RETOMA LA PROTESTA

Jihad volvió a la "huelga seca" tras beber caldo

El refugiado sirio Jihad Diyab tomó a última hora de ayer un caldo y a partir de la medianoche retomó su huelga "seca" en reclamo de que el gobierno llegue a un acuerdo con algún país musulmán para que lo reciba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jihad Diyab en conferencia de prensa. Foto: Darwin Borrelli

Andrés Conteris, activista que lo está acompañando en el apartamento céntrico en el que duerme, dijo que Diyab camina y aún tiene energía porque estaba ingiriendo líquido pero advirtió de su "fuerte" determinación de dejar de beber (hace más de 20 días que no come).

Durante el fin de semana, según Conteris, Diyab no tuvo contacto con Christian Mirza, el interlocutor de los seis exrefugiados de Guantánamo ni tuvo noticias de las gestiones realizadas en Asia la semana pasada por el vicecanciller, José Luis Cancela, para que algún país musulmán (no necesariamente árabe) lo reciba. Conteris dijo que Diyab ya no confía en el gobierno uruguayo.

El viernes pasado, durante una larga conferencia de prensa en su apartamento, Diyab dijo que quiere llevar una vida normal en un país musulmán y volverse a encontrar con su familia que está refugiada en Turquía. Según Diyab, Uruguay no facilitó en junio pasado la documentación necesaria para que su familia pudiese venir a Uruguay, pero la cancillería señala que, en realidad, la familia no se presentó a las oficinas consulares cuando debió hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)