Experto: “Gardel no vería bien” que una pareja del mismo sexo baile tangos

IMM suspendió Milongas del Entrevero hasta el 11 de abril

La Intendencia Municipal de Montevideo suspendió por tres domingos, hasta el próximo 11 de abril, el uso de la Plaza Fabini a la agrupación "Yunta Brava", debido al conocido incidente del pasado fin de semana, cuando los permisarios del espacio público prohibieron a dos mujeres bailar en pareja.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
IMM pidió a Prates que admita el error y que "participe de las acciones de políticas de género e inclusión".

La resolución de la IMM incluye solicitar a los organizadores "que hagan público el reconocimiento del error cometido" y que participen "de acciones de formación en políticas de género e inclusión, las cuales serán coordinadas por la Secretaría de la Mujer" de la comuna.

Además, decidió que en el lapso entre el dictado de la resolución y la reanudación de las actividades, "se definirán las condiciones y el formato sobre el cual se trazará el diseño de las acciones a ser llevadas a cabo en el futuro bajo supervisión del Programa Tango en Obra, de la División Promoción Cultural del Departamento de Cultura" de la IMM.

La resolución fue comunicada a Graciela Otero y Daniel Prates, los responsables de Yunta Brava, el grupo que desde hace años organiza las "Milongas del Entrevero" en esa plaza.

Prates, que se mostró abatido tras ser informado de la resolución, dijo a El País que están analizando los pasos a dar y que pondrán un abogado ante la posibilidad de que las mujeres involucradas inicien acciones legales en su contra.

Lucía Conde y Florencia Veiro, las dos jóvenes a las que no se les permitió bailar en pareja, no tienen decidido si presentarán alguna acción legal.

Tras la resolución de la IMM, un grupo de organizaciones sociales decidió mantener la convocatoria a concentrarse el próximo domingo en la misma plaza, bajo la consigna Milonga Inadecuada. "La idea es crear un espacio de integración pacífico y sin violencia. La intención no es que se elimine esta milonga, sino que haya una reflexión tras la ocurrido", dijo Denisse Legrand, integrante de la organización Proderechos y funcionaria del Mides.

El Mago.

La polémica sobre el incidente en la Plaza Fabini llegó a Tacuarembó, tierra de Carlos Gardel, donde el principal referente del tango, Javier Meneses, dijo entender la situación que vivió el público que normalmente asiste al lugar, pero destacó que no comparte su reacción.

Meneses, director de la academia Zorzal Criollo y exsecretario de la Federación Uruguaya de Tango, dijo a El País que seguramente Carlos Gardel "no vería con buenos ojos" que hombres o mujeres bailaran tango en pareja. "Indudablemente, Gardel no aceptaría una situación así, porque se vivía en una sociedad mucho más machista que la de hoy", explicó.

Dijo que no vería mal que a la academia de tango que él dirige se integren parejas de hombres o mujeres para participar, y agregó que no existe ninguna reglamentación que prohíba a una pareja del mismo sexo participar de un concurso de tango a nivel nacional o internacional.

A Meneses, la polémica instalada no le sorprendió, pues es consciente de que el público habitual participante de las "Milongas del Entrevero" está compuesto por adultos mayores, "por lo cual me parece normal que reaccionen así; pero para mí no debería haber ese tipo de discriminación", remarcó. Contó que en Buenos Aires es normal, y no sorprende, ver parejas de un mismo sexo bailando tango.

"En lo personal, si van a mi academia de tango a bailar yo no los discriminaría, porque tenemos que adecuarnos a los nuevos tiempos y porque el tango es para todos", expresó.

Heterosexual.

En tanto, el escritor y periodista Nelson "Laco" Domínguez, profundo conocedor del tango, dijo que el baile entre un hombre y una mujer "es lo tradicional en el tango, que es un baile de pareja heterosexual".

Sobre el caso de la Plaza Fabini, consideró que se generó "una polémica sin mucho sentido"; precisó que "no es usual que dos mujeres o dos hombres se pongan a bailar una milonga". Según Domínguez, la diversidad sexual "en la poética tanguera nunca apareció con nombre propio, quizás alguna ironía", pero agregó que el tango "es mutante y en los últimos 10 años tuvo muchos cambios".

"Si a dos mujeres se les da por salir a bailar, mientras no se metan con nadie, tienen todo el derecho de hacerlo", aclaró.

Navarro: "La música no tiene sexo".

"Repudio profunda, y hasta asquerosamente la actitud de esta gente con las chicas que fueron a bailar. Creo que cada uno baila con quien se le cante y nadie es quién para decirle con quién, sea tango, folklore o el genero que se te ocurra", dijo la cantante Mónica Navarro.

"Si vas a una milonga, es habitual ver a dos mujeres o dos hombres bailando. Me descolocó lo que sucedió y ojalá no vuelva a suceder", afirmó. Dijo no entender "lo que puede despertar en una persona una reacción tan violenta por ver bailar a dos personas del mismo sexo".

Trazó un paralelismo entre lo ocurrido y el canto en el tango, donde "siempre hubo muchas voces femeninas". "Hay quien dice que el tango está hecho para ser cantado por los varones y permitime que me ría, porque ¿quién marca una pauta de que esto lo puede cantar un hombre y esto una mujer? La música no tiene sexo", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados