INTERNA DEL PARTIDO COLORADO

En la incertidumbre colorada, Rapela es la diputada a sumar

Varios quieren su concurso, pero ella está independiente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La diputada tiene una banca y hoy está independiente. Foto: Darwin Borrelli

La compleja situación política interna que vive desde hace tiempo el Partido Colorado, que según coinciden todas las encuestas no consigue crecer en la intención de voto, abre espacios hoy para que la banca que ocupa la diputada Valentina Rapela sea el objetivo de varios que buscan un realineamiento de fuerzas.

Desde dentro del partido e incluso desde fuera, sectores políticos ven a Rapela con la interesante perspectiva de sumarla, confiaron a El País fuentes políticas. En ella ven a una persona joven, renovadora de la política tradicional colorada, y con un perfil de trabajo ya definido en el Parlamento, particularmente con los temas sociales.

Ella, por ahora, tras el episodio de separación de la lista colorada 505, por la que fue electa en Vamos Uruguay, está siendo enfocada por este sector del senador Pedro Bordaberry para volver a incorporarla, por la nueva agrupación colorada Batllistas Orejanos (BO) del diputado Fernando Amado, y hasta por el empresario Edgardo Novick que ya tiene en la Junta Departamental al edil Gustavo Zúñiga, que se fue con ella del grupo 505.

Rapela llegó al Parlamento al ganar una banca en la Cámara de Representantes por Vamos Uruguay en febrero del año pasado.

Pero a poco, ese año tomó el mismo camino que sus compañeros Ope Pasquet, Fernando Amado y Guillermo Facello. Con el tiempo el diputado Pasquet hizo un acuerdo con el sector Espacio Abierto, que lideran los diputados Tabaré Viera y Conrado Rodríguez y el intendente de Rivera, Marne Osorio. Facello se fue con Novick dejando incluso al partido con una banca menos. Y Amado se abrió de Bordaberry anunciando hace pocas semanas la formación de un grupo propio.

La diputada Rapela dijo a El País que con Zúñiga el propósito de ambos es armar un grupo dentro del Partido Colorado, por lo que la posibilidad de irse con Novick se alejaría. Podría, entonces, estar más cerca de permanecer independiente, volver con Bordaberry o aliarse con Amado. Pero una definición en este sentido no se tomará en lo inmediato, dijeron los informantes.

A mediados de agosto, la legisladora y el edil Zúñiga se desvincularon de su agrupación en una situación que no dejó buenas secuelas.

Un comunicado de la lista 505 señaló que Rapela se alejó del sector sin comunicar en qué condiciones quedaría la situación laboral de quienes le prestaban servicios de secretaría en su despacho, lo cual provocó una serie de situaciones delicadas que fueron siendo superadas en las semanas siguientes.

En estos momentos hay un reclamo laboral en el ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) entre las partes.

De fuentes cercanas a la legisladora se adelantó a El País que ella podría presentar un reclamo ante el comité ejecutivo nacional (CEN) partidario para que se analice la ética de su proceder y el del conductor de la lista 505 Guzmán Ifrán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)