GRAVES DENUNCIAS

Investigan abusos sexuales en el Vilardebó y la Colonia Etchepare

Tres funcionarios, uno de ellos licenciado, fueron sumariados o destituidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunos abusos son recientes, otros se cometieron varios años atrás. Foto: N. Pereyra

La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) destituyó a un funcionario y sumarió a dos (retirándolos de sus cargos y reteniéndoles la mitad del salario) este año, por casos de abuso y acoso sexual en el Hospital Vilardebó y en la Colonia Etchepare y Santín Carlos Rossi.

El director de salud mental de ASSE, Horacio Porciúncula, expresó que existe "preocupación por parte de la administración", y que se están llevando a cabo "mayores controles del personal" para que no vuelvan a suceder situaciones similares. "Estos son aprendizajes para que cosas como estas no vuelvan a pasar nunca más", agregó el jerarca.

Un funcionario fue sumariado de forma preventiva de la Colonia Ethchepare en marzo de este año y su caso aún está en manos de la Justicia. ASSE tomó la decisión en virtud de que "incurrió en una desviación de conductas con pacientes del Pabellón 9, dirigiéndose a los mismos con expresiones inapropiadas de tenor sexual, así como utilizando una linterna-picana y por haber mantenido relaciones sexuales con un paciente que allí se aloja", de acuerdo con lo que establece una resolución a la que accedió El País.

El sumario administrativo incluye una suspensión preventiva con la retención de la mitad del salario. El funcionario presentó un escrito a ASSE a mitad de año denunciando que se "vulneró su derecho de defensa", y pidiendo que se le permita volver a trabajar en el hospital psiquiátrico puesto que "tiene a su cuidado un hijo de 6 años, siendo el único ingreso el que percibe" el de la Colonia Etchepare. Esto le fue denegado.

Otro sumario administrativo con suspensión preventiva y retención de la mitad de los haberes fue resuelto por ASSE la semana pasada, el 17 de diciembre. Esta vez contra una funcionaria, que fue denunciada por un médico de la institución. Este sostuvo que había "maltratado verbalmente a pacientes alojados en el Pabellón 30, así como instado a que dos de ellos mantuvieran una situación de índole sexual para luego filmarlos y/o tomarles fotografías". Por este caso ASSE también presentó una denuncia penal.

En tanto, el 6 de diciembre de este año fue destituido un licenciado en Neurofisiología Clínica del Hospital Vilardebó, luego de que este fuera denunciado por una psicóloga por "abuso y acoso sexual" contra una usuaria de la institución.

El abuso, recién denunciado este año, habría sucedido el 10 de junio de 2010, cuando el licenciado debía realizarle un electroencefalograma a la paciente supuestamente víctima de abuso.

La psicóloga presentó la acusación, que luego fue ratificada por la usuaria. Como prueba también se presentó la historia clínica de esta, que padece trastorno de la personalidad grave además de epilepsia.

El informe añade que, además de este caso, "se presentó una situación similar" que involucró al licenciado en cuestión, pero no terminó en denuncia. Esto fue afirmado por otro médico de la institución.

Porciúncula expresó su alarma y dijo que en 30 años que hace que trabaja en centros psiquiátricos (entre otros cargos fue director del Hospital Vilardebó) puede "contar con los dedos de una mano" las veces que se dan situaciones de estas características. E insistió en que "se está poniendo el mayor esfuerzo en trabajar para que esto no vuelva a suceder", y para que en caso de que pase, siempre se denuncie a la Justicia.

Jerarca de hospital en la mira por acoso.

La directora del Centro Departamental de Colonia presentó una denuncia contra el administrador de esta institución, advirtiendo que "el mismo acosa telefónicamente y personalmente a una funcionaria, quien además es su esposa".

ASSE decidió suspenderlo en mayo de este año, con la retención de la mitad de sus haberes.

La resolución advierte que el administrador estaba "incurriendo en una conducta irregular", que llevaba a una "distorsión" del servicio que debe brindar el hospital. Y dice que el funcionario incurría en "conductas que indican una situación de violencia intrafamiliar hacia su esposa (psicológica con limitación y control de movimientos), incorporando una dimensión más de hostigamiento (el plus de ser jefe de la unidad y sumado el de agresión física)".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)