SENTENCIA

Enfermero gana juicio al Estado por $ 6.450.000

El hombre pasó tres años en prisión acusado de matar a sus pacientes terminales en un caso que tuvo repercusiones mundiales. 

Poder Judicial: tiene 400 sedes en todo el país. Foto: M. Bonjour
Foto: archivo El País.

Un juzgado de lo Contencioso Administrativo condenó al Poder Judicial a pagar $ 6.450.000 por daño moral  a un enfermero de una mutualista y de un centro asistencial de ASSE. El hombre estuvo preso tres años acusado de asesinar pacientes terminales. 

Consultado por El País, el abogado del enfermero, Marcelo Teske, confirmó que el magistrado decidió también que el Poder Judicial le pague el equivalente a tres años de sueldos que percibía en ambas instituciones.

Además, resolvió que la Suprema Corte abone el equivalente US$ 25.000 por concepto de honorarios al abogado.

Como informó El País el 22 de junio de 2017, el enfermero reclamó al Poder Judicial y al Estado una indemnización de US$ 1.000 diarios por cada uno de los 1.075 días —casi tres años— que estuvo en prisión en forma indebida. Tanto él como otro compañero fueron acusados de cinco crímenes en 2012. Un Tribunal de Apelaciones absolvió a ambos enfermeros.

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) contestó la demanda civil y señaló que solo corresponde pagar una indemnización en caso de existir una falla de su servicio o si funcionó con demora o en forma irregular. Sin embargo, ello no quedó probado por el demandante, agregó.

La demanda del enfermero, elaborada por Teske, pidió que se condene al Poder Judicial a pagar US$ 386.000 por concepto de prisión indebida; US$ 773.104 por daño moral; US$ 797.385 de lucro cesante y de honorarios profesionales US$ 70.000 más IVA.

Tras advertir que el Juzgado de lo Contencioso solo deberá considerar el daño por la prisión indebida causada en exceso, el entonces presidente de la SCJ, Jorge Chediak, dijo que el magistrado tiene que "desestimar" el supuesto daño patrimonial sufrido por el demandante.

Agregó que "no corresponde" al enfermero solicitar una doble indemnización superponiendo el daño moral a otro por prisión indebida que, en realidad, no es otra cosa que el daño extrapatrimonial.

"No hay dudas que —más allá de no corresponder— la forma de aplicación (de la demanda) pretendida por la parte actora es totalmente infundada y conduce a resultados desmedidos (US$ 2 millones de indemnización)", expresó Chediak. Es decir, se trata de una demanda "exagerada" en sus pretensiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos