Este mes hubo tres cuidaparques agredidos por querer evitar vandalismo

IMM invierte $ 80 millones por año en vigilar parques

Montevideo empezó teniendo cuatro espacios públicos con cuidaparques en 2007 y hoy son 20 plazas y parques de la ciudad vigilados por nueve cooperativas, contratadas por la Intendencia, en las que trabajan unas 200 personas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cuidaparques constatan mucho vandalismo contra los juegos. Foto. L Carreño

La Intendencia pasó de invertir 12 millones de pesos anuales en el cuidado de espacios públicos, en 2007, a 80 millones de pesos en la actualidad, informó a El País Álvaro Paciello, director de Espacios Públicos de la comuna.

Los cuidaparques tienen la tarea de cuidar los monumentos, el mobiliario de las plazas y parques, informar a la gente de las prohibiciones que existen en los espacios públicos, como la de circular con motos y la de andar con animales sueltos, entre otras. Además, en el Parque de la Amistad, el primer espacio público inclusivo de la ciudad, hay una prohibición especial: no se puede fumar, pese a que es un lugar al aire libre.

Federico Lezama, director de la Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad, dijo que "no se puede fumar, no se puede ingresar con animales, salvo que sean perros de asistencia. No se puede fumar porque es un espacio para niños y no nos parece adecuado estimular el consumo de tabaco en ese lugar. También hay un tema de limpieza con el cigarro".

Nathaly, cuidaparque del Parque de la Amistad, dijo que la mayoría de la gente acepta que no se pueda fumar.

Flavia Loi integra la cooperativa "A pesar de todo", que se encarga del cuidado del Parque de la Amistad, de la escultura "Greetingman" en la Plaza de la República de Corea, y de la Fotogalería de calle Piedras.

Loi dijo que hay gente que confunde la tarea del cuidaparques "con un servicio de vigilancia o de seguridad, pero ese no es el fin. Es un trabajo educativo para que las personas empiecen a cuidar los espacios públicos".

Los cuidaparques trabajan las 24 horas del día, los siete días de la semana. No tienen armas, ni tampoco pueden aplicar multas.

Agresión.

Si bien la mayoría de la gente acepta con tranquilidad las observaciones que los cuidaparques les hacen, hay quienes se resisten, incluso este mes hubo tres casos de agresiones físicas a cuidaparques en la plaza Varela, en la plaza de los Treinta y Tres y en el callejón de la Universidad de la República.

Los cuidaparques fueron agredidos al intentar evitar que se hiciera un graffiti y que se vandalizaran los baños y sus casetas. "En un caso hubo golpe de puño, en otro un empujón y en el tercero el cuidaparque se cortó las manos al tratar de detener una vandalización", contó Paciello. La Intendencia denunció lo ocurrido a la Policía.

Si bien es un "tema no menor, son excepciones", agregó.

Los cuidaparques están conectados con los móviles de la Intendencia que hacen una inspección 24 horas y con el 911 al que se comunican en un caso de emergencia, explicó Paciello.

Robos.

"Años atrás tratabas de pasar rapidito por la plaza Treinta y Tres por los robos y porque había mucha prostitución, eso ya no se ve tanto", dijo Loi. "Cuando comenzaron a hacerse los trabajos de cuidaparques se veían varios robos por día en los espacios públicos, ahora es raro que veas uno en el día", agregó.

Loi afirma que "la imagen del parque cambió muchísimo porque ahora no es tierra de nadie. No vas a ver tanta gente durmiendo en las plazas, en la plaza Cagancha en las fuentes la gente lavaba la ropa, había tendederos, eso ya no existe".

Sindy Silva, cuidaparque de la cooperativa Coopseur, encargada de controlar el Parque Seregni, afirmó que ella no presenció ningún robo en el espacio público; sin embargo, aseguró que hay mucho vandalismo contra los juegos.

Héctor Romero Cabral, de la cooperativa Manur, encargada del cuidado de la plaza Independencia, dijo que con las cámaras de vigilancia bajaron los robos en ese espacio público.

Los cuidaparques también evitan que la gente duerma en los espacios públicos, se acercan a quienes están en situación de calle y les dan la dirección de los refugios del Ministerio de Desarrollo Social o llaman ellos a los alojamientos de esa secretaría de Estado, dijeron Loi y Romero Cabral.

Cuidaparques asesoran a los turistas en la Ciudadela.


Los cuidaparques de la plaza Independencia tienen más contacto con los turistas que sus colegas de otros espacios públicos de Montevideo, debido su ubicación cercana a la Puerta de la Ciudadela y a la Ciudad Vieja. Es por eso que también tienen la tarea de asesorar a los extranjeros.

Héctor Romero Cabral, de la cooperativa Manur, dijo que "al turista se le da mucha información, te preguntan por los edificios, sobre todo por el Palacio Salvo. Nosotros estamos preparados, personalmente hice un curso corto de portugués que me permite tener una conversación más fluida con ellos".

Desde hace dos años la Intendencia tiene un acuerdo con el Instituto del Cooperativismo (Inacoop) que permite capacitar a los cuidaparques. Los cursos que han tenido incluyen portugués.

Además, la Intendencia, la Inacoop, el Ministerio de Trabajo y UTU están trabajando para definir un perfil de cuidaparque para crear un curso de cuidaparque urbano, dijo Álvaro Paciello, director de Espacios Públicos.

SABER MÁS

Los 20 espacios públicos que tienen cuidaparques.


Los 20 espacios públicos de Montevideo que tienen cuidaparques son: la plaza Zabala, la plaza Matriz, la plaza Independencia, en el callejón de la Universidad de la República, en el Parque Líber Seregni, en la plaza Varela, la escultura "Greetingman" en la plaza de República de Corea, en el Museo de la Memoria, en el Jardín Japonés, en el parque Prado, en las tres fotogalerías de Montevideo (Prado, Parque Rodó y Calle Piedras), Vaz Ferreira, el Parque Rodó, Tres Ombúes, Casavalle, Alba Roballo, Monte de la Francesa y Parque de los Fogones.

En la oficina de los cuidaparques del parque Líber Seregni hay una docena de documentos perdidos que están en exhibición en la ventana por si sus dueños van a buscarlos. Entre la documentación figuran al menos tres tarjetas de crédito, una licencia de conducir de una joven de Alabama, Estados Unidos, una credencial de un ciudadano brasileño, varias cédulas de identidad, libretas de conducir y tarjetas del transporte urbano de pasajeros. Las cuidaparques que estaban ayer de tarde en el parque contaron a El País que rara vez van a retirar esos documentos perdidos, pero que ellas han ubicado a sus dueños a través de la red social Facebook.

El Parque de la Amistad tiene juegos para niños discapacitados. Fue inaugurado en marzo y desde abril se realizan visitas guiadas, a cargo de un equipo de docentes. Las visitas duran entre una hora y media y dos horas. Son gratuitas. Desde abril a julio el espacio público inclusivo recibió la visita de 100 instituciones, dijo el director de la Secretaría de Gestión Social para la Discapacidad de la comuna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)