En Uruguay son pocos los presos mayores de 70 años

INR evalúa en qué centro puede recluir a Amodio

La Justicia le solicitó al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) que informe si tiene un centro de reclusión adecuado para que Héctor Amodio Pérez (78) cumpla su prisión. El inspector Luis Mendoza, quien dirige el INR, le pidió a sus asesores evaluar con urgencia el pedido judicial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El extupamaro fue procesado el lunes; se encuentra en Cárcel Central. Foto: Archivo

Actualmente en el sistema carcelario uruguayo hay menos de 100 presos que superan los 70 años (de los 10.000 presos que tiene el país), entre ellos los militares que cumplen prisión en la cárcel Domingo Arena, y por los que quiso intermediar el expresidente José Mujica para que los mayores de 70 años y con serios problemas de salud pasen a cumplir domiciliaria.

Amodio fue procesado con prisión por la jueza Julia Staricco por reiterados delitos de privación de libertad, fallo que causó polémica entre juristas. Incluso el ministro de la Corte, Ricardo Pérez Manrique, dijo que las detenciones en 1972 eran legales. El extupamaro fue sometido días atrás a un chequeo médico, tras la recomendación de la magistrada en su fallo, para evaluar el estado de salud con el objetivo de considerar la prisión domiciliaria.

El médico forense Guillermo López concluyó que Amodio tiene problemas de salud propios de su edad y no recomendó exclusivamente la prisión domiciliaria, sino que lo dejó a consideración de la jueza Staricco.

El extupamaro, en tanto, continúa en el cuarto piso de Cárcel Central. Hasta el jueves, día en que por primera vez pudo ver a su familia después de nueve días en prisión, solo había estado en comunicación con su defensa.

Según determinó el Ministerio del Interior, ahora puede ver solo a "familiares directos". Sin embargo, Amodio sí recibe todos los días la comida que le lleva su familia, ya que padece diabetes y, si bien no es insulinodependiente, realiza una estricta dieta que no se condice con los alimentos de la prisión.

Staricco, por su parte, deberá expedirse también sobre la apelación que presentó la defensa de Amodio el pasado lunes, en la cual rebate el delito imputado y los argumentos para rechazar la prescripción y amnistía. "Quien cumple una orden de un funcionario estatal que lo determina a colaborar con una detención que en dicho contexto jurídico era lícita, no comete delito de ninguna manera", dice.

Si la jueza rechaza la solicitud de la defensa de "revocar sus actuaciones" y "liberarlo de forma definitiva", para lo cual no hay un plazo estipulado, el caso se elevará al Tribunal de Apelaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados