La comisión lleva analizadas 5 carpetas, confirmando varios gastos excesivos

Investigación sobre Ancap abrió grietas en el Frente

Esus dos meses de actuación, la comisión investigadora del Senado sobre Ancap lleva analizadas cinco de las doce carpetas que presentó el senador nacionalista Álvaro Delgado. Para los blancos ya hay elementos para llevar el caso a la justicia penal.

El gran tema de confrontación, que se extendió incluso fuera del ámbito de la comisión del Senado y llegó hasta las entrañas del gobierno del Frente Amplio, fue el deterioro de la situación financiera de Ancap: el balance en 2014 arrojó pérdidas por US$ 323 millones, que se suman a los US$ 169 millones que perdió en 2013. El patrimonio también se deterioró en estos años: al 31 de diciembre de 2014 era de US$ 441 millones, en 2013 de US$ 870 millones, y en 2012 de US$ 1.151 millones. Además, las inversiones en la planta desulfurizadora de La Teja, las de cemento portland en Paysandú y Minas, y la de cal de Treinta y Tres demandaron US$ 593 millones más de lo proyectado. Para completar el panorama, entre 2005 y 2014 el pasivo de la empresa creció 6,5 veces, desde los US$ 339 millones al inicio de 2005 hasta los US$ 2.173 millones en 2014.

En una entrevista con El País, el vicepresidente Raúl Sendic, que estuvo al frente de Ancap entre 2008 y fines de 2013, había dicho que los números no debían ser vistos tan negativamente debido a que "parte de esos recursos están en el Estado, en el subsidio al boleto y las transferencias hacia el gobierno central". Esta afirmación cayó mal en el equipo económico y el propio ministro Danilo Astori dejó ver el malestar con Sendic.


Si no puede ver la infografía haga click aquí

Astori explicó que el subsidio al boleto "no pesa nada en el déficit" de Ancap porque esta empresa opera solo como agente de retención.

No conforme con eso, cuando concurrió a la comisión investigadora el ministro agregó que el déficit de Ancap "está implicado fundamentalmente por decisiones que se tomaron entre 2008 y 2014 (durante la gestión de Sendic). "Se tomaron algunas decisiones que no comparto y ahora espero que hayamos ingresado en una etapa en la que las decisiones se compartan y, además, se trabaje conjuntamente", lanzó.

Sendic se negó a responderle a Astori y prometió que lo hablaría "personalmente con él".

Puertas adentro de la comisión, otro de los episodios pesados en estos dos meses fue el capítulo sobre los gastos en publicidad, el manejo de recursos por parte de la agencia La Diez y su contratación por parte de Ancap.

Según la Asociación Uruguaya de Agencias de Publicidad (Audap), hubo "irregularidades" en la selección de La Diez y pidió la anulación del proceso. El contrato también fue observado por el Tribunal de Cuentas.

En la comisión se espera el testimonio de Audap sobre el caso. La Diez maneja un presupuesto anual de US$ 4 millones y cobra US$ 120.000 por año más el 1,5% de la publicidad.

En estos días quedó al descubierto que Ancap pagó, a través de La Diez, US$ 5.000 por publicidad a una radio comunitaria de Quebracho, Paysandú, en 2014, cuando la emisora aún no estaba al aire. La radio comenzó a emitir en mayo de 2015. Con el dinero, según denunciaron senadores de la comisión, la emisora compró los equipos para salir al aire. El titular de la radio es un dirigente del Frente Amplio que integró una lista que apoyó a la 711 de Sendic en las elecciones nacionales del año pasado.

En 2013 la inauguración de la planta desulfurizadora de La Teja tuvo un costo de organización de US$ 360.000, más otros US$ 600.000 destinados a publicitarlo.

En este capítulo se analizaron las donaciones que se resuelven en el directorio de Ancap. Entre 2010 y 2015, el período que la investigadora analiza, Ancap aprobó auspicios en efectivo por más de US$ 7,5 millones, a lo que se suman donaciones por cientos de miles de litros de combustible y kilos de portland.

El cemento portland que se produce en las plantas de Minas y Paysandú, donde aun hay un horno sin instalar por sus costos, fue materia de análisis dentro del capítulo sobre la planta de cal de Treinta y Tres.

El presidente de Ancap, José Coya, admitió en la comisión que "la situación actual del negocio de cemento sigue siendo deficitaria". Y brindó números: dijo que en 2015 "estamos previendo un déficit menor al del año pasado —que fue de alrededor de US$ 29 millones— pero bastante elevado, es decir del orden de los US$ 22 millones. El déficit del año pasado fue operativo, y el peor momento se dio en el año 2013".

Respecto a la planta de cal de Treinta y Tres, el gerente de la División Portland, Juan Romero, explicó por qué se pagan multas que en 2013 y 2014 sumaron US$ 7 millones.

El tema es la calidad de la cal que Cementos del Plata, empresa de Ancap, pone en la central eléctrica de Eletrobras, en Candiota, Brasil. Romero admitió en la comisión que tienen frecuentes entredichos porque sus técnicos y laboratoristas cuestionan la calidad del producto.

También hubo problemas con las entregas. El gerente afirmó que "si bien nosotros no cumplimos con el volumen pedido, lo que prevé el contrato de Brasil es que se pague un diferencial respecto al abastecimiento alternativo que tienen".

También se analizó la presentación tardía de los balances. La comisión consultó al experto Alexander Fry, de la firma KPMG, que desde el año 2000 al 2013 inclusive, auditó los balances de Ancap.

"El balance del año 2011 fue entregado en fecha. En el 2012 hubo atrasos por la presentación de información financiera de ALUR. Lo mismo sucedió en el año 2013. El balance del 2014 se publicó en julio de 2015", informó a los senadores.

SABER MÁS

Cal uruguaya en rutas brasileñas.

Ancap admitió en la comisión investigadora que contrató sin licitación a un empresario brasileño para transportar cal uruguaya a Río Grande del Sur, al que le paga US$ 8 millones por año. El senador blanco Álvaro Delgado denunció que este empresario usa camiones y personal brasileños y que el flete que cobra está muy por encima de la tarifa de los camioneros uruguayos por hacer ese mismo servicio. El empresario brasileño es Assid García, por varios años vendedor de cemento portland de Ancap en el sur de Brasil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)