Rocha

Intendente denuncia amenazas a guardavidas anotados en nuevo llamado

El intendente rochense, Aníbal Pereyra asegura que los integrantes de la AGR fueron quienes intimidaron a los concursantes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pereyra. "Mayorías parlamentarias no son un capricho". Foto: Archivo El País

El intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, denunció este martes en el programa radial Informativo Sarandí que los integrantes de la Asociación de Guardavidas de Rocha (AGR) están amenazando a los trabajadores que se presentaron al nuevo llamado que realizó la comuna.

Según indicó Pereyra, los integrantes de la AGR solicitaron en septiembre el ingreso como funcionarios permanentes y la creación de cargos presupuestados para todos los funcionarios de la brigada departamental.

Desde la intendencia rochense se propuso agregar el pago de 10 días (dos de trabajo y ocho de entrenamiento) a los ya estipulados que van desde mediados de noviembre hasta junio. Pereyra señaló que la propuesta se aceptaba pero con una diferencia: los guardavidas querían cobrar los días no trabajados y los de entrenamiento a desde el 3 de noviembre.

La respuesta de la comuna fue que al no haber contrato, era complejo abonar esos días, por lo que se propuso adelantar una suma que equivaldría a los que iban a cobrar desde noviembre, a descontar en dos o tres años.

Pereyra señaló que luego de esa propuesta, "nuevamente se vuelve al concepto de tirar la piola hasta reventar. Incluyen más días, se piden más días de entrenamiento, se incorporan primas de riesgo y presentismo que nunca estuvieron en la mesa de negociación".

La comuna se negó y optó por implementar un plan de seguridad alternativo para proteger los 24 kilómetros de costa que la AGR se encargaba de cubrir. Esto consiste en un llamado a rescatistas y pilotos de motos de agua (que cerrará el 24 de diciembre) para ocupar 22 puestos.

A este llamado se presentaron algunos guardavidas, que están siendo amenazados por los miembros de la brigada, denunció Pereyra.

"Ayer leí un mail que nos llegó al correo donde se hacen las inscripciones para el llamado, de una persona que se anotó el viernes, pero el 21 de diciembre contó que renunciaba a la inscripción. ‘Motivos: cuidar mi integridad física, ya que la brigada y los que apoyan están incentivando la presión y no dejar trabajar en armonía a los futuros socorristas. Están en una tesitura de marcar como carneros a los que se presentan, lo cual es negativo para mi lugar de trabajo'. Al final dice que trabaja en piscinas y que lo amenazan con que no va a trabajar en ningún club más de Montevideo", dijo el intendente de Rocha.

Para Pereyra, la actitud de los guardavidas es "un camino errado", porque "se formó una visión corporativista en la cual lo más importante es el ombligo de quien integra la Asociación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados