PASADO RECIENTE 

Allanaron vivienda de general retirado que tendría datos del asesinato de Eduardo Bleier

El escrito para capturar un supuesto archivo de información de la época de la dictadura fue pedido por su hijo, el escritor y periodista Gerardo Bleier, informaron fuentes judiciales a El País.

Eduardo Bleier. Foto: Archivo El País
Eduardo Bleier. Foto: Archivo El País

El miércoles de esta semana se realizó a pedido del fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad Ricardo Perciballe un allanamiento en el domicilio del general retirado Juan Alberto Lezama, en busca de material que podría brindar datos acerca del asesinato del detenido-desaparecido Eduardo Bleier Horovitz, cuyos restos fueron identificados el pasado 7 de octubre, informó El Observador y confirmó El País.

Lezama fue jefe de la División de Informaciones (División II. Informaciones) del Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), en 1975, año de la desaparición de Bleier, según la investigación de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente.

Actualmente, Lezama vive la mayor parte de su tiempo en Islas Canarias, España, informó El Observador.

El fiscal Perciballe dijo a El País que esta acción surgió por un escrito que presentó días atrás el escritor y periodista Gerardo Bleier, hijo de Eduardo, que "brindaba determinada información".

A partir de estos datos, la Fiscalía, que reabrió la investigación judicial del caso Bleier, solicitó llevar adelante el allanamiento a la jueza Silvia Urioste, que dio lugar al pedido.

Consultado sobre qué se halló en el departamento, ubicado en el barrio Pocitos, Perciballe dijo que se encontró "documentación” que “se constató” es “atinente al período". Luego la jueza Urioste dispuso “la digitalización y análisis” de estos documentos, por lo que ahora se está a la espera de estos resultados.

¿Quién era Eduardo Bleier Horovitz?

Odontólogo, padre de cuatro hijos, y miembro del Comité Central y Secretario Departamental del Partido Comunista del Uruguay, Bleier estuvo recluido en dos centros clandestinos de detención de Montevideo, de acuerdo a la investigación oficial de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, actualizada a enero de 2019.

De acuerdo a este trabajo, la detención de Bleier formó parte de la “Operación Morgan”, que comenzó en octubre de 1975 con el objetivo de “perseguir y reprimir” a toda la estructura orgánica del Partido Comunista del Uruguay, y a la Unión de Juventudes Comunistas (UJC.), que tuvo un resultado de diez militantes detenidos-desaparecidos.

Varios testigos dieron testimonios de torturas que sufrió Bleier, primero en el centro de reclusión clandestina conocido como “Casa de Punta Gorda”, “300 Carlos R” o “Infierno Chico”, ubicado en Rambla República de México 5515, “presumiblemente el primer centro clandestino del Servicio de Información de Defensa (SID)”.

Además, testigos declararon que Bleier fue sometido a “salvajes torturas” en el centro de detención clandestino conocido como “300 Carlos”, “El Infierno Grande” o “La Fábrica”, ubicado en la Av. de las Instrucciones 1925, a los fondos del Batallón de Infantería No. 13.

El pasado 8 de octubre, la jueza Isaura Tórtora, le informó a sus familiares que Eduardo Bleier falleció a causa de "torturas" y "apremios físicos", según las pericias.

El lunes 14 de octubre, Bleier fue despedido por una multitud en el Paraninfo de la Universidad de la República, adonde concurrieron activistas por los derechos humanos, dirigentes políticos, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y cientos de ciudadanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)