esta mañana

Interpol emitió alertas rojas para seis implicados en el escándalo de FIFA

Se trata de dos dirigentes de FIFA y tres empresarios. El paraguayo Nicolás Leoz está recluido en su casa, en arresto domiciliario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alerta roja emitida por Interpol.

A pedido de la Justicia de Estados Unidos, Interpol emitió las "alertas internacionales sobre personas buscadas" contra dos exfuncionarios de la FIFA y cuatro ejecutivos de empresas por cargos que incluyen conspiración para el crimen organizado y corrupción, según publicó el organismo policial internacional en su portal de internet.

Las notificaciones rojas se han emitido en contra de las siguientes personas:

- Jack Warner (Trinidad y Tobago): exvicepresidente de la FIFA y miembro del comité ejecutivo, presidente de la Concacaf, presidente de la Unión Caribeña de Fútbol, comúnmente conocida por sus siglas en inglés CFU (Caribbean Football Union) y asesor especial de la federación de fútbol de Trinidad y Tobago (TTFF).

- Nicolás Leoz (Paraguay): exmiembro del comité nacional de la FIFA y presidente ejecutivo de la Conmebol.

- Alejandro Burzaco (Argentina): controlador principal de Torneos y Competencias SA, una empresa de marketing deportivo con sede en Argentina, y sus afiliados.

- Hugo Jinkis y Mariano Jinkis (Argentina): directores de Full Play Group SA, una empresa de marketing deportivo con sede en Argentina, y sus afiliados.

- José Margulies (Brasil): director de Valente Corp. y Somerton Ltd., empresas de radiodifusión.

Según se explica en la página, "las alertas rojas son los modos en los que Interpol informa a sus países miembros que hay un pedido de captura para un individuo y pedir la localización y el arresto de esas personas buscadas para enfrentar la extradición o un proceso legal similiar".  

Nicolás Leoz. 

Leoz está en Paraguay. El juez de garantías Humberto Otazu ordenó días atrás el arresto domiciliario del expresidente de la Conmebol de 86 años, internado en un centro sanitario de Asunción desde el 27 de mayo, cuando se hizo pública la detención de siete altos dirigentes de la FIFA acusados de corrupción.

Otazu informó a los periodistas de que Leoz se encuentra bajo custodia policial y que probablemente será trasladado a su domicilio esta tarde. El juez hizo esas declaraciones después de que fuera verificado el estado de salud de Leoz, que ingresó hace seis días con un cuadro de hipertensión en el Sanatorio Migone, propiedad de su grupo empresarial.

La Justicia de Estados Unidos solicitó prisión preventiva y la apertura de un proceso de extradición a Leoz por su presunta implicación en una trama de corrupción en la FIFA.

Jack Warner. 

Warner se entregó el miércoles pasado a las autoridades de Trinidad y Tobago, luego de que Estados Unidos pidiera su extradición. Se enfrenta a 12 cargos que incluyen asociación ilícita y sobornos, aunque ha remarcado su inocencia y que había dejado las actividades vinculadas al fútbol hace cuatro años.

Informes revelados por el diario estadounidense "The New York Times" vincularían a Warner, extimonel de la Concacaf, con la recepción de una supuesta coima que ascendería a unos 10 millones de dólares, entregada por Jerome Valcke, hombre de confianza del recién dimitido presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Los empresarios. 

La Policía argentina aún no pudo capturar a ninguno de los tres empresarios reclamados por la Justicia de Estados Unidos, involucrados en el escándalo de corrupción de la FIFA. 

Las sociedades implicadas y que también tienen sede en Uruguay son Datisa SA y Full Play, dueñas de los derechos de televisación de torneos sudamericanos. Datisa tiene los derechos para televisar la Copa América mientras que Full Play tiene los derechos sobre los partidos de la Eliminatoria. Según la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos ambas sociedades pagaron para la comercialización de marketing y publicidad de los campeonatos de la FIFA.

Los empresarios argentinos reclamados por el Departamento de Estado de los EEUU son Alejandro Burzaco, presidente de TyC, y Hugo y Mariano Jinkis, padre e hijo a cargo de la firma Full Play. Están acusados de sobornos, lavado de activos y asociación ilícita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)