FALLO

El acusado de quemar a Andrés en Ciudad Vieja esperará su juicio en libertad

El 18 de julio el juez penal Huberto Álvarez hizo lugar al pedido de la fiscal Mirta Morales y decretó el inicio de la investigación para un joven de 23 años por haber atacado con fuego a Andrés.

El ataque ocurrió en la madrugada de 15 de julio. Foto: Francisco Flores
El ataque ocurrió en la madrugada de 15 de julio. Foto: Francisco Flores

El Tribunal de Apelaciones Penal de 2° Turno decidió ayer suspender la prisión preventiva para el hombre acusado de haber incendiado a Andrés, un hombre que vivía en situación de calle en la Ciudad Vieja.

La Fiscal de Homicidios de 2° Turno, Mirta Morales, había imputado a ese joven de 23 años y con un antecedente penal por receptación en mayo de 2017, por ser el presunto autor de un homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa.

El inicio de esta investigación penal tuvo lugar el pasado 18 de julio. En esa instancia judicial Morales había solicitado la medida cautelar de prisión preventiva por 150 días para el acusado y el juez penal Huberto Álvarez había accedido a dicho pedido.

Los abogados Marcos Pacheco y Juan Carlos Fernández Lecchini apelaron la decisión de la medida cautelar de prisión preventiva y un fallo emitido por el Tribunal en las últimas horas les concedió la razón.

“Dispónese la suspensión de la ejecución de la sentencia interlocutoria Nº 916 de fecha 18 de julio de 2020 y, en caso de haberse cumplido, la inmediata suspensión de su ejecución”, indica la sentencia a la que accedió El País y que lleva la firma de los ministros José Balcaldi, Daniel Tapie y Carla Cajiga.

El defensor Pacheco explicó a El País que la “apelación fue con relación a la resolución de la medida cautelar”. “Ahora tiene derecho a esperar el juicio en libertad”, explicó el abogado sobre su defendido y agregó: “la prueba era totalmente insuficiente”.

Luego del fallo del Tribunal, ayer se realizó una nueva instancia judicial para determinar qué medidas cautelares se le impondrían al acusado. En esta caso la fiscal Morales, sin oposición de la defensa, solicitó que se imponga la fijación de domicilio, la prohibición de salir del país y también la prohibición de acercarse a la víctima o a familiares. La Justicia hizo lugar al petitorio. Actualmente Andrés se encuentra internado en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque) por quemaduras en un 30% de su cuerpo.

Acusación judicial.

El joven que aparece en las cámaras de videovigilancia de Ciudad Vieja en una bicicleta y con una botella en la mano minutos antes de que Andrés apareciera en llamas en la calles Piedras y Pérez Castellano declaró ante la fiscal que él no tenía nada que ver. “Ojalá que Andrés se recupere para decir que no fui yo, porque yo lo quiero a Andrés”, dijo ante Morales, según indicaron fuentes de la investigación a El País. Morales, en el dictamen, indicó que al lugar donde estaba durmiendo Andrés, bajo el toldo de un local gastronómico, el acusado llegó andando en bicicleta “portando una botella” y se dirigió bajo el toldo.

“Permaneció allí por el lapso de dos minutos, retirándose en la bicicleta, y observándose, por las cámaras del lugar, como cinco segundos después se prende un fuego intenso debajo del techo donde se encontraba la víctima”, indicó en el dictamen fiscal. Pacheco, por su parte, indicó a El País que no se pudo demostrar “el motivo (del atentado)” ni que tampoco “existe una filmación que indique que él lo prendió fuego”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados