CRÍMENES SIN RESOLVER

Ajustes de cuentas: tiran cuerpos de adictos en el arroyo Miguelete

Cinco personas resultaron asesinadas entre noviembre del 2020 y abril de este año y sus cuerpos fueron arrojados al arroyo Miguelete.

Arroyo Miguelete: se ha convertido en algo común encontrar cuerpos de hombres en sus aguas. Foto: Archivo El País
Arroyo Miguelete: se ha convertido en algo común encontrar cuerpos de hombres en sus aguas. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El último cadáver flotando en las aguas del arroyo Miguelete fue encontrado al caer la tarde del 17 de abril pasado por unos niños que jugaban a la pelota. Estaban en un parque lindero ubicado a la altura del barrio 40 Semanas.

Los niños avisaron del hallazgo al padre de uno de ellos, quien realizó la denuncia en la Zona III (Casavalle y barrios aledaños).

Investigadores policiales y técnicos de la Policía Científica concurrieron al lugar. Cuando lo sacaron del agua, los policías observaron que se trataba del cuerpo de un hombre y que tenía impactos de balas.

El fallecido era Ernesto Nicolás Balsarini Etcheverry, de 29 años. Tenía tres antecedentes penales por rapiña, atentado y lesiones personales.

A los policías que concurrieron al arroyo Miguelete no les sorprendió el hallazgo. Todos los años bandas que se dedican al microtráfico en la zona matan a adictos que no pagan sus deudas o a rivales en disputas por territorios. Sus cuerpos los tiran al Miguelete.

Entre el 2 noviembre de 2020 y el 17 de abril de este año, cinco personas fueron asesinadas y tiradas al arroyo, dos de ellas calcinadas.

Impactos de bala.

El primer muerto encontrado en 2021 en el arroyo Miguelete fue Camilo Jesús Cozzi Lambach, de 21 años. El joven tenía cinco antecedentes por hurto.

Los restos de Cozzi Lambach fueron vistos a las 9:00 horas del 4 de enero de este año por un transeúnte que circulaba por Francisco Plá y rambla Costanera (Barrio Lavalleja, frente al 40 Semanas). Enseguida este dio aviso a la Policía.

Policía Científica, Bomberos, personal de la Zona III y la fiscal de Homicidios, Mirta Morales, trabajaron por varias horas en la mañana de ese día en el lugar.

Citando fuentes del caso, Subrayado informó que el cadáver presentaba varios impactos de bala en la espalda.

Personal de Bomberos intervino para extraer el cuerpo del agua y así Policía Científica pudo realizar las primeras pericias en la escena. Luego se trató de establecer si el hombre fue asesinado en el lugar o en otro lado y después el cuerpo arrojado al arroyo.

Trece días más tarde, en la madrugada de 17 de enero de 2121, fue tirado al agua otro cuerpo A las 08:40 de ese día, el cadáver de Sergio Lima González, de 54 años, fue encontrado por una persona que caminaba por la orilla del arroyo Miguelete a la altura de José María Silva y rambla Costanera.

El hombre fallecido tenía 10 antecedentes penales por hurtos, uno por receptación y otro por encubrimiento.

Según informó radio Universal, el cadáver encontrado tenía cuatro impactos de bala y estaba calcinado de la mitad del cuerpo hacia abajo. Se trata de una práctica común entre delincuentes con el objetivo de borrar rastros o dificultar la identificación de la víctima.

Una fuente de la investigación dijo a El País que todos los años aparecen personas asesinadas en el arroyo Miguelete.

Explicó que las víctimas son individuos con antecedentes penales que viven en ranchos cercanos al arroyo o a la intemperie.

“Al no pagar sus deudas por drogas terminan muertos a balazos y los traficantes se deshacen de los cuerpos tirándolos en el Miguelete”, expresó.

Y agregó que, en ocasiones, las familias no reclaman los cadáveres porque se trata de adictos que desde hace tiempo perdieron contacto con sus parientes.

Manos atadas.

Cerca de las 5 la madrugada del 12 de noviembre de 2020, un testigo informó a la Policía que en la intersección de Felipe Carapé y la rambla Francisco Lavalleja, a poca distancia del arroyo Miguelete, había un cuerpo colgado. Los efectivos que llegaron al lugar encontraron a la víctima con la muñecas atadas con una soga y las manos atrás de la cintura. El cuerpo del fallecido estaba colgado del cuello y atado de una reja del desagüe del arroyo. Junto a la víctima había un pantalón y un celular.

Otro cuerpo apareció en el arroyo Miguelete, frente al barrio Las Acacias, el 6 de noviembre de 2020. Personal de la Zona III recibió una denuncia por la desaparición de una persona, la cual podría estar herida de bala. Se comenzó un operativo de búsqueda en las seccionales 12ª y 17ª con personal de Grupo Especial de Operaciones (GEO), Plantel de Perros e Investigaciones. La búsqueda finalizó al encontrar un cuerpo calcinado a orillas del arroyo.

Ninguno de los cinco casos fue aclarado hasta el momento. La Policía considera que no le dan información por temor a represalias.

Aclaración: Desde el Ministerio del Interior se informó, respecto a una persona encontrada muerta en un desagüe del arroyo Miguelete el 12 de noviembre de 2020, que la Policía Científica y la Fiscalía determinaron posteriormente que se trató de un ahorcamiento y no de un asesinato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados