Señala que no hay irregularidades en vertedero de basura

IMM archivó denuncia sobre restos humanos

la Intendencia de Montevideo dio por concluida la investigación administrativa que inició a partir de la denuncia sobre la aparición de restos humanos, animales muertos y ataúdes en el vertedero de basura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Municipales denunciaron varias veces las condiciones laborales y las carencias edilicias.

En una resolución firmada por el director de Jurídica de la IMM, Ernesto Beltrame —quien fue confirmado ayer en el cargo por el intendente electo Daniel Martínez—, se clausuraron las actuaciones "sin atribución de responsabilidad de ningún funcionario".

En agosto del año pasado, y luego de realizarse una investigación "de urgencia" sobre los hechos denunciados, el Departamento de Gestión Humana y Recursos Materiales de la IMM encomendó a la Unidad Sumarios la realización de una investigación más profunda "a fin de deslindar las responsabilidades que pudieran surgir".

Como diera cuenta El País, a fines de agosto de 2014, la intendenta Ana Olivera encomendó una investigación administrativa para aclarar porqué llegan restos humanos, animales muertos y ataúdes al vertedero de basura, denuncia que fuera realizada por Adeom en la Junta Departamental.

Tras el reclamo de los trabajadores y la repercusión mediática que tuvo el tema, ediles de los tres partidos políticos enviaron una carta a Olivera, solicitándole que interviniera.

En la misiva, señalan que "dadas las características de lo que constituiría una circunstancia anómala y con eventuales derivaciones en diferentes planos de la gestión de la administración, así como intervención de la Justicia Penal, en caso de verificarse los extremos aludidos, se ha entendido imperioso poner en conocimiento del Ejecutivo comunal esta situación a los efectos de habilitar las acciones pertinentes. En tal sentido, se solicita que esa Intendencia disponga una investigación de urgencia e informe a esta Junta en el plazo de 72 horas si existiese denuncia de los hechos aludidos",

Conclusiones.

El cierre de las actuaciones aclara que "es de competencia del servicio involucrado (la usina de basura) la destrucción de féretros", así como "el enterramiento de animales muertos". Asimismo, concluye que los restos humanos hallados (la denuncia se sustenta con fotografías) son "residuos hospitalarios", cuyo tratamiento "es realizado por una empresa privada que los recolecta, los somete a un tratamiento y finalmente los traslada al Servicio de Disposición Final para su destrucción, conjuntamente con el resto de residuos".

El año pasado, la Intendencia decidió rescindir el contrato que tenía con una de las empresas que se encargaban, desde hace años, del tratamiento de residuos hospitalarios. Estas empresas trasladan decenas de miles de tarrinas de desechos de hospitales por mes hacia Camino Oncativo y Camino Cepeda, donde se encuentra el área de tratamiento.

Allí, los materiales son compactados o triturados mediante distintos procedimientos y —sobre todo— esterilizados, para luego darles disposición final en la usina de basura, donde son enterrados. De acuerdo a los protocolos de tratamiento, nunca deberían llegar miembros humanos al vertedero en el que trabajan los funcionarios, como se aprecia en, al menos, una de las fotografías que acompaña la denuncia realizada por Adeom.

Algo que no debería pasar.

El tratamiento de los desechos hospitalarios se hace utilizando el proceso de autoclave: los residuos se exponen a altas temperaturas mediante la inyección directa de vapor saturado a presión, con el que se destruye toda forma de vida. La esterilización es fundamental, ya que no se trata solamente de jeringas o gasas, sino también de restos humanos. Nunca deberían llegar restos humanos sueltos al vertedero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)