Sector cuestiona suba de tarifa y recuerda que ya era la más cara de la región

Industria pone el grito en el cielo

Los sectores productivos tomaron muy mal las recientes decisiones tarifarias del gobierno y, al igual que la oposición, las vieron como un ajuste fiscal encubierto y una oportunidad desaprovechada para trasladar a la población los efectos de la coyuntura muy favorable en materia de generación eléctrica y el derrumbe del precio del petróleo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gasoil es un costo fundamental para el sector agropecuario, que reclama baja mayor.

Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias, dijo a El País que en materia de electricidad "somos el país más caro por lejos en la región". "Estamos ante un hecho consumado. Esta no era la expectativa del sector industrial porque la energía eléctrica es muy importante en la estructura de costos de la industria", señaló. La Cámara de Industrias se reunió con el Ministro de Industria, Roberto Kreimerman, quien señaló que tenía "otras ideas" para mitigar el impacto en el sector industrial. "Pero ahora entró de licencia por dos semanas. El ministro es muy inteligente pero hoy no tenemos interlocutor", señaló Corallo.

En 2013, los grandes consumidores (que son solamente una parte de los usuarios industriales de UTE) representaron el 17,1% de los montos de energía vendidos por la empresa eléctrica en ese año. Y supusieron el 26,1% de la cantidad de energía vendida.

Aunque la cuestionada suba de la tarifa de UTE fue de 6,9% en promedio, fue mayor para la categoría residencial simple y la residencial doble (correspondientes a los hogares) porque llegó a 7,3%. En el caso de la tarifa general (pequeñas y medianas empresas) y grandes consumidores, el alza fue de 6,4%.

El industrial Gabriel Murara, exvicepresidente de la gremial dijo a El País que "tenemos el doble de precio que Argentina Colombia, Estados Unidos España, Brasil". "Era un buen momento para bajar porque el año pasado fue casi el de mayores lluvias en un siglo y estaban entrando las fuentes renovables y aun con la rebaja de 5,5% del año pasado estábamos carísimos", comentó.

Para Murara "no es de recibo" que el gobierno argumente que las tarifas eléctricas subieron menos que la inflación en 2014. "¿No podemos mejorar y rebajar? ¿No le piden más productividad al sector privado?", se preguntó. El industrial comentó también que, pese a que se ha discutido en algunas oportunidades, "no hay nada para alentar el consumo los fines de semana en la industria".

"Uruguay va a tener energía eléctrica y va a tener gas natural pero el tema serán los costos y ya venimos con un problema histórico que lleva diez años", sostuvo Murara.

Algunos sectores industriales son particularmente intensivos en el uso de la energía eléctrica como el químico, el siderúrgico y las plantas de fabricación de celulosa.

Buscando opciones.

En la segunda mitad del año estarán operativos los primeros contratos entre empresas privadas y generadores de energía eléctrica también particulares que la recibirán a través de las líneas de UTE, previo pago de peajes. De esta forma, las empresas ya no estarán tan condicionadas por las necesidades financieras de UTE o las fiscales del gobierno, explicó a El País José Luis Pou, que ha actuado como consultor en estos proyectos.

La generación de electricidad hace más de 10 años que está desmonopolizada pero recién hace dos se fijaron los peajes necesarios para que las transacciones puedan comenzar a realizarse. Los peajes fueron fijados en un nivel que permite que se puedan comenzar a hacer negocios aunque tienen margen para bajar, consideró Pou. La transmisión y la distribución de energía siguen siendo un monopolio de UTE.

Los proyectos están vinculados a la energía eólica y a la biomasa y son impulsados por asociaciones de empresas privadas y extranjeras. Las fuentes renovables de energía (eólica, solar, con generación en base a biomasa) han incrementado su participación en la oferta energía eléctrica uruguaya que durante décadas descansó básicamente en las represas y en las centrales de respaldo que utilizaban fueloil y gasoil.

En una primera etapa la incidencia de estos contratos será mínima pero "principio tienen las cosas", comentó Pou.

Los impulsores de estas iniciativas han encontrado buena receptividad en los representantes del próximo gobierno, aseguró.

La regasificadora que está construyendo el gobierno frente a Puntas de Sayago debería estar operativa este año e incrementará la disponibilidad de gas natural para uso industrial, de UTE y para eventualmente, la exportación a Brasil y Argentina. Hasta ahora, la construcción del gasoducto Buenos Aires-Montevideo no supuso la adopción masiva del gas natural a nivel industrial en parte como consecuencia de que en invierno Argentina le da prioridad a satisfacer su demanda interna y corta el suministro.

REACCIONES A LAS TARIFAS

ARU: "Baja de combustibles fue solamente simbólica"

Estamos ante un ajuste fiscal encubierto para la población. La rebaja de los combustibles fue simbólica", opinó el presidente de la Asociación Rural, Ricardo Reilly. "Lo que pedimos no es ya que se bajen impuestos sino que se trasladen al consumo las mejoras" que suponen la baja del petróleo y de los costos de generación de UTE. Como consecuencia, se abaratarían fletes y costos. La caída del 60% en seis meses del petróleo debería traspasarse al sector productivo que sufre la caída en los precios de los granos, la soja y los productos lácteos, comentó Reilly.

Industria. UTE podrá premiar eficiencia energética

Exhórtase a UTE a destinar durante el ejercicio 2015 hasta un total de US$ 7,5 millones para el otorgamiento de beneficios comerciales que premien las medidas de eficiencia energética desarrolladas en el sector industrial por intermedio de una reducción temporal en su factura eléctrica", dice el decreto que establece el aumento tarifario. Gabriel Murara, exvicepresidente de la Cámara de Industrias, dijo que están extendidas en el sector manufacturero todo tipo de medidas de ahorro en el uso de la energía eléctrica.

Ruralistas. Es más barato traer productos refinados

No pensé que el ministro fuera a contestar. La idea fue poner el tema sobre la mesa", dijo en diciembre el presidente de la Asociación Rural, Ricardo Reilly, cuando el ministro de Economía, Mario Bergara, cuestionó un estudio de la gremial que calcula que se podrían haber ahorrado US$ 167 millones en 2014 si se hubiese importado directamente combustible refinado. También advirtió que del sector productivo salen $ 3,42 por litro de gasoil que se destinan a un fideicomiso que apunta a que no suba el costo del boleto, lo que constituye un subsidio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)