CANELONES

Aclaran el homicidio de un capo de la cárcel

Un delincuente apodado “El Rana”, en una audiencia judicial que tuvo lugar en Atlántida, fue acusado de ser el presunto autor del crimen de Alejandro de Armas.

Patrullero de policía de Montevideo. Foto: Gerardo Pérez
Patrullero de policía de Montevideo. Foto: Gerardo Pérez

Sobre la noche del pasado viernes 17 de julio un hombre llegó a la seccional de Parque del Plata (Canelones) herido de bala. Dijo ante los efectivos que, en el marco de una rapiña, le habían disparado desde un puente.

El hombre se desvaneció en la comisaría. Estaba herido de bala en su ojo izquierdo con un orificio de salida en el cráneo y también con un balazo en su hombro derecho.

Desde un principio, según informó El País el 21 de julio, los investigadores policiales de Canelones vincularon este hecho a otro episodio ocurrido en Bello Horizonte. Es que al día siguiente de que el hombre herido fuera a la comisaría, encontraron muerto a Alejandro de Armas, el delincuente que mató en el Penal de Libertad en el 2011 a Néstor Otero Peña, conocido como “El Rambo” y considerado otro “capo” mafioso dentro de la cárcel.

La Policía rápidamente vinculó lo que sucedió en Bello Horizonte con lo que había pasado 24 horas antes en Parque del Plata. Quien se había presentado en la seccional era Ramiro Sixto Machado De León, conocido como “El Rana” y poseedor de varios antecedentes penales.

Según habían indicado fuentes policiales a El País, la Policía logró determinar que en la misma casa donde fue encontrado “Ale” de Armas sin vida estaba viviendo “El Rana” y por eso supusieron que ambos episodios se dieron por un enfrentamiento entre ambos.

Ayer “El Rana”, en una audiencia judicial que tuvo lugar en Atlántida, fue acusado de ser el presunto autor del crimen de “Ale” de Armas. En esa instancia se decretó el inició de la investigación penal contra el acusado y se dispuso que, mientras continúa la indagatoria, fuera enviado a prisión preventiva por 180 días por un delito de homicidio muy especialmente agravado.

De Armas tuvo dos hijos en prisión y cumplió pena por ocho delitos. Dentro de la cárcel mató a tres personas, dos por “encargo” de “El Rambo”. Luego mató a su propio jefe, ese que lo reclutó cuando pisó el Penal de Libertad con 18 años. Luego de ser trasladado del Penal de Libertad al Comcar, en 2018 se fugó y huyó a Argentina. En ese país también fue encarcelado acusado de liderar una banda de narcotraficantes que llevaba droga de Uruguay a Argentina. También logró escapar de la cárcel de Gualeguaychú, donde estuvo recluido. El sábado 18 de julio fue hallado sin vida en Canelones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados