FOTOGALERÍA

"La Intendencia está demoliendo casas sin ninguna orden judicial"

Los vecinos de Aguas Dulces se reunieron para decidir un plan de acción.

Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo
Personal de la Intendencia de Rocha comenzó a retirar escombros y demoler las casas de Aguas Dulces. Foto: R. Figueredo

El ciclón extratropical ocurrido el 27 de octubre destrozó gran parte de la costa del balneario de Aguas Dulces, provocando el derrumbe total de 21 viviendas que se encontraban sobre la playa y dejando otras 27 con distintos grados de afectación. Pero de acuerdo con varios vecinos de la zona, "los peores daños los está haciendo la intendencia. El destrozo mayor no lo causó el ciclón ni la fuerza de la naturaleza, sino que fue la fuerza que tienen el intendente y todos sus secuaces, como los inspectores, de Aguas Dulces y de Castillos, que están tirando abajo los ranchos", sostuvo uno de los propietarios de las viviendas dañadas por el temporal.

Desde hace unos días, grandes máquinas y retroexcavadoras fueron enviadas por la Intendencia de Rocha, escoltadas por decenas de efectivos uniformados, para recoger los escombros de la costa. Pero aprovecharon a demoler otras viviendas que, pese a los daños sufridos, estaban en pie.

"Gran parte de las casas sufrieron pérdidas totales, y otras como la mía, sufrieron pérdidas parciales. Pero a la intendencia le ha venido bárbaro el tema del temporal para utilizarlo como excusa para eliminar todas las viviendas que están en la franja costera. Eso está sucediendo con las casas donde los dueños no están. Yo vine porque me avisaron, pero si yo no estaba acá mi casa me la tiraban, sin previo aviso y sin ninguna notificación de la Intendencia", expresó el vecino, que pidió no ser mencionado. Según contó, tuvo que llamar a su abogada para evitar que demolieran su casa.

Los vecinos no se quejan de que la Intendencia haya demolido los ranchos que estaban destruidos o en peligro de derrumbe, sino que "tiraron abajo" viviendas que estaban en buenas condiciones.

"A una señora que tenía su rancho entero, con todos sus muebles adentro, no la dejaron ni entrar a sacarlos, y le tiraron la casa abajo", indicó otro de los vecinos de la zona. Según contó el joven, luego del hecho la mujer realizó una denuncia penal contra la Intendencia.

"Lo más grave es que la intendencia está demoliendo casas sin una orden del juez", expresó el joven. De acuerdo al escribano Roberto Fernández, que está ayudando a los vecinos y que se comunicó con el juez, el magistrado le informó que "no existe autorización judicial para ejecutar las demoliciones que la Intendencia está realizando".

"Lo están haciendo simplemente con una resolución administrativa", indicó.

Plazos.

Además de demoler las viviendas sin autorización judicial, los vecinos afirman que la Intendencia no respeta el plazo de 10 días hábiles que tienen los propietarios de las viviendas para poder recurrir la medida. "Lo que sucede ahora es que te manden el cedulón informándote del estado de tu vivienda y a los dos días ya están demoliendo las casas sin avisarle a nadie", expresó otro de los residentes de Aguas Dulces.

Denuncian que la lista de las viviendas que estaban para demoler "la hizo la Intendencia dos días antes" de que Bomberos hiciera el estudio y el posterior informe sobre el estado de las casas.

"Son los técnicos de Bomberos quienes están capacitados para decir si hay peligro de derrumbe o no. Con la lista de la Intendencia, Bomberos hizo un estudio general y no casa por casa, como debería", indicó uno de los residentes.

"Los vecinos están como locos y consternados. No saben qué hacer. No nos queda otro recurso que actuar jurídicamente", sostuvo uno de ellos.

Un residente de la zona estaba haciendo ayer una huelga de hambre en la comisaría de Castillos, luego de que fuera trasladado allí por estar construyendo un muro de contención para evitar que el agua golpeara una casa, dijeron a El País.

"Llegaron los inspectores y le dijeron que no podía hacer eso. Pero el hombre siguió trabajando y fue entonces que se lo llevaron a la comisaría de Castillos", indicaron.

De acuerdo con el relato de los vecinos, mientras un señor estaba llorando al lado de su casa prácticamente destruida, "los funcionarios tomaban fotos a lo poco que quedaba de su casa para luego demolerla".

Ayer, todos los propietarios de las viviendas de la zona costera del balneario habían programado una reunión para decidir qué medidas iban a tomar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados