LA RUTA BALCEDO

Investigarán empresas que Balcedo tiene en Uruguay

Justicia argentina pidió información a Uruguay sobre bienes incautados.

Punta del Este se vio sacudida otra vez cuando la Justicia volvió a allanar una empresa de cofres fort. Foto: R. Figueredo
Punta del Este se vio sacudida otra vez cuando la Justicia volvió a allanar una empresa de cofres fort. Foto: R. Figueredo

El centro de Punta del Este parecía más una escena de la mexicana Ciudad Juárez, donde opera uno de los carteles de cocaína más grandes de Latinoamérica. Los oficiales de la Guardia Republicana perfectamente uniformados y con la cara tapada para preservar su identidad, desplegaron un operativo sin precedentes para el balneario. Los turistas tomaban fotos con sus smartphones de algunas de las escenas.

Es que la magnitud del caso del argentino Marcelo Balcedo obligaba a tomar medidas de seguridad fuera de lo habitual. El jueves las autoridades uruguayas lograron incautar más de siete millones de dólares en cajas de seguridad. Ayer restaban abrir otros dos cofres fort, pero en este caso solo se encontró mucha documentación.

Esta información es considerada clave para determinar si el sindicalista argentino incurrió en el delito de lavado de activos. Dos fuentes que trabajaron en el caso explicaron a El País que gran parte de los materiales incautados muestran participaciones de Balcedo en empresas uruguayas, así como inversiones en títulos bursátiles, más propiedades, y anotaciones de sus negocios.

"Cada caja que se abre, cada pista que se sigue, cada información que llega, deriva en una nueva arista a investigar", dijo una fuente al tanto de la investigación a El País. El informante explicó que con estos nuevos materiales se abre otra línea de investigación, para determinar la operativa del sindicalista argentino en Uruguay y sus eventuales vínculos con personalidades locales.

Por otro lado, la Justicia argentina y la uruguaya mantuvieron conversaciones para cooperar y avanzar en la causa. Desde el vecino país solicitaron a Uruguay un documento detallando todos los bienes incautados a Balcedo desde el primer operativo al último allanamiento.

El juez argentino a cargo del caso tiene la fecha límite del 4 de febrero para pedir la extradición. Si bien fueron contactos informales, los jerarcas judiciales argentinos solicitaron a Uruguay que detalle la cantidad de los materiales encontrados. El objetivo de la dependencia porteña es hacerse cargo de esos bienes.

Si embargo para que ocurra esto deberán pasar varios años hasta que el caso se dilucide. Uruguay espera que el pedido formal de extradición de Balcedo llegue en los últimos días del enero. Como ya se mencionó la fecha límite es el 4 de febrero, cuando se cumplirán los 30 días de plazo que tiene la Justicia argentina para formalizar la solicitud.

Nuevos allanamientos.

El fiscal Rodrigo Morosoli concretó en la víspera la ronda de allanamientos de los locales bancarios y de cajas de seguridad tanto de Montevideo como de Punta del Este manejadas por el sindicalista argentino Marcelo Balcedo.

En los procedimientos fue hallada información valiosa, a juicio de Morosoli, para tratar de desentrañar la historia financiera y económica de Balcedo desde que llegó a Uruguay alrededor del año 2010.

Esa información será objeto de análisis y de estudio por parte de la Fiscalía a cargo de la instrucción de este caso.

Del proceso de esa información eventualmente podrá establecerse una ruta de trazabilidad de los activos introducidos por Balcedo al país en todos estos años y su posible vinculación con actores locales políticos y/o empresariales.

Aparte del proceso de extradición —que es tramitado por otra fiscalía y otro juzgado, ambos de Montevideo— el fiscal Morosoli apuntará a establecer si Balcedo cometió al menos dos tipos de delitos.

Uno, la introducción a Uruguay del armamento incautado en el primer operativo. Otro, el delito de lavado de activos en territorio nacional.

La instrucción de la investigación eventualmente determinará si existen o no complicidades de jerarcas o funcionarios públicos o si se trató de una omisión a la hora de permitir el ingreso de la millonaria suma al país. También si las personas que por su calidad de profesionales universitarios o bien por su actividad comercial no emitieron los reportes de operaciones sospechosas a partir del extravagante nivel de vida del sindicalista preso.

En este caso se trataría de aplicar las sanciones administrativas fijadas por ley. El caso volverá a partir de las primeras horas del domingo a la órbita de la fiscal de feria Sabrina Flores, quien actuó en primera instancia en este caso. De todas formas, Morosoli actuará en el mismo expediente a partir del 1º de febrero próximo cuando se levante la Feria Judicial Mayor. Morosoli tiene a su cargo la fiscalía que actúa en casos de defraudaciones complejas y delitos financieros.

En total, al culminar todos los procedimientos, fueron hallados unos US$ 6:200.000 suma que fue incautada y depositada en el Tesoro de la sucursal del Banco República de la avenida Gorlero.

El jefe del Tesoro de la sucursal puntaesteña formó parte de los diferentes operativos cumplidos entre el jueves y el viernes. Mientras los efectivos exhibieron fusiles automáticos de asalto, el funcionario bancario llevó en todo momento bajo el brazo una máquina contadora de billetes pronta para enchufar en el lugar necesario. La máquina fue empleada solo en la jornada del jueves, cuando se cumplió el allanamiento en la empresa de cofres y cajas de seguridad Fort Box del edificio Santos Dumont.

Dólares ingresados ilegalmente

La suma de dinero hallada en los procedimientos de apertura de los cofres fort de Marcelo Balcedo está compuesta por unos 62.000 billetes de US$ 100. Según datos de la Reserva Federal US$ 1 millón (en billetes de US$ 100) pesa 10 kilos, por lo que el dinero incautado alcanzaría un peso que superaría los 60 kilos.

Antilavado analizará casas de cambio que usó el sindicalista.

El caso Balcedo comenzará a tener coletazos a nivel local. Es que la Secretaría Antilavado investigará a las empresas de cambio en las que el dirigente sindical argentino guardó más de siete millones de dólares en efectivo.

"Es un caso para estudiar cómo (Balcedo) ingresó tanto dinero. Supongo que será en muchas partidas, porque había muchos viajes de Balcedo y personas vinculadas entre Argentina y Uruguay", dijo a la agencia EFE el presidente de la Secretaría de Antilavado, Daniel Espinosa.

Además, Espinosa detalló que tienen que analizar cómo se eludieron los controles, ya que no hay "ninguna" declaración de ingresos de efectivo.

"En Uruguay tenemos solo dos operadores que solo arriendan cofres", dijo el funcionario.

Una de las dos empresas habilitadas por el Banco Central de Uruguay es Fort Box, empresa que usó el argentino para guardar 3,8 millones de dólares en efectivo en Montevideo y 2,3 millones de dólares en la ciudad costera de Punta del Este, según revelaron los allanamientos producidos ayer.

Espinosa recalcó que estas empresas "tienen una inscripción en el Banco Central y tienen que cumplir normativa antilavado oficial de cumplimiento".

Con respecto a la cantidad de dinero encontrada, la Justicia uruguaya estima en unos 7 millones de dólares el dinero total que Balcedo tiene guardado en cajas fuertes del país, Espinosa explicó que se sabía que era tan alta gracias a las "pistas" que se encontraron en el primer allanamiento de la finca de la pareja.

Registro en el que las autoridades uruguayas incautaron varias armas de fuego, municiones, dinero en efectivo y joyas.

Balcedo, de 54 años, es secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación de Argentina, y es requerido en su país por delitos contra el orden económico y financiero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)