitos a la Fiscalía y entonces acusaron a Bonomi de “manipular” los datos anteriores. Foto: archivo El País.
El CPP dispone pasar las estadísticas de delitos a la Fiscalía. Foto: archivo El País.

A ocho meses de la entrada en vigencia del nuevo Código del Proceso Penal (CPP) el Senado aprobó varios cambios en su articulado con el fin de endurecerlo y darle, a su vez, mejores herramientas a la Policía para combatir a la delincuencia.

La situación de inseguridad pública dominó buena parte del debate porque está vinculada con los cambios a la norma.

En el curso del debate se recordaron expresiones del fiscal de Corte Jorge Díaz cuando asistió a defender el proyecto del Poder Ejecutivo, cuando sostuvo que el nuevo Código fue pensado para un universo de 18.000 hechos policiales mensuales y la realidad lo superó con 23.000 casos en el mismo período.

Rafael Paternain (Casa Grande), que asistió a la sesión como suplente de Constanza Moreira, anunció que votaría el proyecto en general, pero a la vez explicó que "no apoyaremos la regulación de la prisión preventiva ni los cambios al instituto de las libertades anticipadas. Tienen la intención deliberada, pero no dicha de seguir usando a la cárcel como mecanismo incapacitante", explicó.

"La prisión preventiva se usa con un sentido abusivo. Queremos contrarrestar el fracaso de la pena con más pena. La cárcel se usa como un depósito incapacitante para controlar el problema del delito. En vez de eso deberían buscarse mecanismos alternativos a la prisión preventiva", sostuvo Paternain.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres sostu-vo que hay un "espeluznante aumento de los delitos. En el afán de zafar, en cualquier país del mundo un ministro no dura un día. (Eduardo) Bonomi está sostenido por una mayoría que ha decidido bancar cualquier cosa. No es el CPP el responsable del aumento de los delitos sino el fracaso de la política de seguridad".

"Han explotado 42 cajeros automáticos, es un escándalo, y no agarran a casi nadie. Este es un ejemplo más del fracaso de las políticas de seguridad, que no tiene nada que ver con el nuevo Código. Con las explicaciones que dan parece que fuéramos todos tarados", se molestó Mieres.

En tanto el nacionalista Omar Lafluf cuestionó a las autoridades del Ministerio del Interior y al fiscal Díaz, por cruzar acusaciones y confundir con sus declaraciones. "Es un todos contra todos, eso hace mucho daño porque llega a la población. Cada uno quiere sacarse el lazo", protestó.

Luego, el líder nacionalista Luis Lacalle Pou recordó que cuando se puso en funcionamiento el nuevo CPP advirtió sobre las carencias en recursos humanos como funcionarios, fiscales, jueces o defensores y otros elementos para aplicar las nuevas normas.

"Todo el Frente Amplio fracasó, aunque hoy algunos tratan de despegarse", dijo, en alusión a las posturas de sectores oficialistas como Casa Grande. "Ahora el último cartón ligador es el Código. Es una excusa", remarcó.

Otro discurso muy crítico con la gestión del Frente Amplio fue el del colorado Pedro Bordaberry. Culpó a Bonomi de los cambios implementados en la sesión por "faltar a un acuerdo", en referencia a que el ministro "manipuló y mintió las estadísticas" al decir que las rapiñas bajaban. Ahora con el nuevo Código las cifras de delitos ya no las tiene en exclusividad el ministerio, sino que también van a la Fiscalía "y por eso se descubrió que las rapiñas no habían bajado, como nos mintieron el señor Bonomi y sus secuaces, sino aumentado".

Las figuritas.

Hasta el cambio del color de las luces de la sirena de las ambulancias estuvo en la agenda. Esa medida fue pedida por las sociedades de emergencias médicas luego de que uno de sus móviles fuera baleado durante un traslado nocturno, presumiblemente porque los atacantes confundieron sus luces con las de un patrullero.

"Es increíble, en vez de agarrar a los que balean las ambulancias le cambiamos el color de las luces y las ponemos de verde para que no las confundan", ironizó el senador Bordaberry.

"No queda nada ya. Hasta las figuritas del Mundial nos roban", añadió. "El robo de figuritas fue en Argentina, que es quien abastece a Uruguay. No es Bonomi", le respondió el oficialista Rafael Michelini.

En voz alta, Michelini dijo que "no es solo pegarle a Bonomi" y que "la Policía tiene orgullo de hacer su trabajo". "Sabemos que las cosas no están saliendo, que le roban a los trabajadores, pero estamos mejorando el Código", agregó.

"Le voy a decir a mi sobrino nieto que el robo de figuritas no fue acá, y además le voy a sugerir que se vaya a Argentina porque allí bajaron 7% los robos y 13% los homicidios", replicó Bordaberry, quien admitió que "ya extrañaba" una respuesta de Michelini a sus críticas al gobierno.

Más tarde, la senadora socialista Daysi Tourné, cuyo partido tampoco acompaña algunas de las modificaciones al Código, anunció que acatan- do la decisión de la bancada votaría afirmativamente en general.

Entre 1999 y 2018 subió el número de presos de alrededor de 4.000 a unos 11.000, sostuvo. "¿Colaboró el aumento de penas y el encarcelamiento en el número de delitos? La respuesta es clara, no. No logramos bajar los delitos", razonó Tourné.

"Lo que me preocupa es decirle a la ciudadanía que con estos cambios no vamos a solucionar las cosas", reconoció luego Tourné.

Hubo varias disidencias en bancada del Frente

La bancada del Frente Amplio se mantuvo unida cuando el proyecto se votó en general. La oposición también apoyó y fue un 30 en 30. Pero en los artículos sobre libertades anticipadas y el uso del instituto de la prisión preventiva hubo disidencias, como estaba previsto, de Casa Grande, el Partido Socialista y el Partido Comunista. Cuando el proyecto se discuta en Diputados ocurrirá lo mismo con esos sectores, y se sumarán otros del oficialismo como el PVP (Luis Puig) y el Ir (Macarena Gelman).

Los cambios que el Senado aprobó en el CPP

Anticipada
Debaten censura a Bonomi en el Parlamento. Foto: Twitter @Ferpase

La iniciativa aprobada por el Senado por 30 votos en 30 en general, establece que los delincuentes que cometan delitos graves no recibirán el beneficio de la libertad anticipada. En el proyecto original del Poder Ejecutivo este beneficio no corre para quienes cometan violaciones; abuso sexual; abuso sexual especialmente agravado; atentado violento al pudor; abuso sexual sin contacto corporal; secuestro; homicidio agravado; delitos contra los derechos humanos y crímenes de guerra y aquellos condenados con medidas de seguridad.

Policía
Policía uruguaya. Foto: Archivo

Con los cambios propuestos al nuevo Código del Proceso Penal (CPP) se le brinda "un fuerte respaldo legal" a los agentes policiales, según señala la exposición de motivos de la iniciativa del Poder Ejecutivo. Los efectivos pueden prestar auxilio a una víctima, practicar la detención en casos de flagrancia o fuga y resguardar el lugar donde se cometió un delito sin recibir instrucciones particulares de los fiscales. Recibida una denuncia, los agentes policiales podrán investigarla y realizar el registro personal, de vestimenta y equipaje de la persona que sea detenida.

Preventiva
Esposas

Otro de los cambios aprobados ayer modifica el artículo 223 del Código del Proceso Penal para que la prisión preventiva —que es excepcional en el texto original— pase a ser la regla en determinados casos de reincidencia en delitos como: violación; abuso sexual; abuso sexual especialmente agravado; atentado violento al pudor; abuso sexual sin contacto corporal; lesiones graves que pongan en peligro la vida; lesiones gravísimas; hurto cuando concurran sus circunstancias agravantes. Algunos sectores del Frente Amplio no apoyaron la medida.

Abreviad
Momentos previos al comienzo de la audiencia por el caso Brissa González. Foto: Fernando Ponzetto

En el proyecto de ley remitido al Parlamento y aprobado ayer por el Senado, el Poder Ejecutivo propone una serie de modificaciones al proceso abreviado (que es cuando hay acuerdo entre fiscalía y defensa) sobre el delito y se acorta el juicio. Se determinan nuevos límites para el uso de esta vía: no se pueden establecer penas inferiores al mínimo previsto para el delito del que se acusa en los casos de violación; abuso sexual agravado; abuso sexual sin contacto corporal y homicidio. Además, la víctima deberá ser escuchada por el juez antes de la sentencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º