EXITOSO OPERATIVO

Así fue la caída de una peligrosa banda criminal que se dedicaba a copamientos

Durante dos meses la Policía actuó de forma coordinada, montó vigilancias sin descanso para analizar los movimientos de los delincuentes y conseguir información.

La Policía logró incautar gran cantidad de armas, municiones de “guerra”, distintos tipo de droga y celulares. Foto: Ministerio del Interior
La Policía logró incautar gran cantidad de armas, municiones de “guerra”, distintos tipo de droga y celulares. Foto: Ministerio del Interior

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Madrugada del 6 de marzo de 2021. Un auto rojo marca Cherry QQ con cuatro delincuentes dentro llegó hasta las afueras de una pequeña localidad de Colonia, denominada Cufré. Tres de los maleantes bajaron del auto armados y el otro se quedó esperando.

En el medio de la oscuridad y de la tranquilidad de una localidad alejada del ruido de la ciudad, los delincuentes entraron a la casa de familia violentamente y preguntando: “¿Dónde están los US$ 200.000?”.

La plata no estaba. Disconformes, maniataron al matrimonio que allí vivía. También había dos niños en la casa. Con las dos personas atadas, comenzaron los golpes para conseguir su objetivo. Pero luego de un tiempo, desistieron de la violencia y se llevaron el único dinero que había en la casa donde la familia lleva adelante un negocio de la elaboración de quesos, $ 40.000.

Esa madrugada, Colonia quedó conmocionado. Varios efectivos policiales, encabezados por el jefe de Policía Jhonny Diego, salieron rápido hacia la casa de familia. “No era común un copamiento violento en el departamento”, dijo a El País una fuente de la investigación.

Enseguida los policías comenzaron a trabajar para poder capturar a los responsables. Pero a medida que avanzaban en la indagatoria se iban sorprendiendo. No había sido un copamiento al azar. No era un hecho aislado. Detrás de estas personas había todo un grupo organizado, con diferentes roles, que se dedicaban a copar viviendas, vender droga y a otra larga lista de hechos delictivos.

Las primeras averiguaciones policiales pudieron determinar que los delincuentes habían llegado la madrugada del 6 de marzo a la localidad de Cufré con información de que en esa vivienda había US$ 200.000 producto de una divorcio en curso del matrimonio.

Fuentes de la investigación indicaron a El País que los delincuentes, antes de copar la vivienda, habían estudiado la zona y los movimientos de la familia para dar el golpe.

La Policía los identificó rápidamente. Pero la información de que de estos cuatro criminales actuaban en grupo motivó un silencioso y cuidadoso operativo. Bajo el nombre “John Wayne” comenzó a rodar el procedimiento policial.

El jefe de Policía, Diego, se puso en contacto con la fiscal de Rosario, Sandra Fleitas, con los jefes de Policía de Canelones (Víctor Trezza), Montevideo (Mario D’Elía) y Maldonado (Julio Pioli). Los investigadores habían descubierto que este grupo criminal tenía más de 20 integrantes y que tenía su base entre la ciudad de Barros Blancos y Las Piedras, en el departamento de Canelones.

Durante dos meses la Policía actuó de forma coordinada, montó vigilancias sin descanso para analizar los movimientos de los delincuentes, realizó escuchas telefónicas autorizadas por la Justicia y se llenó de información.

Según narraron las fuentes, se trata de un grupo criminal “pesado”, con armas, autos y sospechoso de haber llevado adelante al menos cinco copamientos en viviendas de distintos departamentos del sur del país. “Tenían algunas más planeadas que quedaron frustradas”, confió una fuente de la investigación.

La Policía logró incautar gran cantidad de armas, municiones de “guerra”, distintos tipo de droga y celulares. Foto: Ministerio del Interior
Foto: Ministerio del Interior

Con todo el material reunido, la Policía coordinó el golpe. El pasado miércoles se llevaron adelante 16 allanamientos en Montevideo, Canelones y Maldonado y se detuvo a 23 personas sospechosas de formar parte de la peligrosa organización.

Según narraron las fuentes, dos miembros del grupo tienen un “buen pasar económico” y serían los “padrinos” de la banda. Es decir, son quienes prestan el dinero para conseguir autos y armas para llevar adelante los atracos.

Entre los detenidos hay 19 hombres y cuatro mujeres. Ayer los cuatro implicados en el secuestro fueron fomalizados por delitos de copamiento, asociación para delinquir y tráfico de armas. Se espera que en las próximas horas se impute al resto de los integrantes.

Larrañaga: “Fue un día muy bueno para la Policía y la Justicia uruguaya”
Jorge Larrañaga brindó una conferencia de prensa en Colonia este jueves de noche. Foto: Ministerio del Interior

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, viajó ayer al departamento de Colonia para dar detalles sobre el operativo. Junto a la fiscal Sandra Fleitas y al jefe de Policía de Colonia, Jhonny Diego, las autoridades brindaron detalles sobre el operativo que permitió desbaratar a la peligrosa banda. “Esto da cuenta con una investigación importante para determinar las responsabilidades de los que el 6 de marzo coparon un establecimientos a dos kilómetros de Cufré”, explicó Larrañaga.

“Se han encontrado los cuatro responsables y también a esa asociación para delinquir, a la que ningún delito le era ajeno”, añadió el ministro. El secretario de Estado destacó que el de ayer fue un “día muy bueno para la Policía y la Justicia uruguaya” e informó de otros dos procedimientos exitosos. Uno de ellos fue la captura de un reconocido narcotraficante de San José, llamado Matías Sosa.

“Ha sido formalizado con 180 días de prisión preventiva por el trafico de droga en distintas modalidades”, informó el jerarca. Por otra parte, señaló que la Brigada Antidrogas , en otro operativo, realizó 12 allanamientos y detuvo a 11 personas que utilizaban un estacionamiento para comercializar droga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados