Los cuadernos que acusan

Allanan en Maldonado por dinero K

La Policía e Interpol no tuvieron éxito en la búsqueda de los dos empresarios en el Este.

En el puerto de Piriápolis las autoridades realizaron allanamientos. Foto: Ricardo Figueredo
En el puerto de Piriápolis las autoridades realizaron allanamientos. Foto: Ricardo Figueredo

La Policía junto a la Interpol allanaron sin éxito el sábado pasado un barco y una vivienda en Piriápolis, y otra propiedad en Punta del Este, en operativos de búsqueda de dos empresarios requeridos por la Justicia argentina por su presunta vinculación a la denominada “Ruta del dinero K” y no descartaban encontrar documentos y dinero.

Las autoridades buscan al empresario Carlos Ferrari, vinculado a Cristobal López y al empresario y arquitecto Oscar Thomas, el último hombre que está prófugo en la investigación por la presunta entrega de millonarios sobornos de empresarios a ex altos funcionarios durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-2015), un caso que salpica a la expresidenta.

El Ministerio de Seguridad argentino ofrece una recompensa de 500.000 dólares a quien, sin ser parte de la presunta trama, ofrezca datos sobre el paradero de Thomas, según la prensa argentina. Los registros se realizaron en propiedades en Piriápolis y en el lujoso balneario de Punta del Este del empresario Carlos Ferrari, también prófugo de la Justicia argentina. El juez que investiga la causa, Claudio Bonadio, ya ha indagado a 52 empresarios y exfuncionarios kirchneristas, así como a la propia expresidenta, desde que se iniciaron las investigaciones el pasado 2 de agosto.

Piriápolis: la vivienda fue allanada por las autoridades. Foto: Ricardo Figueredo
Piriápolis: la vivienda fue allanada por las autoridades. Foto: Ricardo Figueredo

Tres propiedades de la expresidenta fueron allanadas en Argentina durante esta semana por orden del juez que la acusa de conducir una asociación ilícita para cobrar coimas a cambio de otorgar licitaciones de obra pública. Hace dos días la Justicia uruguaya anunció que pediría a su par de Argentina testimonios de los empresarios arrepentidos que pudieran aportar información para saber si dinero proveniente de esos actos de corrupción pasó a territorio uruguayo.

SIN RADAR.

La Armada Nacional admitió que tiene dificultades para controlar el tránsito en la zona de Carmelo porque los radares de Colonia no funcionan. El puerto de Carmelo fue sindicado en Argentina como la puerta de entrada a Uruguay de US$ 200 millones provenientes de coimas pagadas a los gobiernos del matrimonio Kirchner.

Ernesto Clarens, un financista vinculado a Néstor Kirchner y cuyo nombre fue mencionado por varios empresarios arrepentidos como destinatario de los sobornos, viajó 91 veces a Uruguay en barcos privados, sobre un total de 164 traslados.

El vocero de la Armada, Marcelo Etchevers, reconoció en el programa TQH de RadioLugares, según consignó Carmelo portal, que “los radares no están operativos y es una preocupación que se viene tramitando ya desde hace tiempo. Esta necesidad no fue atendida en el presupuesto”. El vocero sostuvo que “tratamos con mucho ingenio ser lo más eficientes posibles. Si comparamos el personal que hubo en la Prefectura de Carmelo los últimos veinte años notamos una reducción del personal de casi un 50%. Con esto se han multiplicado las tareas”.

Por esa razón “tratamos de complementarnos con un sistema más moderno como el de Gestión Marítima, lo reforzamos con el Comando de Infantería de Marina, a través de patrullaje fluvial”. En Uruguay, el fiscal especializado en Crimen Organizado, Luis Pacheco volvió a analizar el expediente sobre la Ruta del dinero K a raíz de los nuevos elementos. Su idea es cotejar la información que surge del expediente antiguo con los de los Cuadernos de las Coimas.

Indagarán Sociedades Anónimas locales en ruta K
Por coimas en la vecina orilla

En 2013, la diputada de la legislatura de Buenos Aires Graciela Ocaña entregó documentación a la entonces jueza especializada en Crimen Organizado Adriana de los Santos sobre varias sociedades anónimas uruguayas utilizadas para ocultar el origen del dinero proveniente de Argentina. Tres años más tarde, Ocaña presentó una segunda denuncia a la Justicia uruguaya, donde señalaba que parte del dinero K pasó por el sistema bancario uruguayo.

“El nombre del bancario uruguayo Carlos Adrián Calvo López está en mi primera denuncia realizada en Uruguay. El financista (Lázaro) Báez justifica varias compras, varias operaciones que este hombre (Calvo López) le pagó en Uruguay en efectivo”, dijo Ocaña. Consultada por El País sobre si hay sociedades anónimas uruguayas vinculadas a los “cuadernos de las coimas”, respondió que creía que sí. En Argentina trascendió que una parte del dinero K pasó por Uruguay y fue trasladado a paraísos fiscales y otra parte fue lavada mediante la compra de inmuebles. La Justicia busca ubicar esas propiedades, confirmaron fuentes a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)