LA INTERNA DEL PARTIDO NACIONAL

Intendentes blancos se reagrupan

Crearon el grupo “Reflexión” pensando un gobierno del Partido Nacional a partir de 2020.

Los intendentes blancos imaginan un escenario con el Partido Nacional en el gobierno a partir de marzo de 2020. Por eso buscan desde ahora "cambios" en la estructura partidaria y en su relacionamiento con la cúpula. Quieren que los senadores Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, líderes de los sectores Todos y Alianza Nacional, respectivamente, les den "más participación" en las decisiones para que se abran "nuevas opciones" electorales.

La idea es "incidir en la definición de políticas" para el próximo gobierno, sin hablar por ahora de candidaturas, dijeron a El País fuentes nacionalistas.

Sobre estos temas un grupo de intendentes ha comenzado las primeras conversaciones. Participan Eber Da Rosa (Tacuarembó), Enrique Antía (Maldonado), Adriana Peña (Lavalleja), Dardo Sánchez (Treinta y Tres) y Sergio Botana (Cerro Largo).

Este grupo, aunque no es algo orgánico, se llama "Reflexión", y sirve para analizar los temas nacionales y partidarios. "Hemos recibido planteos de varios legisladores del interior aunque por ahora hemos mantenido el tema entre los intendentes", dijo Da Rosa a El País. "Nosotros evaluamos que tenemos derecho a exponer nuestras ideas, y por eso hemos venido reuniéndonos. Pero el tiempo dirá cómo sigue la cosa", agregó.

"Necesitamos algunos cambios en la interna partidaria, que los líderes nos den más amplitud, participación, que se generen nuevas opciones dentro del partido. Estas ideas van hacia una mayor democratización del partido con vistas al futuro, a 2019", subrayó el intendente tacuaremboense.

Da Rosa, que fue senador y en 2015 resultara electo intendente por Alianza Nacional, hoy está fuera del sector de Larrañaga, luego de haber sido hasta no hace mucho el secretario general de la agrupación. Según comentaron a El País allegados a ambos, su relación con Larrañaga no terminó de la mejor manera.

Para Da Rosa las reuniones entre los intendentes son por ahora informales, aunque las seguirá habiendo. "Queremos conformar ámbitos de reflexión para el análisis de los temas nacionales desde la óptica de los intendentes, y por eso el nombre del grupo, Reflexión", sostuvo.

La idea del intendente de Treinta y Tres, Dardo Sánchez, es crear un espacio wilsonista pero dentro de Alianza Nacional. "Un blanquismo popular es lo que se necesita, de contacto con la gente, de patas en la calle. Lo que queremos es fortalecer el grupo", contó Sánchez a El País.

Opinó que debe haber "más de una expresión en Alianza, formando un movimiento más que un sector", con "más posibilidad de incidencia, de decisión".

Las últimas encuestas de opinión colocan al sector de Larrañaga bastante atrás del grupo de Lacalle Pou, y por eso la intención de recrear el movimiento de los intendentes.

"El Partido Nacional siempre tuvo un sector de centro, de centro izquierda. Una expresión siempre ha sido el Herrerismo, y otro sector grande debe ser wilsonista, social demócrata, más bien progresista. Y eso hay que fortalecer", subrayó Sánchez.

Aunque todavía no participan de los encuentros, diputados blancos del interior comparten la necesidad de una "apertura de cabeza" de los líderes y apoyan el movimiento viendo el mismo escenario, un posible gobierno blanco a partir de 2020.

Wilson Ezquerra, diputado tacuaremboense por Alianza Nacional y sobrino del exintendente homónimo, considera positivas las reuniones. "Los intendentes deben marcar una posición desde el interior". Los líderes "deben aprovechar a la gente del interior que tiene experiencia de gobierno y empezar a plantear cómo vamos a gobernar si ganamos", añadió. "Hoy no hay que hablar de candidaturas. Las reuniones de los intendentes son positivas porque ellos tienen problemas en común", destacó Ezquerra.

Según el legislador, el Congreso de Intendentes "está teniendo otro peso que antes no tenía. Los intendentes son una gran riqueza que tiene el partido y hay que aprovecharlos. Si empiezan a opinar le van a dar un gran aporte al partido. Tienen otra visión, otro oficio. El partido precisa esa experiencia".

En la misma línea, quien fuera diez años intendente de Río Negro y es ahora diputado por Alianza Nacional, Omar Lafluf, recibió el jueves 25 un llamado de Sánchez, que le informó de los pasos que están dando esos intendentes. Además, le dijo que para ellos no han tenido un "espacio de manifestación" en el partido y que ahora van por él.

Lafluf dijo a El País que quiere "levantar las banderas wilsonistas, pero hacerlo sin miedo", aludiendo a la descentralización. "El único con posibilidades de gobernar en 2020 es el Partido Nacional, aunque sin mayorías parlamentarias como dice Larrañaga. Y de ahí su idea de hacer acuerdos sobre grandes lineamientos con el resto del espectro político", subrayó.

También el diputado blanco por Canelones, Sebastián Andújar, ve bien esta movida de los intendentes. "Tienen que tratar de que ningún sector monopolice las decisiones" partidarias, dijo a El País. "Así se mostrarían las distintas opciones que tiene el partido y se aumentaría el caudal electoral", añadió.

Andújar es hijo del exintendente herrerista de Canelones, José Andújar, y reconoce que la actitud ejecutiva de los jefes comunales será de gran aporte a un futuro gobierno del partido. "Es bueno descentralizar el monopolio capitalino en las decisiones" políticas, afirmó el legislador.

El Partido Nacional gobierna en 12 departamentos; el Frente Amplio en seis y los colorados en uno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)