MICHELLE SUÁREZ

Una interna caliente en el Colegio de Abogados

El caso de Michelle Suárez divide a su órgano rector.

Michelle Suárez. Foto: Francisco Flores
Michelle Suárez. Foto: Francisco Flores

La caída de Michelle Suárez —la primera senadora trans en la historia uruguaya que falsificó varias firmas como abogada— puede llegar a dividir al Colegio de Abogados.

Suárez, según lo que dictaminó una pericia caligráfica ordenada por el juez penal Marcos Seijas, falsificó al menos una vez una firma en un caso de patria potestad, lo que determinó que el Partido Comunista del Uruguay (PCU) le pidiera la renuncia a la banca en el Senado y ella quedara sin fueros parlamentarios.

El jueves pasado, el presidente del Colegio de Abogados César Pérez Novaro dijo, consultado por Montevideo Portal, que el órgano no actuaría de oficio para condenar éticamente a Suárez, que no es socia del colegio.

Pérez Novaro afirmó además que solo se podría tomar medidas si hubiese una denuncia contra Suárez ante el órgano, algo que no ha ocurrido, y que el organismo está impedido de actuar de oficio por sus estatutos.

Sin embargo, trascendió que la apreciación del presidente no tiene el respaldo de un sector del Directorio del Colegio de Abogados.

Estatutos.

En un comunicado a la opinión pública, cuatro integrantes del Directorio de la entidad —Carlos Brandes, Elzeario Boix, Alejandro Pintos y Federico Gianero— denuncian que el "affaire Suárez" no fue tratado formalmente en el Colegio de Abogados, y que por lo tanto las declaraciones de Pérez Novaro corren a título personal.

Pero además, los cuatro afirman que el presidente se equivocó al sostener que el Colegio de Abogados no tendría potestad para actuar de oficio.

De acuerdo al comunicado compartido en redes sociales, los cuatro firmantes, que se identifican como Corriente Renovadora, "El Tribunal de Honor del Colegio de Abogados sí puede actuar de oficio, conforme el claro tenor del artículo 51 de los Estatutos del Colegio. Asimismo es erróneo sostener que están excluidos de la jurisdicción del Tribunal de Honor quienes no son socios de la institución, aspecto que ya fuera laudado...". En el tercer punto del comunicado, hay una nueva crítica hacia la postura de Pérez Novaro: "... debemos rechazar enfáticamente todas aquellas conductas antiéticas, y eventualmente delictivas, que afectan la dignidad de nuestra profesión, sin excepción".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º