ESTUDIO DE LA UDELAR

Informe ata los resultados PISA al contexto familiar

Dice que no hay diferencias entre públicos y privados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A las mujeres les va mejor en la evaluación, según análisis. Foto: AFP

Un estudio sobre las pruebas PISA confirma que el contexto familiar de los estudiantes es determinante a la hora de conseguir mejores resultados, y que no existe una incidencia en cuanto a si el alumno asiste a una institución pública o privada. También se advierte que a las mujeres les suele ir mejor.

"En las estimaciones presentadas, un entorno económico, social y cultural mayor implica mejores resultados. Por su parte, la brecha en los puntajes aumenta en el caso en que el estudiante sea mujer (se espera un puntaje menor para las mujeres)", señala el informe "Desigualdad de aprendizajes en Uruguay: determinantes de los resultados de PISA 2012", de Andrea Doneschi, publicado por el Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales. El trabajo añade que "los estudiantes que asistieron a algún curso de pre-primaria por más de un año tendrían un puntaje esperado mayor que el promedio" y que si "el estudiante vive con ambos padres, también se produce un aumento en el puntaje promedio".

El trabajo señala que "los estudiantes que se encuentran en un grado menor al modal verían reducido su resultado en una importante magnitud, esperándose un resultado menor mientras más alejado se encuentre el estudiante del grado modal. Los que están en un grado superior, tendrían un resultado promedio mayor".

El dato no es para nada menor, si se tiene en cuenta que uno de los problemas más grandes en Secundaria es justamente el rezago, que se suele producir por la repetición de los alumnos. PISA mide a los alumnos de 15 años, sin importar en que grado estén (deberían estar en bachillerato, pero a veces están en 1°, 2° o 3°).

Público o privado.

El trabajo, que fue hecho con datos de las pruebas PISA hasta 2012 —es decir, no recoge la información de la última edición de las pruebas, cuyos resultados se conocieron el año pasado— estudia las diferencias entre los alumnos que van a instituciones privadas con respecto a los que van a públicas.

El "resultado encontrado es que, una vez que se considera el entorno socioeconómico promedio del centro educativo, los estudiantes de las instituciones privadas no presentan un desempeño significativamente distinto al de las públicas. Esto podría sugerir que, en el caso de Uruguay, la gestión privada no presenta ventajas en cuanto a sus posibles efectos en los logros de los individuos", señala el informe.

"El principal efecto escolar hallado es la media del índice de entorno económico, social y cultural. Por lo tanto, las diferencias en los resultados generados por las características propias de los individuos y sus familias, se verían revalidadas por los centros de estudio", añade. "Además —continúa— se halló un efecto positivo en la relación entre el contexto del estudiante y el de la escuela; si se considera que este último está influido por la composición social del barrio (un 32 % de los centros públicos siempre consideran la residencia en la admisión del estudiante, y un 27% lo considera ocasionalmente), esto podría sustentar la hipótesis de que los centros educativos se encuentran segregados", concluye.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados