SONADO CASO JUDICIAL

Tras dos años, una niña debe volver a España

Grupos feministas critican la actuación de la Justicia local.

Puja: los grupos feministas consideraron una derrota la decisión del máximo órgano judicial. Foto: Ariel  Colmegna.
Puja: los grupos feministas consideraron una derrota la decisión del máximo órgano judicial. Foto: Ariel Colmegna.

Y finalmente María se irá. Así termina esta historia que ha tenido a una niña y a su familia en vilo durante dos años. La Suprema Corte de Justicia rechazó un recurso de revisión, lo que, en pocas palabras, significa que la pequeña y su madre deberán regresan a España donde vive el padre de la niña, un presunto abusador.

Los cinco ministros de la Corte, en forma unánime, entendieron que no había mérito suficiente para revisar el proceso sobre lo actuado hasta ahora. Es que en primera instancia, en diciembre de 2016, la Justicia uruguaya había decidido la restitución de la niña. Los abogado defensores de la madre apelaron aquel fallo, pero el Tribunal de Apelaciones confirmó (parcialmente) la sentencia de la instancia inicial.

Fue una aprobación "parcial", porque la Justicia uruguaya dispuso una serie de restricciones dadas las acusaciones de maltrato que recaen sobre el padre de la niña. No conformes con esta segunda decisión de la Justicia, los abogados de la madre le pidieron a la Suprema Corte de Justicia que revisara el proceso. ¿El motivo? El defensor de oficio de la niña estaría "ayudando" a los defensores del padre; apenas había conocido a la menor y hasta la había dejado sola (sin defensa) en una de las audiencias.

La Suprema Corte de Justicia informó ayer que las pruebas no eran suficientes para sostener tales acusaciones. Por lo tanto, la jueza de primera instancia, aquella que había fallado en diciembre de 2016, tendrá que determinar cuándo la madre y su hija viajarán, con todas las garantías, para quedar a disposición de la Justicia española.

"El caso ya es asunto juzgado", explicó Raúl Oxandabarat, vocero de la Suprema Corte de Justicia. "En teoría, la Justicia ahora debe coordinar quién paga los pasajes, quién recibe a la niña en España y toda la logística para garantizar lo acordado".

Cabe la posibilidad que, una vez en Europa, el juez español entienda que lo mejor para esta familia, y en especial para la pequeña, es regresar a Montevideo dado el tiempo transcurrido y que la Justicia uruguaya exigió que el padre no pueda acercarse a menos de 500 metros de la niña y su madre.

Aunque la vuelta a España no signifique que la niña vaya a vivir con su padre, el movimiento feminista que acompañaba a la madre ha calificado de "derrota" el fallo de la Suprema Corte de Justicia. "Hoy (por ayer) es un día difícil para los derechos humanos de las mujeres y de los niños", dijo a El País Teresa Herrera, vocera de Mujeres de Negro.

Es que el fallo de la Justicia uruguaya coincidió con la noticia, publicada por Búsqueda, de que el Poder Ejecutivo no implementará por ahora la ley de violencia de género por falta de recursos.

"Estamos en un país donde ni el Poder Ejecutivo ni el Poder Judicial defienden nuestros derechos… Mientras nos seguirán matando, seguirán abusando de nosotras", criticó Herrera, visiblemente conmovida por el fallo.

La militante, una de las promotoras de la campaña #MaríaNoSeVa, explicó que "no es posible que siga habiendo jueces y juezas que no estudian los convenios internacionales, que no privilegian los derechos de los niños tal cual lo establecen las convenciones".

La niña llegó a Uruguay con cuatro años y ahora tiene seis. El paso del tiempo, su integración y el hecho de que se está en medio del año lectivo, podrían ser mencionados como parte de la estrategia de la defensa de la madre para retardar el traslado a España. Pero más allá de esos pasos, la "(Suprema) Corte dijo que no había mérito suficiente para revisar el proceso de restitución internacional y volver a hacerlo, así que se debe cumplir la sentencia del tribunal de Apelaciones de Familia y madre e hija tendrán que volver a España, siempre cumpliendo las medidas de protección dispuestas", dijo Virginia Salvo, la abogada de María.

En principio, el caso no había tenido repercusión mediática. La madre había notado, tras su llegada a Uruguay en 2016, que la pequeña estaba con una actitud "rara". Por eso, optó por una consulta psicológica y se constató que presentaba signos de abuso. Cuando el padre reclamó el regreso de su hija a España (él se había quedado allí), comenzó un juicio y la posterior campaña.

"Es un día muy difícil para las mujeres"

La vocera del colectivo Mujeres de Negro, Teresa Herrera señaló a El País que ayer fue "un día muy difícil para las mujeres" porque en la Rendición de Cuentas no se prevén recursos para la aplicación de la ley de género. Según informó ayer Búsqueda, en los últimos días el Poder Ejecutivo, que ajusta los detalles del proyecto, transmitió a la Suprema Corte de Justicia que no habrá recursos para implementar la ley. Lo mismo comunicó ya a la Fiscalía General de la Nación. Según señaló el semanario, el número creciente de femicidios y de denuncias de violencia doméstica empujaron al Parlamento a acelerar el año pasado la aprobación de una ambiciosa ley contra la violencia de género. De todas maneras, la instrumentación de la misma sigue sin realizarse ya que no hay recursos para ello. A fines del año pasado, el Frente Amplio consiguió su objetivo: sancionar el proyecto de ley del gobierno sobre violencia de género contra las mujeres. En el Senado estuvo dos años, pero por la Cámara de Representantes pasó en una semana. Ese fue uno de los argumentos por los cuales la mayoría de la oposición no lo acompañó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)