CRIMEN DEL HINCHA DE NACIONAL

Joven fue ejecutado en pelea entre hinchas de los grandes

Vecinos dicen que después se escucharon 20 disparos. Hay 11 detenidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Villa García: una guerra de pintadas entre parciales tricolores y aurinegros. Foto: M. Bonjour

Pudo haber sido una masacre. Dos "barras" de Nacional y Peñarol intercambiaron 20 tiros en la madrugada de ayer en Villa García.

Minutos antes del tiroteo, el joven Pablo Montiel (19), que vestía una camiseta de Nacional, fue emboscado por un grupo de hinchas de Peñarol y ejecutado de un disparo que le impactó en la zona torácica.

Media hora después, arribaron al lugar varios familiares de Montiel que viven a poca distancia de donde ocurrió la balacera.

Su hermana gritó: "No estás muerto. Estás dormido, despertate por favor".

Pero ya nada se podía hacer. El disparo le atravesó el pecho e impactó supuestamente en el corazón. El joven falleció en el acto.

Según la Policía, otros dos hinchas de Nacional, que no tenían camisetas puestas y se encontraban sentados en una plazoleta cercana, dispararon a los aficionados mirasoles e hirieron a uno de ellos en la espalda.

"Fueron 20 tiros. Se escucharon nítidamente las detonaciones. Si el ómnibus se detenía en la parada, hoy (por ayer) lamentaríamos varios muertos. Por poco no fue una matanza", dijo un comerciante a El País.

Después de la balacera, varios jóvenes con la camiseta de Peñarol se subieron a un auto y escaparon del lugar. En el suelo yacía muerto Montiel. Su bicicleta quedó caída en un costado. Minutos antes se había despedido de su novia y se dirigía a su casa ubicada en Villa García.

"Era un joven de una familia humilde pero de trabajo. No se metía en nada. Llevaba la camiseta de Nacional. Cuando quiso darse cuenta, estaba rodeado por los hinchas de Peñarol", relató una vecina testigo del crimen.

A poca distancia, otro vecino recién se había acostado después de ver el partido de Nacional y Palmeiras, por la Copa Libertadores. Cuando escuchó la primera detonación, salió afuera.

"Los de Peñarol llegaron a la zona a tapar todas las pintadas de Nacional. Vinieron con armas. En Facebook, ya habían advertido que matarían a un hincha de Nacional. Al pibe le dispararon a quemarropa", dijo el comerciante Raúl R. a El País.

Un comunicado del Ministerio del Interior, emitido ayer, señaló: "aproximadamente a las 00:05 horas de esta madrugada (de ayer), P.D.M, de 18 años de edad, identificado con una camiseta del Club Nacional de Fútbol circulaba en bicicleta acompañado de dos personas a pie. Al llegar al kilómetro 21 de la Ruta 8 —donde se encontraba un grupo de ocho o nueve personas vistiendo camisetas del Club Atlético Peñarol, que realizaban pintadas alusivas al club mirasol— se produjo el mencionado enfrentamiento en el que hubo un intercambio de disparos de armas de fuego que terminaron con la vida del joven".

El Ministerio del Interior informó que la Policía detuvo a 11 personas y agregó que, en la tarde de ayer, se realizaban procedimientos para aprehender a otros implicados en el incidente.

"Uno de los detenidos manifestó que dos de sus compañeros efectuaron disparos, resultando también uno de estos herido a la altura del abdomen con un disparo de entrada y salida que no reviste gravedad", expresa el comunicado del Ministerio del Interior.

La Policía adoptará medidas especiales para frenar un posible enfrentamiento entre parciales aurinegros y albos en un momento en que se juegan partidos claves de la Copa Libertadores y Peñarol inaugurará su nuevo estadio. En el día de ayer, efectivos de la Zona III incrementaron las medidas de seguridad en el traslado de los 11 detenidos al juzgado penal de 16° Turno, cuyo titular es la jueza Julia Staricco. Además, efectivos policiales monitorearán las redes sociales para detectar si barrabravas de ambos clubes hacen un llamado a un enfrentamiento entre parcialidades, señalaron a El País fuentes del Ministerio del Interior.

Guerra.

En el kilómetro 21 de la ruta 8 hay una plazoleta, una iglesia, un liceo y un bar.

Las pintadas de hinchas de Nacional y Peñarol están por todas partes. Los muros y fachadas de casas tienen una mezcolanza de colores y graffitis difícil de entender. Los colores y escritos cambian a un ritmo vertiginoso generado por el fanatismo de una veintena de hinchas de ambos cuadros.

Según los vecinos, los parciales de Peñarol residen en Punta de Rieles y los de Nacional en Villa García y Barros Blancos.

Hasta el momento, los enfrentamientos no habían pasado de algunos golpes e insultos.

Julio R., un vecino de Villa García, dijo a El País que las pujas entre ambas parcialidades subieron de tono en el último año, "potenciadas" por el consumo de drogas.

Los días de clásico el enfrentamiento entre ambas hinchadas, separadas apenas por los dos carriles de la Ruta 8, se agudiza. Los comerciantes de la zona saben que estos fanáticos no bromean y cierran más temprano sus negocios para evitar riesgos.

Pablo Montiel: otra muerte lamentable por pujas deportivas. Foto. El País
Pablo Montiel: otra muerte lamentable por pujas deportivas. Foto. El País

El disparo le ingresó por la espalda.


El Ministerio del Interior informó ayer que el joven Pablo Montiel recibió un disparo de una pistola calibre 7.65 milímetros que le ingresó por la espalda a la altura del omóplato.

Montiel falleció en el lugar, según un informe de Policía Científica. Tras detener a 11 personas, efectivos de la Zona III (Punta de Rieles y zonas aledañas) realizaron varios procedimientos para ubicar a otros implicados en el caso. En mayo del año pasado, un joven llamado Gastón fue asesinado en Paysandú de un disparo supuestamente por una rivalidad deportiva. La Policía manejó esa hipótesis porque el matador llevaba una camiseta de un cuadro de fútbol de Montevideo. Gastón y su amigo "Lucho" charlaban en la esquina de Francisco Bicudo y Montevideo. A poca distancia dejaron su moto. En la otra acera se detuvieron otros dos individuos en una moto. Gastón se acercó a una casa con intenciones de orinar. Uno de los individuos, que lucía una camiseta deportiva, se bajó de la moto, cruzó la calle y disparó un tiro en la cabeza de Gastón. Ocho móviles policiales arribaron al lugar, según consignó el diario El Telégrafo. El joven fue trasladado a un CTI de Salto donde falleció. "Lucho" fue trasladado a la comisaría. No fue esposado porque no era sospechoso. Le arrebató el arma a un policía y se disparó en la cabeza. Falleció. "Lucho" simpatizaba por el Club Nacional. Parciales albos y aurinegros de Paysandú intercambiaron mensajes agresivos en relación a la tragedia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados