Conferencia Episcopal

Investigan presunto milagro de Jacinto Vera para poder beatificarlo

Se abrirá un tribunal en el marco de las celebraciones por los 150 años desde que el monseñor se convirtió en el primer obispo del Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jacinto Vera, primer obispo del Uruguay.

El próximo 2 de agosto, se realizará la apertura de un tribunal que investigará un presunto milagro atribuido a Jacinto Vera para poder beatificarlo. Será en el marco de la celebración por los 150 años desde que el monseñor se convirtió en el primer obispo uruguayo, por orden episcopal.

Todos los obispos del país, además del cardenal Daniel Sturla, estarán presentes para la misa de celebración y la apertura del tribunal.

El pasado 6 de mayo, el papa Francisco otorgó a Jacinto vera el título de Venerable en reconocimiento por sus “virtudes heroicas”, lo que constituye  un importantísimo paso hacia su beatificación y canonización, afirma la Conferencia Episcopal del Uruguay.

El camino a la canonización

Jacinto Vera tenía el título de "Siervo de Dios" hasta el pasado 6 de mayo, día en que el papa Francisco le dio la calidad de "Venerable".

El próximo paso que la Conferencia Episcopal quiere dar es el de la beatificación del monseñor. Para que esto ocurra, se abrirá un tribunal en el que se comprobará si Vera intercedió para que ocurra un "milagro".

En caso de que se constante el "milagro", Vera pasará a ser beato. Para que pueda ser canonizado (reconocido como santo), deberá comprobarse la existencia de un segundo milagro.

Vera fue consagrado obispo en 1865, pero se transformó en el primero del Uruguay recién en 1878, cuando se creó la diócesis de Montevideo. Es considerado por algunas personas como el Oriental más querido de la segunda mitad del siglo XIX.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados