ESTAFA EN APARTAMENTOS DE POCITOS

Administrador de dos edificios es investigado por robos millonarios

Denuncian que el hombre “realizó maniobras” para apropiarse de dinero que era de residentes de inmuebles en el barrio Pocitos.

Vista aérea de edificios del barrio Pocitos, en Montevideo. Foto: Archivo El País
Vista aérea de edificios del barrio Pocitos, en Montevideo. Foto: Archivo El País

Dos edificios en Pocitos, un administrador y presuntas maniobras de apropiación de dinero que provocaron pérdidas millonarias. Así se puede resumir el caso que viene investigando hace meses la Fiscalía de Flagrancia del 3er Turno, cuya titular es la doctora Silvia Pérez.

La historia surge a partir de una denuncia que se presentó el año pasado en la seccional 10 de Montevideo, ubicada en la calle Gabriel Pereira casi Libertad. En ese momento se dio cuenta de que una persona, que era el administrador de un edificio en Pocitos, se había apropiado de dinero de los residentes -por ejemplo el que correspondía a los gastos comunes- y había realizado distintas maniobras que podían tener “relevancia criminal”. Pero el caso recién empezaba.

Unos meses más tarde se decidió realizar una ampliación de esta denuncia. De acuerdo a un documento oficial al que accedió El País, el hombre fue despedido del edificio y comenzó a trabajar bajo el mismo rol en otro inmueble de Pocitos donde también habría realizado maniobras delictivas.

Sobre estas últimas, Telenoche (Canal 4) informó en mayo de este año que los copropietarios de este último edificio se contactaron con un abogado para denunciar penalmente al administrador por haberse quedado con dinero que era de los copropietarios.

Fuentes de la Fiscalía indicaron a El País que la fiscal Pérez viene investigando los dos hechos desde hace meses y que ha indicado ciertas “diligencias”, es decir acciones para avanzar en la indagatoria contra la persona y que ambos casos, denunciados hace meses, se están siguiendo de cerca.

El documento de ampliación de la denuncia de ambos edificios revela que el hombre que administraba los inmuebles fue denunciado por primera vez luego de que se detectara faltante de fondos e incumplimiento en el pago de obligaciones para las cuales recibía dinero. También encontraron “muchas irregularidades”, como ser “el manejo y utilización de documentos apócrifos para obtener beneficios económicos y/o justificar faltantes de dinero”, aseguran los denunciantes.

Maniobras delictivas.

Según el documento que hoy está en manos de la Fiscalía y al que accedió El País, el abogado Rodolfo Flores denunció distintas maniobras ilícitas por parte del administrador. El abogado planteó nueve hechos presuntamente delictivos por parte del hombre en el segundo inmueble que administraba.

Entre ellos, destacó el faltante de dinero líquido. En el último edificio que administró debería haber un fondo de propiedad del inmueble de $ 1.289.229 y US$ 5.137, “de acuerdo a los resúmenes emitidos” por un banco privado. En cambio, la plata que había eran solo $ 391.105 y US$ 2.910. También se detectó el faltante de dinero por impagos de servicios del ascensor del edificio, de tributos a la Intendencia de Montevideo, de facturas de OSE y “apropiación de depósito en pago de gastos comunes cumplidos por copropietarios a través de local de cobranzas y no ingresados ni declarados en estados de cuenta del edificio”.

El abogado concluyó en su denuncia que “la maniobra contra el patrimonio de este segundo edificio y sus copropietarios, así como contra el Estado en la persona de BPS, por apropiación de aportes, y de ANDA por similar concepto, asciende a $ 1.247.450 y US$ 2.227.

“Ha habido avances en la indagatoria”

El abogado denunciante, Rodolfo Flores, aseguró a El País que “ha habido avances en la indagatoria” por el hombre que se quedó con el dinero de los residentes de dos edificios en Pocitos. “Son varios delitos (cometidos por el administrador). Hay maniobras engañosas porque elaboró documentación de contenido apócrifo para hacer creer a los dueños de los edificios que se estaban destinando los fondos a las facturas, cuando no se pagaban y se adueñaba del dinero. Al haber una maniobra artificiosa es por lo menos estafa”, aseguró Flores. En ese sentido insistió que también hubo omisión de pagos de BPS y ANDA. “Sin duda que hay apropiación indebida, en el caso del BPS es contra el Estado”, apuntó. En ambos edificios hubo faltantes de “unos 2 millones y medio de pesos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados