FOTOGALERÍA

Inauguraron la capilla de las familias en el Prado

El santuario fue consagrado a los padres de Santa Teresita; se ubica en el predio del Proyecto Renacer.

Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna
Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición. Foto: A. Colmegna

El año pasado, al cumplir dos décadas, el Proyecto Renacer que dirige el sacerdote carmelita Gustavo Larrique, tenía entre sus metas inaugurar, en este 2016, un Santuario de las Familias en el fondo de su sede, ubicada en la calle Dufort y Álvarez, en el Prado.

Aquel sueño quedó cumplido en el mediodía de ayer cuando el cardenal Daniel Sturla presidió la misa y bendijo la capilla creada en una caballeriza del siglo XIX, de estilo normando, restaurada de modo sobrio, dejando a la vista los ladrillos de las paredes y generando un entrepiso de madera para aumentar la capacidad en los laterales.

La capilla está consagrada a Celia Guérin (1831-1877) y Luis Martin (1823-1894) , padres de Santa Teresita, el primer matrimonio canonizado en la historia de la Iglesia, (por el papa Francisco) en una única ceremonia, hecho que se dio en 2015, dentro del marco del Sínodo de la Familia.

En la celebración de ayer también fueron entronizadas las reliquias de primer grado (fragmentos del cuerpo) de los padres de Santa Teresita, que llegaron el pasado lunes directamente del Santuario de Alençon (Normandía, Francia).

Hasta el predio del Prado llegaron decenas de creyentes, entre ellos figuras públicas como María Auxiliadora, esposa del presidente Tabaré Vázquez, o el ingeniero agrónomo Guzmán Telechea, ex presidente de la Asociación Rural.

En busca de luz.

Luego de la eucaristía, los asistentes a la fiesta, procedentes de distintos puntos del país así como desde Italia, Francia, Argentina y Paraguay, compartieron un almuerzo.

Para hacer posible la obra inaugurada se contó con el apoyo de allegados, socios colaboradores e integrantes del Proyecto Renacer, una asociación civil sin fines de lucro dedicada desde 1995 a la rehabilitación de personas de distintas edades y familias en situación de drogodependencia.

Para eso cuenta con un equipo integrado por sacerdotes, educadores, terapeutas, médicos psiquiatras, una asistente social y también con un grupo de voluntarios.

Una fiesta que celebró la vida con misa y bendición.

Una imagen gigante de Celia Guérin y Luis Martin, matrimonio cristiano, padres de Santa Teresita del Niño Jesús, aparece desde las alturas del entrepiso de madera dominando la capilla del Prado, ayer inaugurada con la misa presidida por el cardenal Daniel Sturla y su posterior bendición. Santa Teresita había nacido en 1873 y murió en 1897. Fue una religiosa carmelita descalza francesa, declarada santa en 1925 y proclamada doctora de la Iglesia en 1997 por el Papa Juan Pablo II, coincidiendo con la conmemoración del centenario de su fallecimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados