Atrasos en la Justicia

Abogados denuncian caos en juzgados viejos

Plantearon ante la Corte problemas de funcionamiento.

Penalistas se quejaron por demoras y problemas de funcionamiento. Foto: Google Maps
Penalistas se quejaron por demoras y problemas de funcionamiento. Foto: Google Maps

Expedientes que hace más de un año que están pendientes de fijación de la primera audiencia. Otros casos que aguardan en el despacho de un juez hasta dos meses a la espera de una simple firma. Oficios demorados y presumarios enlentecidos. Esos son algunos de los diagnósticos realizados por abogados penalistas sobre el funcionamiento de los juzgados que operan bajo el viejo Código del Proceso Penal (CPP).

En la tarde de ayer, el presidente del Colegio de Abogados, Diego Pescadere, se reunió con la presidenta de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), María Elena Martínez, para transmitirle los problemas operativos en algunos juzgados penales que funcionan bajo el Código de Proceso Penal (CPP) antiguo. "Entre otros muchos temas, le planteamos a la Corte la preocupación de los abogados por las deficiencias serias de funcionamiento que existen en esos juzgados penales", dijo Pescadere a El País.

Sostuvo que existió una buena receptividad de la Suprema Corte de Justicia a los planteos del Colegio y agregó que el organismo es consciente de los problemas que existen en esas sedes. Son ocho los juzgados penales que operan bajo el viejo Código del Proceso Penal. Están ubicadas en la calle Uruguay 907 y Convención.

Para Pescadere, no todas las sedes penales funcionan mal. "Pero la Corte se comprometió a adoptar algunas medidas. Y, al mismo tiempo, que el Colegio de Abogados participara en algunas instancias con la Suprema Corte para aportar nuestra visión sobre esos problemas concretos", agregó.

Consultado acerca de las dificultades que padecen abogados penalistas en esos juzgados, Pescadere dijo que hay expedientes que hace más de un año que están pendientes las citaciones a audiencias.

Con el nuevo código, las audiencias son públicas y orales. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"La celeridad que se logró con el nuevo Código del Proceso Penal, contrasta con la situación de esas causas. A pesar de que no es una apreciación estadística, estamos seguros que ha disminuido la celeridad en los procesos respecto a causas que se tramitaban antes de que comenzara a regir el nuevo Código", según Pescadere. Es decir, algunos de esos juzgados funcionan ahora en forma más lenta que cuando en el país regía el Código anterior. Otra situación que generó distorsiones a esos juzgados es la mudanza de edificio al pasar de la sede ubicada en la calle Juan Carlos Gómez y Reconquista a la actual en noviembre de 2017. Para el Colegio de Abogados, ya pasó un tiempo prudencial de ese cambio y ello "no justifica algunas atrasos" por ese motivo. "Posiblemente algunos juzgados estén más ordenados que otros. Es evidente que hay dificultades serias en cuanto a la dilación de procesos", dijo Pescadere.

Dificultad.

Abogados penalistas consultados por El País señalaron que el funcionamiento de algunos juzgados bajo el sistema antiguo de proceso penal es desastroso, caótico y afecta su trabajo profesional.

Un abogado trasmitió al Colegio que, a su juicio, el caos es tal en esos juzgados que revela que el sistema ha colapsado. Por ejemplo, hay expedientes que están un mes o dos en el despacho de un juez a la espera de una firma o la demora de meses en marcar una simple audiencia o la gestión de un oficio. "Todos los presumarios se están tramitando mal y en forma lenta. Algunos jueces y funcionarios trabajan en lo urgente que son los presos y aún así tampoco trabajan con celeridad", dijo el profesional al Colegio de Abogados. Agregó que los problemas de funcionamiento alcanzan a las fiscales que trabajan casos anteriores a la implementación del nuevo Código de Proceso Penal. "Hay solo cuatro fiscalías para miles de asuntos", dijo el profesional.

Otro jurista se quejó de que los fiscales pocas veces concurren a las audiencias. Y agregó: "En algunas sedes, los procesos son extremadamente lentos. Hay algunos juzgados muy cargados de asuntos y eso genera los atrasos".

Gremio participará en comisión de la SCJ
La SCJ es la encargada de suspender ejercicio de abogados, escribanos y procuradores. Foto: Archivo.

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) se mostró receptiva a los planteos que recibió del Colegio de Abogados.

En una reunión mantenida ayer con el Colegio de Abogados, la presidenta de la Corte, María Elena Martínez, transmitió al presidente de la gremial, Diego Pescadere, que el organismo creó una Comisión de Seguimiento de las causas que se tramitan por el antiguo Código de Proceso Penal (CPP). El nuevo código comenzó a funcionar el 1° de noviembre de 2017.

Martínez se comprometió a escuchar los planteos del Colegio de Abogados para implementar soluciones y dijo que conocía la existencia del problema. "Ya se están tomando medidas", agregó la jerarca judicial según participantes del encuentro.

Para la titular de la Corte, es una buena iniciativa que los abogados, que tienen de primera mano información sobre lo que ocurren en esas sedes, colaboren con el organismo para buscar soluciones.

Pescadere dijo a El País que los perjudicados por el mal funcionamiento de algunos jugados son los propios abogados porque ven cómo se enlentece sus trabajos. "Pero fundamentalmente quienes se ven perjudicados son los justiciables", dijo.

En la reunión con el Colegio de Abogados, la Corte se comprometió a que los profesionales tengan alguna participación en la Comisión de Seguimiento de esos trámites. En marzo de 2018, varios magistrados se quejaron ante la Corte de enfrentar una sobredemanda de tareas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)