INN CONTENT PARA MEIKLE BIENES RAÍCES 

Asesor inmobiliario: un rol clave que gana terreno en el mercado

El exceso de información en internet provoca que la asistencia profesional adquiera mayor importancia y se destaque la firma que ofrezca ese servicio

Asesor inmobiliario. Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Elegir la vivienda que se convertirá en tu próximo hogar no es una tarea sencilla. Es una decisión que para muchos es única en la vida, por lo que requiere de tiempo y dedicación para encontrar ese lugar, que es donde uno pasa la mayor parte de su tiempo libre, descansa y comparte en familia.

Para que ese proceso no sea motivo de estrés es esencial contar con un asesor inmobiliario que se encargue de buscar la vivienda que más se adapte a las necesidades de cada persona. A nivel local, la firma familiar con más de 35 años de trayectoria en el rubro, Meikle Bienes Raíces, se distingue por ofrecer desde sus inicios asesoramiento en su servicio.

El exceso de información disponible en internet provoca que la asistencia profesional adquiera una importancia aún mayor. “Hoy la información en la web es tan amplia que si uno no la filtra, se abruma. Ahí es donde el asesor inmobiliario resulta fundamental”, remarcó Ignacio Albanell.

En este punto explicó que el profesional es quien se encarga de indagar en el merado las opciones que existen y cuáles se ajustan a los estándares del cliente para que se sienta a gusto y ahorrándole tiempo de exploración.

Para ofrecer este servicio de forma adecuada es importante conocer a la persona, saber cómo está compuesta su familia, en qué trabaja, qué lugares suele frecuentar y sus intereses. De esta forma, darle una respuesta acorde a sus necesidades, ahondó la directora, María José Albanell.

“Uno se introduce en la casa de la persona, en su familia, en la situación personal en la que se encuentra. Este proceso tiene mucho de asesoramiento pero también de humano. Se genera un vínculo muy fuerte, de confianza”, sostuvo.

Ignacio y María José Albanell, directores de Meikle.
Ignacio y María José Albanell, directores de Meikle. Foto: L. Durán

Este servicio es un gran diferencial, que los clientes lo perciben y aprecian de forma sustancial. “El resultado es muy provechoso. La gente lo valora mucho”, expresó el experto en bienes raíces.

Dado la relevancia que tiene el asesoramiento, consideran que es un servicio que siempre será necesario. “A todas la industrias les está llegando su Uber. Yo creo que el asesoramiento no tiene un Uber. Sí la venta, ya que en el sector inmobiliario surgen innovaciones o plataformas que facilitan la operación, pero a esto le falta el valor fundamental de la expertise profesional. No hay máquina que pueda suplantar esto. Esa parte es clave y es nuestro fuerte”, agregó.

El público extranjero desembarca en el país

En el contexto actual, en el que cada vez más argentinos o empresas de la vecina orilla se interesan por radicarse en el país, este servicio adquiere una preponderancia mayor.

Mudarse a otro país no es fácil, por tal motivo, es crucial este servicio. “El asesor inmobiliario es el primer contacto en un país que no conoce. Es quien lo ayuda ante cualquier inquietud, que no tenga que lidiar con grandes problemas y que no le vendan una cosa que no es auténtica”, contó el director.

Muchos extranjeros arriban a Montevideo con una idea básica de la vida en Uruguay, barrios, educación y negocios, entre otras cuestiones. Es en este punto, en que Meikle se ocupa de relocalizarlos para que su arribo sea lo más ameno posible.

“Tratamos que el extranjero aterrice lo mejor posible”, aseguró María José Albanell. Darle los contactos necesarios para que se instale bien. Recomendarle colegios, clubes, lugares de esparcimiento, según su perfil.

En lo que refiere a barrios, suelen escoger los privados de Canelones o con seguridad en Carrasco. Quienes optan por apartamentos, eligen la zona de Avenida de las Américas, Buceo, Punta Carreta o Carrasco. Tal como en el caso anterior, la decisión final reside en la locación de su trabajo o del colegio de sus hijos. Meikle tiene todas opciones en barrios privados para ofrecerles a sus clientes.

Los barrios con seguridad, los más demandados 

Tanto los barrios privados de Canelones o con seguridad en Carrasco crecen de forma sostenida. “Es una demanda creciente y paralela al mercado inmobiliario, pues aumentó mucho más que el mercado tradicional de Carrasco. Los barrios privados se venden de forma fluida. Sacan nuevas etapas de construcción en los barrios ya consolidados y se comercializan muy rápido”, ejemplificó el director.

En gran medida, esto responde a la calidad de vida que implica vivir en estos barrios. Las personas desean volver al modo de vida de hace 50 años, en las que los niños jugaban en las calles, salían solos y se generaba con los vecinos una comunidad.

“No hay que hacerle programa a los chicos, se hacen solos. Van de una casa a otra, salen a andar en bici, y están contenidos. Esa calidad de vida, sumado a la seguridad, lo convierten en un combo muy atractivo”, remarcó María José Albanell. “Hoy en día en estos barrios se vive el Carrasco de hace 40 años”, remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados