VEA LAS FOTOS

Interior: hubo "exceso de confianza" con el recluso que escapó del Clínicas

El Instituto Nacional de Rehabilitación salió hoy a desmentir mediante un comunicado las diferentes versiones que han circulado en redes sociales sobre el caso del recluso que internado en el Hospital de Clínicas escapó tras balear a un policía y tomar de rehén a una enfermera.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
INR difundió fotos del lugar en que estaba internado el recluso en el Hospital de Clínicas. Foto: INR

El Instituto Nacional Rehabilitación (INR), perteneciente al Ministerio del Interior, emitió hoy domingo un comunicado para realizar "algunas puntualizaciones" sobre los hechos ocurridos en las últimas horas, en que un recluso que estaba internado en el Hospital de Clínicas escapó luego de herir a un policía y tomar a una enfermera de rehén.

El INR asegura que "el privado de libertad contaba con esposas y grilletes al momento de su internación, elementos que forman parte del protocolo de seguridad dispuesto para personas que revisten características de alta peligrosidad, como era este caso".

Además, señala que "las autoridades del INR han establecido -en conjunto con autoridades y funcionarios de los centros hospitalarios donde son atendidas personas privadas de libertad, protocolos de seguridad que imponen reglas mínimas a contemplar en estos casos, las que fueran debidamente consensuadas por todas las partes intervinientes".

Foto: INR
Foto: INR

"Las normas internacionales disponen, como premisa general, el no uso de grilletes, reservándolos exclusivamente para casos extremos donde la peligrosidad del privado de libertad lo justifique. Asimismo incluye la permanencia de dos custodias por recluso, los que no deben abandonar en ningún momento la guardia del mismo", añade el comunicado.

Y también aclaran que la herida de gravedad hacia uno de los agentes ocurrió por "un exceso de confianza de quienes custodiaban".

Así, señalan que la responsabilidad fue de quienes "procedieron a despojar de las esposas al recluso en momentos que se tramitaba su alta médica, para facilitarle las tareas de abandono de la sala y retiro de sus pertenencias. Es en ese momento que -con sus manos libres- aprovechó un descuido de su custodia para arrebatarle su arma y dispararle, retirándole el juego de llaves de los grilletes para liberarse y abandonar la sala".
.
El INR difundió algunas fotos junto al comunicado que muestran los elementos de seguridad con que contaba el recluso en donde estaba internado.

El recluso estaba internado en el piso 10 del Hospital de Clínicas, y tras haber recibido el alta le robó el arma del policía asignado a su custodia, le disparó en el abdomen, tomó a una enfermera como rehén y escapó en un taxi.

Más tarde fue recapturado en la intersección de Carlos María Ramírez y Manuel Herrera y Obes.

El funcionario policial que fue herido está grave en el CTI del Hospital de Clínicas, a la espera de una evolución que permita su traslado al Hospital Policial.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados