GASTRONOMÍA DE EXPORTACIÓN

José Ignacio deja su huella en Miami

El restaurante y la parrilla del East Hotel replican propuesta nacida en el balneario esteño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estilo: la cocina uruguaya que convoca a miles en Miami. Foto: M. Gallardo

Felipe González dijo una vez en Punta del Este que los países desarrollados no son aquellos que ofrecen mejores condiciones a los inversores extranjeros. Por el contrario, el líder socialista español consideró que los mejores países son aquellos que tienen empresarios que salen al mundo a conquistar nuevos mercados.

Algo de esto ocurre con un trío de empresarios uruguayos que con éxito lograron desarrollar una potente marca gastronómica desde la costa este del departamento de Maldonado.

El mítico restaurante La Huella, el mejor parador del mundo y uno de los mejores establecimientos gastronómicos del continente, desembarcó en Miami. A tal extremo que sus creadores pudieron recrear en pleno centro financiero el espíritu latino que caracteriza al parador de José Ignacio.

Desde el 23 de mayo de 2016, Quinto La Huella forma parte del complejo East Hotel, un teatro, un shopping, y otros restaurantes en pleno Brickell City Center.

Los empresarios Martín Pittaluga, Guzmán Artagaveytia y Gustavo Barbero fueron tentados por un importante grupo empresarial de los Estados Unidos. "No teníamos ningún interés en desarrollar otros establecimientos. Ni planes, ni nada que tuviera que ver con expandirnos. Ellos nos buscaron. Después nos enteramos que habían recorrido toda América del Sur para encontrar un socio para desarrollar un establecimiento con carácter", explica Martín Pittaluga.

Celoso de cuidar la estética y la imagen del exitoso parador de playa, Pittaluga asegura que no se trata de un acuerdo de negocios tipo franchising.

"Nuestra sociedad con ellos es distinta. Estamos al tanto de lo que pasa todos los días allá. Hasta la cantidad de cubiertos que se venden por día. Aparte, vamos varias veces en el año para enterarnos del desarrollo del complejo", agrega.

Con Suárez y Messi.

El East Hotel, propiedad de los socios de los dueños de La Huella de José Ignacio, fue el seleccionado dos semanas atrás por el Fútbol Club Barcelona durante su estada en Miami para enfrentar a su eterno rival, el Real Madrid. Las esposas de los astros Leo Messi y Luis Suárez conocieron muy bien la propuesta del restaurante.

Quinto La Huella se desarrolla en un quinto piso dividido por mitades en una zona cubierta y una terraza de generosas dimensiones. El espacio tiene el mismo ADN que su hermano mayor de José Ignacio pese a encontrarse en medio de una masa de edificios de enormes dimensiones.

Fue levantado a partir de una barra convertida en un lugar de encuentro, la parrilla para asar las mejores carnes y pescados y su consiguiente propuesta gastronómica. Casi un calco de lo que existe en José Ignacio, más allá de extenderse en el quinto piso de un edificio enorme, que tiene ascensores para todos los destinos, aunque carecen de la tradicional botonera. Un ascensor para el hotel, otro para el complejo de compras y uno exclusivo para el restaurante de marca uruguaya.

Los clientes no solo son los extranjeros que durante el verano concurren a José Ignacio. Quinto La Huella tiene vida propia. "¿Uruguay? ¿Dónde queda?", preguntaron a coro unas mujeres que compartían semanas atrás una mesa en la terraza. Ellas llegaron por el boca a boca que se genera a partir de los clientes que pisan el restaurante de Miami. El conocido abogado Marcelo Open y una gran cantidad de argentinos que pasan extensas vacaciones en el sur de la Florida son habitués del Quinto La Huella. Todos sus clientes, conozcan Uruguay o no, resultan atraídos por la generosa carta, para muy variados paladares.

"Nuestra reinvención urbana, Quinto La Huella, propone un inigualable método de cocción a las brasas mediante el uso de una parrilla ubicada en el corazón de nuestro restaurante e incluye un horno de leña, una barra sushi y ofrece una experiencia gastronómica al fresco. Nuestro menú presenta platos simples cuidadosamente elaborados, preparados con los mejores ingredientes. Nuestra comida es sencilla, como el ambiente que creamos: un entorno relajado donde vivirá momentos inolvidables", se informa a los visitantes.

Parrilla intocable.

Pittaluga aclara que el tema de la parrilla en medio del restaurante fue siempre una decisión no negociable con sus asociados de Estados Unidos.

"No conocía qué era José Ignacio. Ni idea. Ahora quiero conocerla", dice Cynthia, una moza oriunda de La Habana que llegó hace tres años a Miami. De todas formas se las ingenia para presentar los pescados y carnes asadas como en la mejor parrilla uruguaya.

El equipo de dirección está integrado por Nano Crespo como chef ejecutivo, Gimena Pereyra como directora del restaurante, y Sonia Martínez como responsable de sala.

Bodegas Garzón, el emprendimiento fernandino del matrimonio Bulgheroni, también desembarcó en Quinto La Huella, con varios de sus vinos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)